imagotipo

De traidor a traidor

  • Gabriela Mora

Domingo de elecciones… Pero eso es otra cosa…

El tema que habré de tratar esta vez se refiere a los “traidores” que en Comitán Chiapas, so pretexto de no encontrar respuesta a sus demandas por parte de algunos “compañeros” -estos sí comprometidos, fieles a su vocación y a sus principios, y dispuestos a pagar el precio por ello en bien de los niños de México-, integrantes de la CNTE castigaron a seis de sus compañeros, a quienes raparon, descalzaron y les colocaron cartulinas.

Ante las crueles imágenes, obviamente la sociedad se les fue encima, por lo que ya se han deslindado, arguyendo que fueron
infiltrados…

Los hechos se dieron cuando militantes de la coordinadora de maestros en Chiapas, cerraron el paso a una camioneta en la que viajaba un grupo de inspectores y directores a quienes bajaron del vehículo con violencia, colocándoles pancartas con letreros en los que de traidores a la Patria además de condenar la reforma educativa, los descalzaron y los hicieron caminar hasta el centro de Comitán, en medio de insultos y burlas, emulando el viacrucis sufrido por Jesucristo, y así al llegar al zócalo, cuatro vándalos infiltrados de la CNTE procedieron a rapar despiadadamente a los maestros, ellos si comprometidos con su labor, culminando con dos maestras de la tercera edad.

Pero no podemos omitir que las burlas, las humillaciones, las vejaciones se dan a maestros que sí quieren trabajar y que fueron vejados por la CNTE… se quedaron solos, abandonados a su suerte dado que la policía de Comitán pudo haber detenido a los agresores en el mismo momento en que se suscitaban los hechos, pero no quiso, hacerlo. Una vez más, los lentos reflejos de la autoridad dañan a las víctimas y premian a los agresores.

Y hoy, luego de las movilizaciones que se siguen presentando tanto en Chiapas como en Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Estado de México y esta agobiada CDMX, principalmente, tanto la sociedad mexicana como los órganos de inteligencia del Gobierno federal, sabemos que los actos violentos de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación no van a terminar, lejos de ello, habrán de radicalizarse aún más, dado que la CNTE pasa por un muy mal momento, quizá el peor de su historia: poco arraigo, baja popularidad, crisis económica y falta de control político.

En la presente administración, el Gobierno federal actual le dio una fuerte sacudida con la aprobación de la reforma educativa y la firmeza de Aurelio Nuño respecto a la implementación del contenido que quita margen de acción a la Coordinadora, por ejemplo en el caso de la baja de los maestros al cuarto día consecutivo de faltas, con lo que ha mermado su capacidad de movilización para realizar paros indefinidos de clases.

Igualmente, de la mano de la administración de Gabino Cué en Oaxaca, el Gobierno ha tomado control de la educación en el Estado al congelar cuentas bancarias, cerrar la llave del presupuesto y ante las amenazas de girar órdenes de aprehensión en contra de provocadores… Oaxaca ha dejado de ser el bastión de la CNTE, por lo que el movimiento pretende que ahora Chiapas, en donde la Coordinadora ganó las elecciones internas del sindicato local, pretende ocupar su lugar para garantizar interlocución política, decisión sobre cargos gubernamentales y, no menos importante, acceso al presupuesto educativo.

Lo cierto es que la humillación para demostrar más poder que el otro o como instrumento de tortura, ha sido usada a través de la historia por sociedades abusivas e intolerantes como los nazis, los chinos, los aztecas, los coreanos, musulmanes… En fin, la usa Donald Trump: Se trata de humillar al otro para demostrar quién es el que manda o pretende mandar…

Así las cosas, por supuesto es necesario aislar a los violentos, pero es urgente la intervención federal, además de legisladores, partidos, y de la sociedad mexicana para exigir respeto al Estado de Derecho.

Para nuestra fortuna, el día de hoy culmina la jornada electoral, y aunque habrá días de efervescencia política, es urgente convocar a un diálogo amplio, con muchos actores en afán de implementar una agenda común en principio en aquel Estado, pero siendo sinceros, muchas partes de nuestra agraviada Patria lo requiere. Así sea…

gamogui@hotmail.com