imagotipo

Cuentas Claras

  • Carolina Navarrete

  • Carolina Navarrete
  • Deterioro de expectativas

 

Las expectativas de la economía se han deteriorado. De acuerdo con la encuesta que cada mes realiza el Banco de México entre especialistas del sector privado, el crecimiento de la economía será menor al esperado hace un mes, aguardan un tipo de cambio más elevado y una inflación más elevada, aunque dentro de los parámetros oficiales de tres por ciento, con un punto porcentual de variación a la alza o a la baja.

En este cambio de proyecciones han sido determinantes la volatilidad internacional y el empeoramiento de las perspectivas de crecimiento global, derivado de la salida del Reino Unido de la Unión Europea y la esperada alza en las tasas de interés en Estados Unidos, aunque no hay que olvidar los ajustes en el gasto público y la volatilidad del peso frente al dólar, derivados de la compleja situación en los mercados financieros mundiales.

Los especialistas ajustaron a la baja sus proyecciones de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para este año, al pasar de 2.36 por ciento, hace un mes a 2.28 por ciento en la última encuesta. Consideraron que la debilidad del mercado interno y la inestabilidad financiera internacional, son los principales factores contra el crecimiento de nuestra economía.

En la encuesta, el 25 por ciento de los analistas consideró que el principal factor que podría obstaculizar el crecimiento, es la debilidad de la economía mundial y del mercado interno, el 17 por ciento dijo que la inestabilidad financiera internacional. el 10 por ciento que la plataforma de producción petrolera.

Además, elevaron su pronóstico sobre el tipo de cambio de 18.31 a 18.43 pesos por dólar. Este es un punto sumamente sensible y está sujeto a la volatilidad que registran los mercados financieros internacionales, que ha sido la característica de los últimos meses. Y para el cierre del próximo año, esperan una paridad de 18.17 pesos por dólar.

Sobre la inflación, la ajustaron hacia arriba de 3.10 a 3.19 por ciento, mientras que para el próximo año esperan que sea de 3.41 por ciento, lo que significa un alza en la previsión respecto del mes anterior, cuando la estimaban en 3.30 por ciento. Esto es lógico porque es previsible que la volatilidad en el tipo de cambio, impacte los precios de productos que usan materias primas de importación.

Aunado a ésto, hay que considerar que es posible la realineación en los precios de algunos energéticos como la gasolina, el gas y la electricidad, pues el objetivo es ir liberando poco a poco los precios para que se ajusten a los existentes en el mercado internacional.

Los analistas del sector privado estiman que el clima de negocios será similar durante los próximos seis meses, pero prevén que la tasa de fondeo interbancario continúe incrementándose en este año en aproximadamente 20 puntos base promedio por trimestre, para alcanzar 4.61 por ciento al cierre de 2016 y 5.25 por ciento al finalizar el próximo año.

En materia de empleo, las expectativas se mantienen en niveles prácticamente sin cambio, con respecto a la encuesta del mes pasado. Para el cierre de este año esperan que la tasa de desempleo abierto se ubique en 3.90 por ciento y para el próximo la estiman en 3.84 por
ciento.

Y aunque algunos piensan que este no es un buen momento para invertir, los analistas estiman que en este año entrará inversión extranjera directa a nuestro país por un monto de 28 mil 571 millones de dólares, mientras que para el próximo, esperan una cifra de 30 mil 545 millones de dólares.

Esto es importante porque refleja que los inversionistas de otros países confían en México, en la conducción de su política económica.

caro.navarrete@yahoo.com.mx