imagotipo

De Justicia y Otros Mitos

  • Sergio Valls Esponda

  • Sergio Arturo Valls Esponda
  • Los cien fuegos de Rubí

Los días recientes son fieles símbolos de nuestra época: una sucesión de absurdos. El tema de la quinceañera es fantástico y ha sido objeto de análisis sociológico en varios países. Lo primero que uno se pregunta es: ¿Eso solo pasa en México? No lo sé pero así como cada país tiene su toque para la comida, tiene también su sazón para el humor.

Viéndolo con frialdad, es una terrible acción cómplice, una especie de linchamiento. ¿Qué hacemos cuando vemos el video? Claro, reír. Pero por qué nos reímos. ¿Se da cuenta de que en realidad nos estamos burlando? Ese bullying masivo es celebrado por todos, alumnos y maestros, patrones y trabajadores, padres, madres e hijos. Todos compartimos los memes o videos con ansia y urgencia; siempre queremos ser los primeros detonadores de la burla.

En los mismos días el general secretario de la Defensa Nacional tiene la ocasión de hacer trascendentes declaraciones que hablan de diez años de derrotas en la más maldita de todas las batallas en las que ha participado México: “la guerra” contra las drogas. Maldita porque sucede en nuestra tierra. Maldita porque ocurre entre mexicanos. Maldita porque no se puede ganar. No era una guerra, caramba, era un conflicto económico y de salud pública. Pero había que mantener activa a la industria que mueve el planeta. La de las malditas armas.

Quizá se dio cuenta de lo siguiente: en los años recientes en nuestras calles pasamos del “Agente 777” con su gorra y tolete a una especie de guardián del futuro con casco, chaleco antibalas, pasamontañas, armas automáticas, lente oscuro, granadas y quien sabe cuánta locura más. El problema lo transmite Cienfuegos. Tras el disfraz hay un cantinflesco paisano.

¿Cuántos memes, videos, artículos o comentarios recibió respecto de las declaraciones del general Cienfuegos? Como usted, yo también recibí pocos, y eso que estamos entre lectores. Es más, ¿cuántas personas sabrán quién es el señor Salvador Cienfuegos Zepeda? Yo, que de cálculo no sé nada, sugiero que cinco de cada cien que conocen a la joven Rubí, identifican al general. Quizá exagero. Si nos basamos en las veces que se han reproducido en YouTube los videos de la invitación a la fiesta y del balance de diez años de guerra, los números son contundentes. El primero, cerca de cuatro millones de veces; el importante, poco más de veinticinco mil. Qué no daría alguna o algún político trepador por ser tan populares como la adolescente.

El reclamo del general fue a todos los sectores, habló de lo poco que se avanzó en la profesionalización de las Policías y de la falta de compromiso de los legisladores al no avanzar con la Ley de Seguridad Interior que paradójicamente pretende legitimar la presencia del Ejército en las calles. Lo quepreocupa es que veladamente señaló que el Ejército está actuando al margen de la Ley y de la Constitución.

Otro gen cultural se está manifestando a raíz de la fama de Ruby. Sacar el mayor provecho con el menor esfuerzo. Ser auténticamente oportunistas. ¿Quien? Todos los que puedan. Políticos, periodistas, artistas y cómicos. Aunque de pronto se confunden unos con otros y no se sabe quién es qué. Vamos a esperar el próximo tema viral, la nueva víctima de nuestro macabro morbo, quien por un momento nos aleje de nuestra triste realidad, de Donald, Duarte y la guerra que perdimos antes de iniciar. Ahora, que si está considerando aceptar la invitación a los XV entonces sabe lo que debemos hacer, muchas cosas: ¡¡wuuuuuu!!