imagotipo

De Cara al Sol

  • Andrea Cataño

  • Andrea Cataño Michelena
  • Lo vamos a extrañar

Mientras esto escribo, el dólar rebasa los 22 pesos y siguen las protestas por el gasolinazo que no acalló el Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familia (además del nombre eterno, este pacto sacado de la manga llegó tarde, mal y con olor a naftalina). La cúpula del poder está más ocupada en la grilla por la sucesión que en darse cabal cuenta del hartazgo social y el descrédito del gobierno que nos aplica la ley del embudo mientras los saqueadores como Duarte andan sueltos. Pero no voy a hablar más de estetema. Hoy me ocuparé del presidente Obama, de su mensaje de despedida y de algunos de los principales logros de su mandato.

La noche del martes, el Presidente de Estados Unidos eligió Chicago para pronunciar sumemorable mensajede despedida. Si algo caracteriza a Obama son sus dotes de orador y la elegancia con la que siempre se ha conducido. Así pues, sin mencionarlo, le aplicó varios jabscon guante blanco a su sucesor. “La democracia puede debilitarse cuando cedemos ante el miedo. Por lo tanto, al igual que, como ciudadanos, debemos permanecer vigilantes contra la agresión externa, debemos estar en guardia contra un debilitamiento de los valores que nos hacen ser quienes somos”, dijo Obama sin mencionar el racismo pletórico del discurso de Trump. Y abundó: “La democracia exige un sentido básico de la solidaridad; la idea de que, a pesar de todas nuestras diferencias externas, estamos todos juntos en esto; de que avanzamos o fracasamos como uno solo”.

Conmovido hasta las lágrimas, le hizo un bello reconocimiento a su esposa Michelle, quien supo representar con gracia y dignidad su papel de primera dama y trabajar en un puesto que ella no eligió, como bien dijo su marido.

¿Cuáles serían los principales logros del presidente Obama? Para empezar, la recuperación económica, tras la terrible crisis financiera global de 2008, heredada de su antecesor Bush, y la quiebra de Lehman Brothers. Aunque no lo consiguió tan rápido como habría deseado, el éxito de las medidas que adoptó se tradujo en un crecimiento sostenido del 2 por ciento anual, así como en una tasa de desempleo de 5.3 por ciento, inferior a la registrada cuando asumió el mando.

Otra de sus contribuciones fue el Obamacare (que Trump piensa revocar en cuanto tome posesión). La reforma de salud de Barack Obama buscó aumentar en un 5 por ciento el número de personas con seguro médico y que las familias no destinen más del 8 por ciento de su ingreso a gastos médicos; hay que recordar que los estadunidenses no tienen un régimen de seguridad social como el mexicano y deben costear su atención médica. Por último, entre otros muchos logros,está la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo.

En un gesto inédito que demuestra su calidad humana, la familia Obama ofreció una cena para el personal de la Casa Blanca. En esa ocasión, Barack, Michelle, Malia y Sasha les sirvieron a quienes los atendieron durante ocho años. El comportamiento de los Obama ha sido impecable, digno y elegante: nunca dieron una nota discordante.

México pierde a un aliado estratégico que entiende la complejidad de nuestra vecindad. En su lugar se queda un hombre que es el reverso de la moneda y tiene a México y al mundo en vilo. Los estadunidenses sentirán pronto lo que significa “nadie sabe el bien que tiene hasta que lo ve perdido” y aquí vamos a extrañar a Barack Obama.

andreacatano@gmail.com