imagotipo

ESTO y algo más

  • Pedro Peñaloza

Copa América Centenario: retos y dudas

Lo que niegas te somete,

lo que aceptas te transforma.

Carl Gustav Jung

No tuvimos que esperar los tradicionales dos años para tener un nuevo campeón de América. Poco importaron los casos de corrupción que han salido a la luz en el último año, por parte de los directivos de Concacaf y Conmebol, para dejar pasar la oportunidad de ganar unos cuantos milloncitos de dólares y sumarlos a las arcas de cada confederación. Un negocio redondo. La infraestructura estadunidense (estadios modernos, capacidad hotelera, tecnología y modernas vías de comunicación) permite a los organizadores gastar poco y ganar mucho, ya que no se tiene que invertir en nuevas construcciones o remodelaciones millonarias, además del plus de una afición con poder adquisitivo ávida de ver a sus ídolos y selecciones. Es cierto, que el “soccer” apenas se está consolidando en la tierra de las hamburguesas y no todos los estadios pueden presentar buenas entradas, sin embargo, según las distintas empresas por internet que venden boletos para el torneo, en algunos partidos los precios de los boletos han llegado a cotizarse hasta en 26 mil dólares. Asimismo, la capacidad de los estadios en el vecino del norte rebasa por más del triple la venta de entradas (entre 1.5 y dos millones de entradas) de la pasada Copa organizada en Chile. Es decir, festejar en Estados Unidos el centenario de uno de los torneos más prestigiados en Sudamérica tiene como fondo la acumulación de miles de millones de billetes verdes. Pregunta ingenua: ¿las ganancias obtenidas de la Copa América Centenario se invertirán en el desarrollo deportivo, escolar y cultual de los jóvenes latinoamericanos que practican futbol y viven en situación de pobreza (según Banco Mundial suman más de 20 millones), o serán depositados en las cuentas en Suiza de los directivos?

Ahora bien, la Selección Mexicana se prepara para enfrentar el torneo continental con su cuadro de lujo, situación que no se presentaba desde hace varios años debido a los compromisos de Copa Oro, Eliminatorias, Juegos Olímpicos, vacaciones de jugadores, etc. que habían impedido medir fuerzas contra las potencias sudamericanas. Recordemos que en la pasada copa, jugada en el país andino y con un cuadro alternativo, la selección empató dos juegos y perdió uno, dejándolo en el último lugar de su grupo y ocasionando el primer descalabro importante en la etapa del “Piojo” Herrera y el inicio de su disputa con un comentarista de la televisora del Ajusco, que al final sería motivo de su cese.

Por otro lado, el miércoles pasado el Tricolor tuvo su último juego de preparación antes de su participación inicial contra su similar de Uruguay. El rival fue la reciéncampeona escuadra chilena que de la mano de Alexis Sánchez y Arturo Vidal pretende conseguir el bicampeonato. Por su parte, los ratones verdes salieron a la cancha con una alineación improvisada, más bien inoperante, que se mostró perdida los primero cuarenta y cinco minutos del encuentro, con un Diego Reyes apresurado en la contención, y un Miguel Layún extraviado en la media cancha. Arriba, Juan Carlos Osorio intentó jugar con Oribe en punta y Jiménez por derecha, sin embargo, el jugador del Benfica lució por momentos como un niño por la banda porque no encontró la forma de parar a su marca y al ataque siempre estaba en inferioridad numérica. El experimento que mandó el colombiano Osorio a la cancha no tuvo grandes repercusiones puesto que la escuadra chilena se mostró poco eficiente aun teniendo el dominio del juego y no pudo concretar. Por el momento, México conserva su racha invicta y llega motivado a su primer encuentro de la Copa. ¿Le alcanzará a la escuadra azteca para llegar a las finales del torneo? Se ve complicado que los verdes levanten el trofeo, enfrente tiene rivales muy duros, pero si dejan a un lado los complejos y pelean cada pelota como si se les fuera la vida en ello, podrán lograr sus objetivos. Veremos.

Algo Más. En los primeros minutos del juego contra Chile, el jugador Héctor Herrera sufrió una cortada en la cabeza que le provocó sangrado, sin embargo, las tomas de televisión muestra que el médico José Luis Serrano curaba al jugador ¡sin guantes sanitarios! ¿Qué tipo de profesional está a cargo de los servicios médicos de la selección? ¡Ver para creer!