imagotipo

De carne y hueso | Sonya Valencia

  • De carne y Hueso: Sonya Valencia

A 34 años del primer caso de VIH, es una enfermedad estigmatizada

La noticia apareció en todos los diarios el 17 de noviembre pasado. Charlie Sheen, la estrella de la televisión estadunidense mejor pagada y exprotagonista de “Two and a Half Men”, se armó de valor y frente a las cámaras de televisión de la NBC admitió ser portador del virus de VIH. Esta fue la primera vez que el actor habló de su padecimiento desde que fuera diagnosticado hace cuatro años.

“Hace cuatro años me diagnosticaron –dijo ante las cámaras-. Fui al médico porque padecía fuertes dolores de cabeza. En algún momento pensé que tenía un tumor cerebral; pero después de los exámenes y toda esa basura, el médico me dijo que era portador de VIH”.

La noticia lo deprimió a tal grado que empezó a tomar alcohol y drogas. Al poco tiempo lo despidieron de la serie Two and A Half Men. Ahora, después de desvelar su enfermedad, la prensa amarilla no deja de publicar notas sensacionalistas sobre la vida sexual del ya controvertido actor.

Aunque desde hace décadas fundaciones, asociaciones y los mismos gobiernos del mundo están trabajando para terminar con el estigma que existe sobre quienes padecen VIH, poco se ha podido lograr. Las más de 35 millones de personas en toda el orbe que padecen esta enfermedad, siguen siendo objeto de discriminación por buena parte de la población. Un artículo publicado por el Medical News Today, dice que el VIH o el SIDA, no solo se encuentra entre la larga lista de enfermedades incurables, y que aunque sí existen tratamientos que pueden ayudar y a frenar su progresión, muy poca gente lo sabe, incluso, muchos no saben que padecen VIH/SIDA hasta que la enfermedad está muy avanzada.

EL VIH es un virus que debilita el sistema inmunitario humano, mediante la destrucción de las células que normalmente combaten la infección y la enfermedad.

EL VIH es un virus que debilita el sistema inmunitario humano, mediante la destrucción de las células que normalmente combaten la infección y la enfermedad.

Este mismo artículo explica que es VIH. Dice que es un virus que debilita el sistema inmunitario humano mediante la destrucción de las células T o células CD4 que normalmente combaten la infección y la enfermedad. El virus utiliza estas células para hacer copias de sí mismo, lo que permite que se propague.

Una vez que el virus ha destruido un gran número de estas células inmunes, esto puede llevar al SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida, la etapa final de la infección por el VIH ), en la que el cuerpo ya no es capaz de evitar la infección potencialmente mortal.

Aunque no todas las personas experimentan síntomas en las primeras etapas de la infección por VIH, muchas pueden tener manifestaciones similares a la gripe dentro de las primeras dos a cuatro semanas, tales como fiebre, ganglios inflamados, dolor de garganta, dolor de cabeza, fatiga, erupción cutánea y dolor y dolores en los músculos o en las articulaciones. Esto se conoce como síndrome agudo retroviral (ARS) o infección primaria por VIH. En las primeras etapas de la infección por VIH, que se conoce como la “latencia clínica” etapa, o infección crónica por VIH, la infección puede no causar ningún síntoma en absoluto y si los causa éstos son muy leves.  Durante las últimas etapas de la infección – a medida que se avanza hacia el SIDA- los síntomas pueden incluir la pérdida rápida de peso, fatiga crónica, diarrea prolongada, neumonía, úlceras de la boca, el ano o los genitales, pérdida de memoria, depresión y manchas debajo de la piel o dentro de la boca, nariz o párpados. Sin embargo, la terapia antirretroviral (TAR) (unacombinación de al menos tres fármacos antirretrovirales) puede retardar el desarrollo de tales signos.

Muchas personas con VIH pueden vivir con la infección por más de 10 años sin ningún síntoma en desarrollo y solo los experimentan cuando están progresando hacia el SIDA.Por lo tanto, es importante conocer los factores de riesgo para el VIH y someterse a pruebas para la infección tan pronto como sea posible.

Un informe publicado por ONUSIDA – antes del Día Mundial del SIDA que se celebra el próximo 1 de diciembre –dice que se estima que en la actualidad hay 15,8 millones de personas con VIH que reciben tratamiento antirretroviral, el doble del que lo recibía hace cinco años, y sugiere que duplicar ese número de personas en los próximos cinco años, podría acabar con la epidemia que existe en el mundo; sin embargo, esta posibilidad todavía es muy remota, según el Medical News Today, que insiste en que se debe acabar con la estigmatización de esta enfermedad para darle mejor calidad de vida a quien la padece, como es el caso de Charlie Sheen a quien todos los días se le señala con el dedo por ser portador del VIH.

/arm