imagotipo

David Garret: entre Paganini y Guns n’ Roses | La cuadratura del círculo | Enrique Pardo Genis

  • Cuadratura: Enrique pardo Genis

Poco a poco me voy incorporando a mi vida de antes… Que cuesta trabajo; sí… Que quizás ya no sea lo mismo; es verdad. Pues romperse un hueso, un ligamento o “el tendón de Aquiles” no es cualquier cosa, pero son accidentes y los accidentes pasan. Es parte de la vida y parte de las experiencias, de esas que hay buenas y malas a lo largo de nuestro existir.

Tal vez se preguntará ¿y a qué viene todo esto?… Y eso justamente es lo que le quiero decir. Me gusta asistir a obras, eventos y entrevistar a los protagonistas que están haciendo girar la cultura en esta ciudad; o simplemente conocer las distintas manifestaciones de arte, quien las realiza y conocer la razón de su existir. ¿Y para qué? Para transmitirlo, para que usted que está en el avión por llegar a esta ciudad conozca las opciones que le ofrece la capital; o para usted que se va, sepa de qué se perdió, y para usted que está aquí tenga el mayor acercamiento a las manifestaciones de arte en la Ciudad de México y tenga una opción más para vivir una experiencia visitando un museo, una exposición, una obra, un concierto y así nos podemos seguir y seguir. Y solo para asistir y documentar lo que le vengo aquí a contar necesito trasladarme. Justo eso es lo que se me había hecho imposible hace cuatro meses, pero poco a poco va a menos. Paso de hoja y le cuento del concierto al que asistí, en este periodo de arranque a la nueva normalidad. Se trata de un violinista alemán llamado David Garrett, quien tiene el récord Guiness (desde 2008) de ser el violinista más rápido del mundo ¿lo conoce? Pues yo no tenía idea de sus existencia hasta que fui a verlo  en concierto.

¿Cuál fue mi sorpresa? Un espectáculo fuera de lo habitual. El look de Garret era más bien desenfadado y su música muy lejos de lo que yo esperaba, pues se acerca más a parámetros comerciales que a la música clásica.

Violinista rocker

Violinista rocker

No me lo imaginaba con acompañantes en el escenario, y de haberlo contemplado sería más bien de un pianista, un chelista o incluso otros violinistas. Pero el espectáculo del músico alemán sí que es diferente, pues cuenta con dos guitarristas, un bajista, un baterista y un tecladista. a mi impresión no era tan buena con ello, pero todo fue a peor cuando interpretó “Smells like teen spirit” de Nirvana en su instrumento, seguida de temas de Guns n’ Roses como “Welcome to the jungle” y “November rain”. Y es que algo debo aclarar… Yo crecí escuchando esas bandas, y claro que me gustan, pero no así la interpretación del alemán. No cuestiono su calidad de ejecución ni interpretación, simplemente no es lo que esperaba. Pero no todo es negativo, pues los temas de su propia autoría son muy interesantes y rescatan sus bases e influencias.

Eso sí, el escenario del concierto fue de lo mejor, pues era el Auditorio Nacional, que como siempre lo he dicho, es uno de los foros con mejor acústica para este tipo de eventos en la Ciudad de México. Y sin lugar a dudas lo mejor de todo fue la compañía, pues una mirada crítica dispuesta a compartir su impresión siempre enriquece la perspectiva de lo aprehendido. Gracias Henia, eres única.

Garret visitó otras ciudades de nuestro país, y estoy seguro que no tardará en volver. Si aún no sabe de él y ahora se ha quedado con la incertidumbre, busque algo de Garret en Internet o su disco en alguna tienda, que de seguro lo tendrán. Ya que lo escuche, si usted dice “sí me gusta”, no le pierda la pista que una de esas viene más pronto de lo que se imagina.

Viva la vida y sea feliz

Correo: kikenis@yahoo.fr

Twitter: @EnriqueParGen

/arm