imagotipo

Consumir marihuana no es cosa de juego | De carne y hueso | Sonya Valencia

  • De carne y Hueso: Sonya Valencia

LA MARIHUANA ocasiona daños a la salud, eso está más que demostrado

LA MARIHUANA ocasiona daños a la salud, eso está más que demostrado

En días pasados la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) de la Secretaría de Salud fue notificada por el Poder Judicial de la Federación de la sentencia dictada el pasado 4 de noviembre por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al resolver el amparo en revisión 237/2014, mediante el cual cuatro personas impugnaron la Ley General de Salud para poder consumir marihuana con fines lúdicos y recreativos.

A partir del momento en que la Cofepris fue notificada, tendrá diez días hábiles para cumplir con el mandato de la Suprema Corte y entregar a estas cuatro personas las autorizaciones para el consumo personal de marihuana con fines lúdicos y recreativos.

Lúdicos y recreativos, son palabras muy usadas para incentivar a los niños a que jueguen. Actividades lúdicas, dicen algunos programas de estudio de kínder. Se me antoja que cuando un pequeño escucha lúdico, viene a su mente cualquiera de esas actividades divertidas que desarrolla en la escuela o en su casa. Más que el estar a favor o en contra de la legalización de la marihuana, lo que si no me parece para nada es utilizar el adjetivo lúdico, y déjenme decirle por qué.

El diccionario de la Real Academia Española define la palabra lúdico como: “perteneciente o relativo al juego”. El término definitivamente no está bien usado porque pudiera parecer un mensaje para que los niños, que identifican la palabra con una actividad para ellos, piensen que la marihuana es sinónimo de juego, algo que se fomenta en la niñez.

La marihuana ocasiona daños a la salud, eso está más que demostrado. En fecha reciente el portal de internet saludcronica.com, publicó un artículo titulado “La marihuana daña una estructura cerebral clave”, en él se dice que aunque anteriormente se sabía que el uso excesivo de la marihuana se asocia a un mayor riesgo para la psicosis, ahora un nuevo estudio revela que su uso frecuente causa daños a una parte clave del cerebro que ayuda a la comunicación entre los hemisferios derecho e izquierdo, independiente de la psicosis que se ha dicho que causa.

La investigadora principal del estudio, la doctora Paola Dazzan, del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia en el Kings College de Londres, en el Reino Unido, y sus colegas, publican sus hallazgos en la revista Psychological Science.

En Estados Unidos, la marihuana es la droga ilegal más consumida y está ganando terreno el skunk, una forma más potente de cannabis. No solo su olor es más fuerte, sino que contiene niveles más altos de su principal ingrediente activo, delta-9-tetrahidrocannabinol (THC), que según el National Institute on Drug Abuse, su consumo puede desencadenar algunos síntomas esquizofrénicos.

Pues bien, los estudios realizados por estos científicos de Reino Unido, han asociado el uso de cannabis skunk con un mayor riesgo de psicosis, término usado para describir las alucinaciones y delirios que surgen en algunos trastornos mentales, como la esquizofrenia.

Y quien pueda tener duda de ello, le puede preguntar sobre los efectos del skunk a los consumidores de marihuana, yo lo hice y respuesta fue: “sí, fumé una vez el skunk y sí pega muy fuerte”.

¿Legalizar o no? eso es cosa de las autoridades, lo que yo considero que hay que tener muy en cuenta como sociedad es que hay que informar constantemente a la población sobre lo que realmente hace a la salud el consumir marihuana, y, sobre todo, no manejar el término “lúdico” para referirse a la autorización de su uso. Consumir marihuana no es un juego, es algo que puede traer consecuencias, y graves, a la salud.

/arm