imagotipo

Cuchillito de Palo

  • Catalina Noriega

  • Catalina Noriega
  • ¡Serán cínicos…!

Piden “unidad”, en vista de las barrabasadas del ocupante de la Casa Blanca y los mexicanos la damos. Pero, mientras cumplimos con la parte que nos corresponde, como buenos ciudadanos, patriotas, los políticos caminan por la senda de la corrupción.

Se destapan las condiciones reales del Estado de Puebla, al que Rafael Moreno Valle deja en la quiebra. El, a punto exmandamás de Marras, argumenta que la deuda pública asciende a ocho mil 400 millones de pesos, cuando en realidad se presume que podría llegar a los 76 mil millones. ¡Otro sátrapa a la interminable lista!

Para curarse en salud entronizó a su delfín, Antonio Gali, quien intentará servir de tapadera del tiradero que recibe. Su gestión será el pilar de apoyo para que Moreno Valle busque la candidatura al 18. ¿Aceptará el PAN a semejante candidote? Además de represor, especialista en el espionaje y con obras de puro relumbrón, que poco ayudaron a quienes más lo necesitaban.

Lo que han hecho estos señores de horca y cuchillo, no tiene parangón. Dejar las arcas vacías y a la población con un déficit que alcanzará a varias generaciones, debería tenerlos tras las rejas.

El Duarte veracruzano sigue esfumadito, a pesar de la “ficha roja” de Interpol, incapaz de pescarlo. En algún sitio debe estar, gozando de esos dineros, tan urgentes para una sociedad harta de ladrones.

Rodrigo Medina, exbandolero de Nuevo León, se atreve a echar peroratas desde un programa de radio –que da la impresión de que está a su servicio-, pregonando su inocencia. Declara indignado las “tropelías” del juez que lo puso tras las rejas –la semana pasada-, solo una noche y que lo hizo violando un amparo.

Lo que se calla, este cínico de cínicos, es la forma en que se convirtieron en bilimbillonarios (Él y su honradísima familia), a la sombra del poder. Por más que ha hecho su sucesor, “El Bronco” –Jaime Rodríguez-, la pericia de sus abogados lo tiene libre y sin que se vislumbre la posibilidad de que devuelva, aunque sea parte, de lo que se llevó.

Borge, de Quintana Roo, exento de cualquier proceso y Padrés (San Luis Potosí), lloriqueando porque a su hijo, al que también se encausó por los mismos malabares, lo tenían en Almoloya. Al junior ya lo mudaron de penal y se espera que a ambos les asesten las sentencias que ameritan (Aunque sirva de poco consuelo).

Otro libre, como el viento, es el segundo Duarte, César. Quien se quedó con el cargo, el panista Javier Corral, tampoco logra que dé cuentas de una deuda impagable y que cayó como una maldición sobre todos los chihuahuenses.

En tanto continúan las manifestaciones por el gasolinazo, la inflación se va para arriba y la espada de Damocles –de más incrementos-, agravia a la sociedad, los saqueadores tan frescos. Mal estábamos y con los nuevos precios, peor, así Meade diga que la inflación es pasajera.

¿A tal grado cundió la inmoralidad? Sin distinción de militancia llegaron a llevarse lo que pudieron. Quienes alcanzaron el triunfo, gracias a las alianzas PAN-PRD, actuaron igual que los del tricolor o los de una sola sigla.

Gabino Cué dejó Oaxaca en la lona. La entidad que repudió al PRI, enardecida en contra de Ulises Ruiz (Que la hizo añicos), volvió a votarlo tras la pésima administración de Cué.

El panorama es desolador. Ni con la lámpara de Diógenes se da con los hombres honrados, que deberían estar al frente de las entidades. ¿Hasta cuándo se tolerará la corrupción? Somos nacionalistas y nos unimos frente al enemigo externo; al interior, la gota derrama el agua del vaso.

catalinanq@hotmail.com

Tuiter: @catalinanq