imagotipo

Cuchillito de palo

  • Catalina Noriega

¡A gastar, como si sobrara!

En reciente entrevista a Vicente Fox, puso por las nubes a Luis Videgaray. Como mínimo dijo que “es extraordinario lo que ha hecho” y que, “la economía mexicana está muy bien”. Señal de que tiene megaingresos, que lo alejan de la realidad que vivimos millones de aztecas.

Entre tanta flor, queda claro que poco revisó el endeudamiento de los estados, tema que afecta a quienes, en este año electorero, tomarán la estafeta de 12 entidades. ¿Podrán hacer algo cuando reciban las arcas vacías?

“El Bronco” de Nuevo León es buen ejemplo. Hizo campaña “con la espada desenvainada” y juró que habría de poner tras las rejas a los corruptos, en referencia directa al entonces mandamás, Rodrigo Medina.

Vino a la Capital, a entrevistarse con el “excelso” –de acuerdo a Fox- secretario de Hacienda, para que lo apoyara, porque ni para la nómina le habían dejado.

Ni correteó al esfumado exgobernador, ni parece que su administración vaya a sobresalir, a pesar de que está “más puesto que un calcetín”, para lanzarse en el 2018.

Para eso –cumplimentar ambiciones demenciales de Poder- es para lo único que les fungen las neuronas, a estos “señores de horca y cuchillo” que, a la ancestral usanza, manejan sus territorios como feudos. Cuando creímos que iban a “entrar en el aro”, nos llevamos el chasco. La alternancia solo sirvió para reforzarles las mañas, permitir que se enriquecieran hasta el infinito y que actuaran como si sus desgobernados fueran esclavos.

Para fortuna se aprobó la Ley de Disciplina Financiera para Estados y Municipios. Es una herramienta que pudiera facilitar el que los amos estatales se midan en sus gastos. En el renglón de créditos estratosféricos es donde parece haber fallas, de acuerdo con las cifras de la Secretaría de Hacienda.

De entrada hay un lineamiento que podría salvar a quienes logren sentarse en las respectivas sillas embrujadas: se supone que las entidades deberán pagar adeudos, antes de que concluya el mandato. Como a toda ley siempre se encuentra la forma de evadirla y tergiversarla, habrá que ver si cumplen, quienes están con un pie en la calle.

Según los datos oficiales, los más endeudados son el Gobierno de la Ciudad de México, el de Coahuila, Nuevo León, Chihuahua, Veracruz y Estado de México. Ahora que los “tenóchcas” tengamos nueva Constitución, el minimancera podrá elevar el techo, con la anuencia de sus incondicionales de la Asamblea Local. Si ya somos de los más problemáticos, a dónde nos llevarán los “sueños de opio” del mediocre, que solo piensa en cómo llegar a Los Pinos (Para lo que hace falta mucho dinero).

De Coahuila se entiende, después de lo que dejó el bailarín priísta –Humberto Moreira-, a quien tampoco se le tocó “ni con el pétalo de una rosa” y eso que los gachupines le armaron un argüende del que esperábamos no saliera bien librado. Lo superó más limpio que si se hubiera bañado con Fab e intocable después de –según dijo el cínico-, “los intentos para difamarlo y atacar su honor”.

Con el cuento de las elecciones, quienes tienen procesos pidieron que los “refaccionaran”. En Querétaro, tierra del titiritero mayor del PAN, les otorgaron 32 millones y el resto por ahí anduvieron.

¿Para qué más fondos? Para comprar el voto. En Coyoacán, el PRD regala tinacos. A los de “Morena”, con todo y el aberrante anuncio del Mesías, se los pescaron entregando despensas en la CDMX (¿También tendrían gorgojos?)

Se tira lo poco que hay, para satisfacer las exigencias de los “Virreyes”, mientras la crisis golpea a los abnegados siervos.

catalinanq@hotmail.com

Tuiter; @catalinanq