imagotipo

Cuchillito de Palo

  • Catalina Noriega

  • ¿Ingobernabilidad?
  • Catalina Noriega

Se pusieron bravos contra el Gobierno. Lo mismo la Coparmex, que los banqueros, industriales y una larga lista de patronos de empresas chicas y grandes, reclamaron que se ponga un alto a los bloqueos de la CNTE. Quizás lo peor fue el Informe de Seguridad Empresarial de la Cámara de Comercio Americana en México (AMCHAM).

La reconocida asociación, dijo que seis empresas dejaron el país el año pasado y que varias más seguirán el ejemplo, mientras otras se han tenido que mudar a entidades más tranquilas. Y eso que todavía Trump sigue en veremos.

Se entrevistó a 300 y señalaron como factores esenciales del desastre, la corrupción y la impunidad. Los estados que perdieron industrias fueron Nuevo León, Estado de México, Tamaulipas, Jalisco y Campeche. Desde el punto de vista de la inseguridad, salvo el Estado de México y Tamaulipas, el resto no ocupan primeros lugares de peligrosidad; sin embargo, las compañías prefirieron emigrar al propio Estados Unidos o Canadá.

Inversiones fallidas que correrán la voz fuera de nuestras fronteras. En este territorio dejan la pérdida de fuentes de trabajo para un buen número de familias, a la buena de Dios, sin la certeza del empleo.

Insistieron en que las condiciones de tantas zonas del territorio, implican un desafío para la seguridad empresarial, además de hacer indispensables fuertes inversiones en sistemas y equipos de vigilancia.

Trece se reubicarán, provenientes de la minería, la industria farmacéutica, alimentos, bebidas, componentes para la industria ferroviaria y tecnología. Suspendieron sus labores en vista de que, las localidades donde se asentaban, suponían riesgo y peligro.

Quienes salieron huyendo de enclaves como Tamaulipas, la Ciudad de México, Guerrero y Chihuahua, se mudaron a Querétaro, Yucatán, Puebla, Oaxaca y Nuevo León, aunque, de seguir las cosas como están, el destino podría alcanzarlas.

Fijaron como problemas la extorsión virtual (4 por ciento), robo (45 por ciento), el ataque a sus transportes (38 por ciento); agresiones y amenazas a sus empleados (35 por ciento), intrusión en sus instalaciones (29 por ciento). Por primera vez en el estudio aparecen la extorsión oficial y las huelgas.

El reporte es lapidario y pinta el futuro que podría tener el renglón de inversiones, prioritario en la agenda nacional. O espabila una casta divina, que parece que vive en la “siesta” y ni se entera de lo que ocurre, o tarde o temprano, nos quedaremos sin esos recursos que vienen del extranjero y proveen empleos.

Los líderes patronales, sus asociados de grandes a chicos y hasta el mandamás de los banqueros, demandaron un alto a la CNTE. Las palabras del presidente de la Coparmex, fueron de pronóstico reservado: “Se está gestando una crisis de ingobernabilidad”. Hablaron de lo inaudito de que sigan las movilizaciones y demás circos del magisterio disidente, mientras se les “contempla” en las mesas de trabajo de gobernación, de las que no sale nada.

En tanto, el Gobierno federal se hace el loco, en la creencia de que los rebeldes acabarán por aburrirse, la pérdida económica, para los estados donde se dan los bloqueos y zafarranchos, crece en forma alarmante. Y si las economías locales sufren, qué decir de sus proveedores.

La postura oficial de“torear” a los inconformes y ver si así se amainan, se le revierte por las “cornadas” de los perjudicados reales: poblaciones con desabasto -y lo poco que llega a precios más caros- y una Iniciativa Privada, harta de que un grupúsculo disidente, los tenga de rodillas.

catalinanq@hotmail.com

Tuiter: @catalinanq