imagotipo

¿Cuál es la importancia del Día Internacional de la Solidaridad Humana?

  • Marco Bernal

  • Marco A. Bernal

El contexto social, político y económico en el mundo presenta grandes retos para los países y sus sociedades. Los retos se materializan en problemas de gran impacto como la pobreza, la creciente desigualdad, la violación de derechos humanos y el calentamiento global. Estos problemas deben ser atendidos por todos los gobiernos y ciudadanos. La solidaridad es fundamental para resolver los problemas en un mundo interconectado.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) es la organización internacional que se ha definido a partir del trabajo solidario de todos los pueblos del mundo para promover la paz, los derechos humanos y el desarrollo económico y social. La Asamblea General de la ONU instituyó el 20 de diciembre como el Día Internacional de la Solidaridad Humana.

El objetivo de la celebración es una invitación a las naciones y las personas a considerar “la solidaridad como uno de los valores fundamentales y universales en que deberían basarse las relaciones entre los pueblos en el siglo XXI”. ¿Por qué es importante considerar este valor como fundamental y universal? Por la indiferencia de estrategas políticos y personas respecto al impacto de la pobreza y la desigualdad, la violación de derechos humanos y los genocidios que ocurren en todo el globo.

El siglo XXI es la era de la información. Las tecnologías de información y las redes sociales ponen en la mano de millones de personas información en tiempo real de los horrores que ocurren en todos los países, incluyendo las historias de las víctimas de los problemas que se han considerado en este artículo. Sin embargo, pareciera que los gobernantes y ciudadanos no ven y no escuchan. Se quedan parados sin hacer nada, mientras niñas y niños mueren de hambre, son asesinados o comercializados cada hora.

Las injusticias sociales, políticas y económicas están sucediendo frente a los ojos de todos, y nadie está haciendo algo al respecto. La violación de derechos humanos, los feminicidios, la trata de personas, la insuficiencia alimentaria que sufren millones de personas, la contaminación y la sobre explotación de recursos naturales son noticia todos los días, y nadie hace nada.

La indiferencia engrandece los problemas del mundo y aumenta el impacto en las personas. La falta de solidaridad entre gobiernos, y entre los mismoS ciudadanos detienen el desarrollo humano y aumenta las injusticias. No se puede seguir omitiendo que todos somos parte de estos problemas y que se debe actuar al respecto. Por eso, el Día Internacional de la Solidaridad Humana es una invitación y un recordatorio a participar y trabajar con los otros, trabajar como sociedad, trabajar como ciudadanía.

Con solidaridad como valor fundamental y universal se pueden alcanzar los objetivos sociales planteados por la ONU a nivel mundial. Si los estrategas políticos y las personas de a pie se solidarizan se mejorará el tejido social, la confianza y empatía por las afectaciones a poblaciones vulnerables y a nuestro planeta.