imagotipo

Cuentas Claras

  • Carolina Navarrete

  • Carolina Navarrete
  • Austeridad en el Gobierno

La austeridad en el Gobierno federal está en marcha y esto queda claro con la cancelación, en el primer trimestre del año, de seis mil 851 plazas de estructura en las dependencias, aunque todavía faltan 889 que deberán ser recortadas en este año, de acuerdo con la Secretaría de Hacienda.

Como usted recordará, cuando se aprobó el Presupuesto de Egresos de la Federación para este año, los recursos para servicios personales se redujeron en nueve mil millones de pesos, lo que implicaba el ajuste de 15 mil 825 plazas, entre eventuales y de estructura.

Al cierre del primer trimestre del año se habían recortado ya dos mil 915 plazas que van desde nivel subsecretario, jefe de unidad, director general y director general adjunto, hasta subdirector de área y jefe de departamento; mientras que se ajustaron tres mil 936 plazas de personal de enlace y operativo de confianza.

Por Secretaría, en Medio Ambiente la cancelación es de mil 829 plazas, en Comunicaciones y Transportes de mil 235, en Hacienda de mil 149, en Desarrollo Social de 518 y en Agricultura de 458; es en esas dependencias donde se dan los mayores recortes, aunque el ajuste también alcanzó a la Presidencia de la República.

Y a estos números se suma la reducción de poco más de 10 mil plazas en Petróleos Mexicanos que la empresa propuso a la Secretaría de Hacienda y que fue incorporada al Paquete Económico de este año.

Pero la austeridad no solo se ve en el recorte de plazas. El gasto neto del sector público presupuestario en el primer trimestre de este año fue inferior en 7.3 por ciento real, al pagado en el mismo periodo del año pasado.

El gasto programable disminuyó 8.4 por ciento; a su interior, el destinado al pago de pensiones y jubilaciones aumentó 4.3 por ciento, los subsidios y transferencias bajaron solo 1.5 por ciento y el resto del gasto corriente reportó una caída real de 8 por ciento.

Así, en el primer trimestre, el gasto neto del sector público presupuestario fue inferior en 74 mil 676 millones de pesos, en línea con las medidas de ajuste preventivo al gasto de este año de 132.2 mil millones de pesos, para hacer frente a los menores ingresos petroleros.

En el primer trimestre, los ingresos petroleros sumaron 135 mil 469 millones de pesos, monto inferior en 24.6 por ciento real a los recibidos en el mismo lapso del año pasado, debido a la baja de 45.5 por ciento en el precio del petróleo y de 33.9 por ciento en el gas natural, así como a la baja de 2.7 por ciento en la producción de crudo.

También hubo un resultado negativo en los ingresos propios de los organismos y empresas distintos de Pemex, que se redujeron en 4.4 por ciento real, principalmente debido a la disminución en las tarifas eléctricas.

En cambio, los ingresos tributarios no petroleros llegaron a 723 mil 130 millones de pesos, lo que representó un aumento de 6.1 por ciento en términos reales con respecto a 2015. La recaudación en el sistema renta creció 8.8 por ciento, en IVA 5.2 por ciento y en el impuesto a las importaciones 16.1 por ciento.

Los resultados en términos generales fueron buenos. Los ingresos presupuestarios fueron mayores en 56 mil 955 millones de pesos respecto a lo que se había previsto.

Y estos resultados se dan en un entorno de un crecimiento económico de 2.9 por ciento en el primer trimestre, pese a que la economía de Estados Unidos reportó un crecimiento anualizado de 0.5 por ciento en los primeros tres meses de este año, por lo que el consumo interno es lo que está impulsando el crecimiento económico.
caro.navarrete@yahoo.com.mx