imagotipo

De Cara al Sol

  • Andrea Cataño

  • Andrea Cataño Michelena
  • Sentencia en favor de los sordos

Según datos del INEGI de 2010, en México hay más de 694 mil sordos y su discapacidad es una de las que representan mayores retos de inclusión; al respecto quisiera comentar hoy, la importante labor de la Mtra. María del Carmen Carreón Castro, magistrada del Tribunal Electoral del Distrito Federal, en pro de la visibilización y protección de los derechos de las personas con discapacidad, quien apropósito de una  histórica sentencia a favor de los sordos, emitida por la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, retoma el tema de la accesibilidad de la información electoral para este grupo de población.

El asunto analizado tiene como antecedente una demanda del PRI y el PVEM en contra del PAN, por la omisión de subtitular un promocional denominado “Ya estuvo bueno”; así como por contener expresiones que calumniaban al Gobernador de Chihuahua. De este litigio entre partidos políticos, se desprende un exhaustivo análisis de los marcos internacional y nacional de protección a los derechos de las Personas Con Discapacidad (PCD).

En la resolución de este caso se plantean varios puntos importantes, de entre ellos: La accesibilidad a la información electoral, que privilegie el diseño universal; es decir, diseñar productos, entornos y servicios que puedan utilizar todas las personas, tengan discapacidad o no.

En cuanto a los órganos jurisdiccionales, da cierta dirección para que realicen interpretaciones que favorezcan la protección y el ejercicio de los derechos políticoelectorales de las PCD. Este ejercicio de libertad jurídica es un claro ejemplo de cómo se puede generar un criterio amplio de interpretación, con la finalidad de proteger los derechos humanos.

Los “spots” de campaña deberán estar subtitulados e incluir un audio congruente con la imagen proyectada de tal suerte que las PCD puedan conocer las propuestas de las distintas ofertas políticas y privilegiar así un voto informado.

Este último punto es de vital importancia, según comenta la magistrada Carreón, sobre todo si se considera que muy pocos sordos saben leer y escribir, la gran mayoría prefiere comunicarse mediante la lengua de señas. Los subtítulos son útiles solo para aquellos que después de aprender a leer y escribir quedaron sordos.

Para que las PCD ejerzan sus derechos, es necesario difundir, entre las instituciones encargadas del ejercicio de los derechos electorales, la necesidad de desarrollar programas específicos para cada tipo de discapacidad, con estrategias particulares para el acceso a la información electoral: la obtención de la credencial para votar; el ejercicio del voto; la participación como observador o funcionario de casilla, el derecho a ser votado, así como los medios jurisdiccionales para impugnar una violación a estos derechos. Es importante que se construya en estrecha comunicación con las PCD, con la finalidad de que las estrategias sean lo más eficientes
posibles.

Para las personas con discapacidad auditiva, insiste la magistrada Carreón, es vital que en un juicio en el que ellas intervengan,  existan intérpretes en Lengua de Señas Mexicana con competencias como las técnicas de interpretación y traductología, pues no es suficiente hablarla para ser intérprete.

La profesionalización de los servicios de interpretación en Lengua de Señas Mexicana es indispensable en nuestro país, así como la especialización de estos servicios en diversas materias, entre ellas los principios, nociones y conceptos jurídicos para evitar violaciones a los derechos de las personas con discapacidad
auditiva.
andreacatano@gmail.com