imagotipo

Crisis con EU, oportunidad para México

  • Jorge Galicia

Ante la dura embestida de las políticas emprendidas por el Gobierno del presidente estadunidense Donald Trump con características divisionistas, xenofóbicas y racistas, México no ha dejado de implementar acciones preventivas ante escenarios adversos en materia de migración y cooperación comercial, entre otros temas de la agenda de atención bilateral con Estados Unidos.

Hasta ahora ha acaparado una mayor atención el tema del flujo migratorio ante la amenaza de que en breve EU repatriará a los miles de mexicanos que se encuentran en ese país con calidad de indocumentados o porque la administración trumpista pretende construir un muro para evitar que migrantes latinos lleguen a ese  país en busca del “american way of life” (estilo de vida americano).

Mensajes de amenaza, advertencia y presión no han parado desde que el ahora mandatario de la potencia mundial era candidato, y en realidad pocos se atreven a adivinar lo que sigue en esa retahíla retórica, por lo que ante la incertidumbre nos parecen acertadas las medidas que en nuestro país se van consolidando a manera de respuesta al discurso con impacto negativo para México.

En la semana que termina el Congreso de la Unión aprobó la “iniciativa preferente” que el Ejecutivo Federal les turnó para reformar la Ley General de Educación, conocida como la ley Dreamers, y que en términos generales apoya la revalidación de estudios de jóvenes que regresen a nuestro país desde EU.

No es todo, en materia comercial, la Secretaría de Agricultura (Sagarpa) dio a conocer una innovadora estrategia de diversificación de mercado para que los productos nacionales, que ahora tienen como destino a los EU, muy pronto puedan llegar a otras latitudes del mundo.

“No hay que tenerle miedo a la distancia”, dice con énfasis el titular de la Sagarpa, José Calzada Rovirosa, al señalar que en materia comercial México ya no solo tiene la mirada puesta al mercado estadunidense sino que planea salir a buscar clientes en alrededor de 160 países.

Al dar pormenores del plan, Calzada Rovirosa anunció que se abrirán opciones comerciales tanto para la exportación como en la proveeduría de insumos dirigidos al sector agroalimentario y en beneficio los productores nacionales. Entre las acciones a desarrollar, sobresale la organización de 15 misiones comerciales a México con cerca de 180 compradores internacionales de 40 países, lo que significará ventas por el orden de los mil millones de dólares en productos nacionales.

El plan prevé abrir una representación de la Sagarpa en Moscú, Rusia, nación que ofreció a México comprar 300 mil toneladas de carne de bovino, cantidad equiparable a todo el producto pecuario que el país exporta al año. Además, anunció avances comerciales con China para la exportación de tequila, “berries” y carne de porcino, entre otros productos, y se iniciaron trabajos con los servicios sanitarios de 15 países para la exportación de 13 productos de origen animal.

La nueva estrategia confirma una vez más que las crisis son oportunidades, los cambios en las políticas del Gobierno de EU obligan al Gobierno mexicano a ver para otro lado en materia de proveeduría y comercialización agropecuaria, ojalá que esta nueva visión no se quede solo en el rubro agropecuario, ni tampoco que esta oportunidad sea un simple crecimiento del aparato burocrático o turismo comercial. Que conste.
jorgelgalicia@yahoo.com.mx