imagotipo

Constitución: ley sin contexto

  • Jorge Schiaffino

Se ha elaborado una Constitución Política Local, resultado de una reforma necesaria y al mismo tiempo limitada. Una izquierda autocomplaciente que se quiere apropiar de un hecho histórico, cuando en la realidad ha demostrado en 20 años de Gobierno la incapacidad para gobernar sin los esquemas del partido hegemónico y la regencia.

Dicen que las fuerzas sociales y vanguardistas, han logrado un texto único y de avanzada, dicen que no ha existido otro ejercicio similar en otra parte del mundo y todo es gracias a las fuerzas progresistas.

Ignorantes de la realidad, por ejemplo como se heredan los cargos entre hermanos, esposos, concubinas, hijos. Alegando un sistema de Gobierno moderno y ciudadanizado, dejando de lado las ligas, la opacidad de los segundos pisos, los fraudes en la línea dorada. Una izquierda que no se asume como el único actor y factor de cambio, cuando en realidad sufren de caudillismos efímeros y desmemoriados de sus hierros en el Gobierno.

En 20 años  Cárdenas, Rosario Robles, López, Encinas, Ebrard y Mancera, nunca tomaron medidas administrativas democráticas o tendientes a descentralizar presupuestos, decisiones, programas y acciones a favor de la ciudadanía, todo lo contrario. Limitaron aún más a las delegaciones y hoy muy pomposamente, nos hablan de modernidad al llegar las alcaldías.

Desde la Asamblea Legislativa, las mayorías de izquierda han solapado los grandes fraudes de las administraciones y han financiado los movimientos sociales para enfrentarse con los Gobiernos de la República. Las perversiones de las tribus de izquierda son marca registrada de ineptitud, corrupción y populismo en delegaciones donde la calidad de vida en lugar de mejorar, empeora, léase: Iztapalapa, GAM, la zona alta de Álvaro Obregón, Milpa Alta, Xochimilco. Donde los pueblos y barrios originarios han sufrido de la ignorancia y soberbia de los jefes delegacionales, situación que ni la misma Constitución podrá evitar.

Por otro lado, resultaba inevitable sostener un marco jurídico lejano a la realidad social, económica y política de la Ciudad, destrozada la izquierda por sus ambiciones de grupo, ya sin proyecto y solo victimas de su ambición, han tenido que buscar espacios de poder, los que sean para acomodarse e intentar sobrevivir de las luchas entre PRD, Morena, Padierna, Bejarano y los Chuchos, más los pandilleros de las 16 delegaciones. Gángsters de poca monta, especialistas en servirse del clientelismo y de la necesidad de muchos capitalinos que de buena fe les creen hasta que los roban y los siguen hundiendo en la miseria.

Una Ley sin contexto social, una Constitución que está lejana al menos en su génesis de los ciudadanos, Una Ley que ha generado dudas y expectativas bajas, Una Ley que muchos piensan manipulada y sin atender las enormes deudas de la izquierda que en 20 años sigue presentando un proyecto desdibujado y famélico.

20 años y una Ley sin contexto.
Jorge Schiaffino Isunza

Exlegislador

jorgeschiaffinoisunza@yahoo.com.mx