imagotipo

Daniel Ávila Ruiz*

  • Daniel Ávila Ruíz

Los comicios en entidades federativas: elección entre alternativas para el desarrollo local (Parte 1 de 3)

El cinco de junio de 2016 se llevarán a cabo elecciones locales en 13 entidades federativas: Aguascalientes, Baja California, Chihuahua, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas.

Más allá de la relevancia política que representan estos comicios, quiero abordar la importancia de los mismos en tanta arena de propuestas para encarar pendientes sociales como la reducción de la pobreza y la mejora del bienestar social.

Una edición especial de la serie Mirada Legislativa elaborada por investigadores del Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República, abunda en datos electorales, sociales y económicos de dichos estados.

En relación con los indicadores de pobreza y bienestar social, el documento referido señala que, en el periodo que va de 2012 a 2014 se registró una caída en la calidad de vida de la población en todos los ámbitos: educación, salud, alimentación, ingreso y vivienda. Únicamente mejoró el acceso a la seguridad social.

Según Coneval, entre 2012 y 2014 la pobreza en Chihuahua tuvo una reducción de casi un punto porcentual: pasó de un millón 273 mil personas a un millón 266 mil. Esto significa que siete mil personas salieron de la pobreza en dos años. No obstante, la pobreza extrema creció en casi dos puntos porcentuales durante ese mismo periodo, pues pasó de 136 mil personas a 200 mil.

Por su parte, los indicadores de pobreza de la población de Aguascalientes mostraron una mejora entre 2012 y 2014. El porcentaje de personas en pobreza pasó de 37.8 por ciento a 34.8 por ciento, lo que significó cerca de 25 mil personas menos en esa situación. También la pobreza moderada se redujo en nueve mil 400 personas y los pobres extremos en 15 mil 300 personas.

Además, los indicadores de bienestar registraron una mejora en la calidad de vida de los hidrocálidos. En contraste, la carencia por acceso a los servicios básicos en la vivienda observó un ligero incremento, pues pasó de 3.5 a 3.6 por ciento, lo que representa un aumento de 43 mil a 45 mil 700 personas que la padecen.

Tlaxcala es una entidad en que los indicadores de pobreza y bienestar social en la población mostraron importantes variaciones. Por un lado, aumentó el número de personas en pobreza −33 mil 200 personas más− y pobreza moderada (de 48.8 a 52.4 por ciento de la población). Por otro lado, mejoró la calidad de vida de la población al reducir el número de personas en pobreza extrema, así como la población con carencias por acceso a la alimentación, servicios básicos, calidad y espacios de vivienda.

También en el resto de los estados donde habrá elecciones se han registrado variaciones en los niveles de bienestar social; lo abordaré en textos subsecuentes.

No obstante, como hasta aquí se puede apreciar, los datos referidos demuestran la existencia de diferentes trayectorias de los últimos años en la calidad de vida de los mexicanos.

En este sentido, los comicios electorales representan una oportunidad para que los ciudadanos evalúen y decidan qué proyecto de desarrollo quieren dar a sus entidades, pues uno de los resultados de las acciones de Gobierno son las opciones concretas para el ejercicio de los derechos sociales de la población.

*Senador por Yucatán. Secretario de las comisiones de Juventud y Deporte, de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico y del Instituto Belisario Domínguez; integrante de las comisiones de Turismo, Reforma Agraria y Bicameral del Canal del Congreso.