imagotipo

Cuchillito de Palo

  • Catalina Noriega

  • Catalina Noriega
  • El impredecible “Mr. Trump”

Depende del humor con el que amanezca, o será parte de lo que aconseja como estrategias de negociación. Para él, hay que presionar y debilitar al de enfrente, hasta doblegarlo. Así maneja una política exterior, que no tardará en revertírsele y provocar un enorme daño a Estados Unidos. Su afán por el aislacionismo podría dar al traste con su economía, a la vez que tendrá que acabar encarando al resto del mundo, en su gran mayoría, en contra de su forma de gobernar.

El disparate más reciente fue su tuiter en relación al juez de Distrito, James Robart, quien le echó para atrás el decreto, por el que vetaba la entrada de personas provenientes de siete países musulmanes.

Las manifestaciones indignadas fueron multitudinarias y se consideró como una acción discriminatoria de las personas, por su religión, absolutamente opuesta a la Constitución de los Estados Unidos.

Al rechazo se sumaron dos Estados: Washington y Minnesota y las compañías tecnológicas más importantes. Apple, Facebook, Google, Microsoft, Uber y otras 91 empresas, argumentaron que el acuerdo migratorio les dificulta y hace más costoso el contratar  y retener a algunos de los mejores empleados del mundo.

Sin arredrarse, el reconocido hotentote pelos de elote, arremetió contra el miembro del Poder Judicial, a quien calificó de “supuesto juez y decisión ridícula”. Hasta donde se sabe, jamás un Ejecutivo federal se había atrevido a insultar a un impartidor de justicia.

La división de Poderes, del otro lado del Río Bravo, es real y auténtica. Las determinaciones, ya sean del Legislativo, el Ejecutivo o el Judicial son independientes y, aunque en los entretelones se trate de influir en casos específicos, cada uno cuenta con una autonomía inviolable.

Apeló ante un Tribunal Superior, mientras el vicepresidente Pence sostiene que el Presidente goza de una absoluta discrecionalidad, para decir quién entra o no, a Estados Unidos, facultad que le otorga el Congreso. La cuestión de libertad religiosa es premisa fundamental de su Constitución.

Asusta la “consejería” de Steve Bannon, asesor estratégico, a quien empieza a verse como el segundo hombre más poderoso del mundo (Revista “Time”). Hay incluso, quien afirma que algunos de los tuiters más agresivos se los “sopla” su ahora poder tras el trono.

Sin nada destacable en su trayectoria,  a Bannon se le considera un personaje que va más allá de la Derecha; es decir, ultra radical. Poco ha tenido que ver con la política, aunque se autocalifica de activista. Fue medio banquero, posteriormente productor ejecutivo de una veintena de películas. Desde ningún ángulo se le considera preparado para asumir un papel de tanta importancia. En la campaña traslució una postura antisemita, aunque es antitodos, excepto los caucásicos.

Asusta su injerencia en los temas de seguridad y el que asista a las reuniones del Consejo, lo que tampoco había ocurrido.

En lo que seguimos a la expectativa del siguiente episodio hormonal, del interfecto, el oportunismo aparece y, Ricardo Anaya y López Obrador se disponen a viajar al otro lado, “para apoyar a nuestros connacionales”. Era de esperarse: año electoral y proximidad del 18, a la caza del voto en el extranjero. Podían ocuparse de lo que aquí sucede, aunque para ellos solo exista en el horizonte, el término “Ambición”.

catalinanq@hotmail.com

Tuiter: @catalinanq