imagotipo

Convenio SNTE-CDMX / Crispin Bello

  • Crispín Bello

El martes 20 de octubre del 2015 se firma un convenio entre el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y el Gobierno de la Ciudad de México (CDMX), hecho relevante a raíz de que históricamente, desde las movilizaciones de la llamada “Primavera Magisterial” en 1989, los gobiernos en turno de la Ciudad de México manifestaron su apoyo, en especial a la sección novena, entonces bajo el control de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), negando interlocución con la cúpula sindical del SNTE. Aproximadamente veinticuatro años después se firma este convenio con su máximo líder, el maestro Juan Díaz de la Torre, de parte del SNTE, y el doctor Miguel Ángel Mancera Espinosa, así como de la secretaria de Educación de la Ciudad de México, licenciada Alejandra Barrales Magdaleno; ofrecen a los maestros de la Ciudad de México apoyo en programas académicos, con objeto de profesionalizar a los maestros, así como un programa para dotar de vivienda digna a los maestros. Sin duda, estas acciones son bien recibidas por los docentes de la ciudad, quienes a nivel nacional son los mejores en sus desempeño profesional del país.

Asistieron también los líderes de las secciones del Distrito Federal, encabezados por la sección novena con el profesor Julio Peralta Esteva, así como los secretarios de la sección 10, 11 y 60, cuyos agremiados son trabajadores de la educación de la Ciudad de México. Este evento se llevó a cabo en el Centro de Formación Docente y Escuela para Padres. El compromiso del jefe de Gobierno hacia el líder sindical fue el de trabajar en acciones unificadas, iniciando con la capacitación a los docentes para enfrentar exitosamente las evaluaciones, e incluso para que los docentes normalistas puedan titularse en el grado de licenciatura; sin duda, un gran beneficio para miles de maestros que a diario dan su mejor esfuerzo.

Para este proyecto, la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y el Ceneval serán referente concreto. No olvidemos que la Ciudad de México, aun con las recientes reformas educativas, no tiene bajo su control los servicios educativos de nivel básico y medio superior, y que hasta la fecha solo apoyaba en la infraestructura de los inmuebles, así como en programas de útiles escolares y uniformes para los alumnos; hoy se compromete con los docentes en el programa de vivienda, porque miles de maestros que laboran en la Ciudad de México viven en la zona metropolitana, en el Estado de México, lo que genera que al trasladarse a diario a su centro laboral, el desgaste físico y económico merme su desempeño; de ahí la importancia de este proyecto que esperemos sea una realidad, acerque al docente y tenga oportunidad de forjarse un patrimonio.

Estas acciones generarán controversia, en especial con los simpatizantes de la CNTE, quienes también podrán considerarse en estos proyectos, hoy bajo la tutela del SNTE, y que marca un nuevo inicio en las relaciones SNTE-CDMX.