imagotipo

Crispin Bello

  • Crispín Bello

  • Día del Trabajo

Inicia el mes de mayo y como cada año los trabajadores mexicanos celebran el “Día del Trabajo” con desfiles y marchas, unos reivindicando las conquistas laborales plasmadas en el Artículo 123 Constitucional, y otros manifestando el hartazgo hacia el Gobierno por lo que consideran obsoleto y violatorio de sus derechos laborales. Si bien la clase trabajadora tiene poco que festejar, también es cierto que las modificaciones a las leyes laborales se han realizado con el consenso de toda la clase política; los diputados y senadores que fueron electos mediante el voto popular y que representan los intereses del pueblo aceptaron las reformas que actualmente están vigentes.

El debate se centra ahora en las nuevas formas de contratación laboral, contratos temporales, sin responsabilidad para el patrón, salarios raquíticos, el pago de salarios caídos solo de un año en los juicios laborales y más; en la mesa se encuentra el tema del salario mínimo, cuyo espíritu pretendía ser suficiente para que una familia resolviera sus necesidades económicas apremiantes y hoy es obsoleto, para lo único que tenía vigencia, en su utilización como medida para fijar montos sobre salarios profesionales, sobre multas administrativas y penales, sobre créditos y descuentos etc., y hoy incluso esto se encuentra en debate para desaparecer.

El fallecimiento del abogado laborista, Néstor de Buen, en estos días, sin duda nos hace recordar, que el derecho laboral pierde a un gran maestro, formador de muchas generaciones de abogados, que inspirados en su cátedra se dedicaron al estudio de su materia, cuyo objetivo se centró en la defensa de los trabajadores. Los maestros también celebran este día, los de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) , con marchas y movilizaciones de protesta, más ahora que cientos de docentes son despedidos sin indemnización y que integrantes de su organización han sido apresados y sujetos a procesos penales; por parte del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) con foros y conferencias a sus agremiados, ratificando el compromiso de hacer valer sus derechos laborales, y ofertando una capacitación para los próximos exámenes de acuerdo a los nuevos tiempos.

Los maestros de educación básica desde sus escuelas cierran abril festejando a sus alumnos, el “Día del Niño”, que cada día deben esmerarse más y mantienen mejor comunicación con padres de familia, porque están cada vez más expuestos a sanciones si se generan quejas contra ellos, la normatividad vigente a favor de la niñez es amplia y es la escuela como formadora que hoy tiene mayor compromiso. Un hecho relevante en lo educativo se gestó el 27 de abril con la firma entre el SNTE y el Gobierno de Michoacán, en un histórico acuerdo educativo para resolver el rezago educativo de esa entidad, teniendo como testigo al secretario de Educación Pública, quien avala compromisos y se suma a los proyectos del gobernador y el SNTE. Sin duda estos acuerdos se deberán multiplicar en los Estados con mayor rezago educativo.