imagotipo

Convención Bancaria / Horizonte Económico / Miguel González Ibarra

  • Horizonte Económico / Miguel González Ibarra

  • El sistema bancario del país tiene solidez para enfrentar la volatilidad internacional
  • Los bancos tradicionales deben prepararse para hacer frente a la banca digital

En medio del clima de incertidumbre que ha venido prevaleciendo en la economía mundial, que ha generado una gran volatilidad financiera y puesto a prueba la solidez de las economías emergentes ante choques externos, el día de hoy, en nuestro país, se inicia la septuagésima novena convención bancaria.

En el último reporte sobre la situación de sistema financiero que elabora el Banco de México, se pone de manifiesto la solidez de la banca que opera en el país, lo que le permite enfrentar el complejo panorama adverso internacional, tanto por su nivel de capitalización, como por su cada vez mejor gestión de riesgos. De igual manera, se destaca la prudente exposición cambiaria que mantienen las instituciones crediticias, así como sus adecuados índices de cartera vencida e incobrable.

Adicionalmente, en el reporte se hace alusión en la contribución que la banca ha tenido en el financiamiento del desarrollo, el cual se encuentra cerca de la meta del 40 por ciento del Producto Interno Bruto, proporción aún modesta comparada con la de otros países. Asimismo, se destaca el mejoramiento de varios de sus indicadores de eficiencia y eficacia como es la disminución en el costo del crédito y el favorable cambio que muestra la relación de activos respecto de los créditos otorgados al sector privado no financiero.

Por su parte, las autoridades hacendarias han puesto en relevancia el incremento que se tuvo el año pasado y la autorización de nuevos bancos, para llegar a 49 que se encuentran operando. Durante el año pasado se integraron dos nuevos bancos al sistema, se encuentran en proceso de iniciar operaciones otros cuatro y dos más en vías de ser autorizados. De éstos, cabe destacar los que provienen de China, Japón y Brasil.

A su vez, en distintas entrevistas realizadas en vísperas de la convención, los directores de los bancos han manifestado su interés por continuar operando en el país, destacando la favorable situación que la economía nacional ofrece frente al panorama en otros países latinoamericanos. En la estrategia mundial de estos bancos globales, México aparece como una economía clave para su negocio. De manera especial, sobresale la estrategia de Santander que cada vez más se involucra en el financiamiento productivo a pequeñas y medianas empresas, a pesar de haber tenido que sacrificar un poco su rentabilidad general.

No obstante la buena situación que prevalece en la banca mexicana, existen todavía retos y riesgos que deben de enfrentar, sobretodo frente a la progresiva incorporación, con una mayor cobertura y mayor eficiencia, en materia de conectividad digital en el país. Las finanzas digitales permiten ofrecer opciones de pago, de transferencia de recursos, de financiamiento y de inversión sin intermediación financiera, lo que obliga a la banca tradicional a tener que ofrecer servicios de mayor agregado para sus clientes.

En el caso de la banca de desarrollo que ha mostrado un mayor dinamismo en la asignación de recursos crediticos, tiene pendiente modificar su visión de lo que se requiere para fomentar el surgimiento de nuevas actividades y empresas productivas, con mecanismos para apoyar con capital de riesgo, para brindar acompañamiento y ofrecer un continuo extensionismo empresarial.
miggoib@unam.mx