imagotipo

Contaminación / Punto de Vista / Jesús Michel Narváez

  • Jesús Michel

¡Falló la Secretaría del Aire!

Malas condiciones atmosféricas y quema de llantas y cohetes arrojados al cielo con motivo de la Noche Buena y la Navidad, propiciaron que la Zona Metropolitana del Valle de México fuera declarada en precontingencia y se cancelara la diversión de acudir a la pista de hielo del Zócalo Capitalino o hacer ejercicio al aire libre.

Como de costumbre, fue la ciudadanía la responsable, de acuerdo con Beatriz Cárdenas, funcionaria de la Comisión Ambiental Metropolitana del Valle de México, porque no atendió, como nunca lo hace, las indicaciones de no realizar fogatas ni hacer estallar cohetes.

Junto con la “irresponsable actitud” de los ciudadanos, cooperó la condición atmosférica que no fue nada saludable. No obstante que la noche del 24 hubo Luna Llena y que todavía la del 25 estaba en todo su apogeo, la precontingencia ambiental hizo de las suyas e impidió que en algunas zonas de la capital del país se observara.

El hecho no corresponde a las declaraciones triunfalistas que se han producido de parte de las autoridades locales, que insisten en que la contaminación se ha reducido, aunque por el Reglamento de Tránsito ahora se multipliquen los congestionamientos y que el control que se tiene sobre las industrias ubicadas en el Valle de México es absoluto. Como quiera verse, por ejemplo, hubo reclamos de quienes fueron a patinar o a los bosques de Chapultepec o al de Tlalpan.

Y es que, sin duda, en la Secretaría del Aire se fueron de vacaciones.