imagotipo

Cuentas Claras

  • Carolina Navarrete

  • Carolina Navarrete
  • Inicia la Ronda Dos en el Golfo de México

El Gobierno federal lanzó la primera convocatoria de licitación de la Ronda Dos, que incluye 15 áreas en aguas someras del Golfo de México y se estima generará inversiones por 11 mil 250 millones de dólares.

Hasta ahora, la inversión comprometida en la Ronda Uno es de alrededor de siete mil millones de dólares, pero falta la cuarta fase, que se refiere a la adjudicación de contratos de licencia para la exploración y extracción de hidrocarburos en aguas profundas del Golfo de México.

Fue a mediados de mayo cuando se anunciaron modificaciones a la cuarta fase de la Ronda Uno para dar certeza jurídica a los operadores, promover mayores inversiones, incrementar la generación de empleos, aumentar la producción de hidrocarburos y asegurar que el Estado reciba la renta petrolera. Así, la presentación de propuestas y la declaración de los ganadores será el próximo 5 de diciembre.

En las tres fases de la Ronda Uno se registró un porcentaje de adjudicación del 68 por ciento, lo que representa 30 de 44 áreas subastadas; participaron 18 empresas que en promedio ofrecieron 70 por ciento de utilidad al Estado. Pero aún faltan por firmar seis contratos de la fase tres, por lo que el monto de siete mil millones de dólares que se prevé con la Ronda Uno será incrementado.

Lo que hay que destacar es que la adjudicación de contratos petroleros ha sido exitosa, a pesar de que los precios del petróleo han estado a la baja desde el año pasado y a finales del pasado mes de enero alcanzaron el punto más bajo, con una caída de aproximadamente 70 por ciento respecto al nivel más elevado.

Volviendo a la primera convocatoria de la Ronda Dos, se busca atraer empresas con capacidad para iniciar con la etapa de desarrollo de proyectos en el corto plazo y puedan iniciar la extracción de hidrocarburos en los siguientes cinco años.

La licitación comprende 15 bloques exploratorios, de los cuales cuatro se ubican en el área de Tampico-Misantla, uno en la provincia petrolera de Veracruz y 10 en las cuencas del Sureste del Golfo de México. La superficie total es de ocho mil 908 kilómetros cuadrados, con aproximadamente mil 586 millones de barriles de petróleo crudo equivalente de recursos prospectivos.

Las empresas interesadas presentarán sus propuestas el 22 de marzo próximo, día en que se hará la declaración de ganadores. El contrato tendrá una duración inicial de 30 años, pero puede haber dos prórrogas de cinco años.

El objetivo es incrementar la producción de petróleo y gas e incrementar las reservas de hidrocarburos del país, a fin de garantizar la seguridad energética y los ingresos que el Estado requiere para impulsar el desarrollo de largo plazo.

Para la adjudicación de los contratos se considerará la propuesta de participación del Estado en la producción y los compromisos de inversión adicional que establezcan las empresas.

Quienes ganen la licitación no solo pagarán el 30 por ciento del Impuesto Sobre la Renta, sino también una cuota contractual para fase exploratoria que recibe el Estado y un impuesto por actividad de exploración y extracción que básicamente es para los Estados y municipios donde se realizan las actividades.

También ha una regalía básica, establecida por una fórmula que depende del precio del petróleo y que contiene cierta progresividad, de tal forma que si hay aumento en los precios del petróleo o del gas, eso se manifestará en regalías más elevadas para el Estado.
caro.navarrete@yahoo.com.mx