imagotipo

Consideraciones

  • Aarón Irizar López

  • Aarón Irízar López
  • COP 13 2016: Un logro más de la diplomacia mexicana en favor de la Biodiversidad Biológica

El 17 de diciembre concluyó la decimotercera Conferencia de las Partes sobre Biodiversidad de las Naciones Unidas (COP13), la cual fue celebrada en Cancún, México, con la participación de los representantes de 167 países, de la academia, sociedad civil, organismos internacionales y no gubernamentales.

La Conferencia de las Partes es el principal órgano de Gobierno de numerosos acuerdos internacionales relativos al cuidado de la biodiversidad, entre ellos del Convenio sobre la Diversidad Biológica de las Naciones Unidas (CBD), cuyos principales objetivos son la conservación de la diversidad biológica, la utilización sostenible de sus componentes y la participación justa y equitativa en los beneficios derivados de la utilización de los recursos genéticos.

El tema central del importante evento fue “Integrando la Biodiversidad para el Bienestar”, lema a través del cual se buscó establecer las bases para que los sectores productivos integren a la biodiversidad como parte fundamental para su funcionamiento, promoviendo así su cuidado. Los debates se centraron particularmente en los sectores agrícola, forestal, pesquero y turístico, siendo que estos interactúan con mayor intensidad con los ecosistemas.

A partir de la integración de la biodiversidad con la actividad productiva de estos sectores se busca evitar, reducir y mitigar los efectos negativos que tienen en los ecosistemas y mantener su conservación. El equilibrio entre la actividad humana y la biodiversidad es posible y fundamental para la conservación de nuestras riquezas naturales y el bienestar de nuestra sociedad.

Entre los logros alcanzados en la reunión se encuentra la Declaración de Cancún, documento suscrito por los ministros de los países participantes y con lo cual se comprometen a integrar la biodiversidad dentro de sus modelos de desarrollo y producción, creando un marco institucional y legal que respeten el cuidado al medio ambiente y la biodiversidad. Se acordó promover prácticas intersectoriales que contribuyan a crear prácticas sostenibles que mantengan y recuperen la salud de los ecosistemas.

También se estableció un Plan de Acción 2017-2020 para mejorar las capacidades de aplicación del CBD, sus protocolos y para el cumplimiento de las Metas de Aichi, las cuales buscan detener la pérdida de diversidad biológica y crear ecosistemas resilientes, y que deben alcanzarse para el año 2020.

A nivel nacional también se dieron logros importantes en el marco de la COP13, entre estos destaca el decreto de cuatro nuevas Áreas Naturales Protegidas (ANPs), con lo que se cumple la meta 11 de Aichi referente a la protección de ecosistemas marinos. Asimismo, se decretó la creación de cinco nuevas zonas de salvaguarda, en las que se prohíbe la exploración y extracción de hidrocarburos.

Se presentó la Estrategia Nacional de Biodiversidad hacia el 2030 y la Estrategia de Turismo Sustentable en Áreas Naturales Protegidas, documentos que sientan las bases para promover la protección de nuestros ecosistemas, sus especies, y hacer del turismo un impulsor de la conservación biológica en beneficio de la población.

También se presentó un Acuerdo para proteger a la Selva Lacandona, evitando exploraciones y explotaciones de hidrocarburos y minas.

Con estas acciones, México reafirma su papel como un actor con responsabilidad global y un referente a nivel internacional en temas relativos a la protección al medio ambiente y la biodiversidad biológica, además de las importantes contribuciones para la conservación de los ecosistemas y especies mexicanas.
* Senador de la República por el

Estado de Sinaloa.

Twitter: @AaronIrizar

https://www.facebook.com/aaron.irizarlopez