imagotipo

De la UNAM y del Colegio de Economistas / Horizonte Económico / David Colmenares Páramo

  • David Colmenares

La nota relevante de la semana fue la elección del nuevo rector, tercer médico en línea, quien sucede al Dr. José Narro quien desde mi punto de visto tuvo un excelente desempeño, sin embargo, quienes se quedaron fuera son también grandes universitarios.

Un comentario referente a los intentos negativos de descalificar a algunos de los candidatos por el hecho de haber sido funcionarios en el Gobierno federal, como lo fueron en su tiempo el Dr. José Ramón de la Fuente y el Dr. Narro, ambos grandes rectores, que contribuyeron con talento y responsabilidad a hacer mejor a la UNAM, que en algunos espacios tiene escuelas de excelencia, en otras tiene que mejorar, pero tiene la semilla para crecer. Claves evaluación, excelencia académica, transparencia en la administración y respeto a la pluralidad universitaria.

Ese día, el viernes, encabezados por la actual presidente del Colegio Nacional de Economistas -hoy Federación con 26 estados miembros-, Soraya Pérez Munguía, festejó el “Día de los Economistas”, algo que  a quienes estuvimos antes nunca se nos ocurrió, por lo menos a mí, pero a Soraya sí.

Y fue destacado que decidió hacer un reconocimiento a cuatro grandes economistas, falta uno para ser cinco, los cuales fueron egresados de escuelas públicas, particularmente la UNAM, de donde provienen la mayoría de los miembros del Colegio.

Se premió a la maestra Ifigenia Martínez quien fuera directora de la Escuela de Economía de la UNAM, hoy Facultad, pionera en los estudios sobre la distribución del ingreso, antes incluso del importante trabajo de Jesús Puente Leyva sobre la Distribución del Ingreso en Monterrey. La maestra tuve la fortuna de que formara parte del Consejo Directivo que yo encabecé de 2000 a 2002.

A Jorge de la Vega Domínguez, quien es el decano de los Expresidentes del Colegio, chiapaneco, con gran trayectoria en la administración pública, llegando a ser secretario de Comercio, desde donde se le mencionó para ser candidato a la Presidencia de la
República.

Manuel Aguilera Gómez, quien fuera presidente en los años setenta, después de Armando Labra, quien fue entre otras cosas director del Inmecafe y jefe de Gobierno de la Ciudad. Además de autor de textos económicos muy importantes, siempre con un enfoque nacionalista, por ejemplo recuerdo la “Desnacionalización de la Economía Mexicana”, escrito en los años ochenta. Por cierto presentará un libro sobre el petróleo este martes en San Ángel, en la sede de la Editorial Porrúa en la calla de la Amargura. Además escribe editorialmente cada semana. Hizo en su discurso algunas reflexiones sobre el riesgo de aprender en otras realidades o que sean alumnos los jóvenes economistas de maestros extranjeros que desconozcan la realidad del país, como nos advertía el maestro Silva Herzog en su mensaje a un Joven Economista.

Finalmente, Jorge Tamayo López Portillo, economista oaxaqueño también con una larga trayectoria profesional, incluso fue subsecretario de Comercio, y secretario de Desarrollo Económico de Oaxaca. Jorge fue presidente de los economistas en los setenta. Cuando yo salgo de Economía, organizamos un Grupo Actitud y el Colegio nos dio espacio para organizar un evento conjunto. Hablo de 1975, evento en el que participaron muchos de nuestros colegas y maestros como Víctor M. Barceló, Ricardo Carrillo Arronte, Jesús Puente Leyva, Eugenio Anguiano Roch, Fausto Cantú Peña y Julio Zamora Bátiz, entre otros.

En su gestión se celebra el Primer Congreso Nacional de Economistas y se crea el Premio “Juan F. Noyola”.

En fin, cuatro reconocimientos merecidos. Un gran acierto de Soraya nuestra joven presidente.
brunodavidpau@yahoo.com.mx