imagotipo

Derecho familiar

  • Derecho Familiar / Julián Güitrón Fuentevilla

  • ¿Cuál es la situación jurídica del matrimonio de homosexuales en México?
  • Esencia de las conferencias magistrales dictadas en el XIX Congreso Internacional de Derecho Familiar
  • ¡Vea y escuche a Lázaro Tenorio en el Canal Judicial!

TERCERA Y ÚLTIMA PARTE

¿CUÁL ES LA SITUACIÓN JURÍDICA DEL MATRIMONIO DE HOMESEXUALES EN MÉXICO?

La ignorancia de la ley no excusa su cumplimiento. Contra la aplicación de ley no puede alegarse desuso, costumbre o práctica en contrario. Los matrimonios de personas del mismo sexo están permitidos en todos y cada uno de los estados de la República.

Reiteradamente hemos expresado en este generoso espacio en favor del Derecho Familiar, que el Máximo Órgano Jurisdiccional del país ordenó en resoluciones por reiteración de tesis, por contradicción de las mismas y por jurisprudencias obligatorias, que los estados de la República Mexicana que impidan la unión conyugal de homosexuales o lesbianas con el argumento de que el propósito del matrimonio es la procreación son inconstitucionales y que quienes deseen celebrarlo lo podrán hacer con la sentencia que dicte un Juez Federal de Derecho Civil, ordenando al Juez del Registro Civil correspondiente, que debe realizar y solemnizar esas uniones, so pena de incurrir en responsabilidad jurídica y en su caso de perder el trabajo.

Para mejor ilustrar nuestra afirmación transcribimos parte de lo que ordena la Suprema Corte en esta materia y que debe ser obedecido y acatado por los que integran los poderes judiciales federales y locales.
MATRIMONIO ENTRE PERSONAS DEL MISMO SEXO. LA DEFINICIÓN LEGAL DEL MATRIMONIO QUE CONTENGA LA PROCREACIÓN COMO FINALIDAD DE ÉSTE, VULNERA LOS PRINCIPIOS DE IGUALDAD Y NO DISCRIMINACIÓN

Las definiciones legales de matrimonio que contengan la procreación como finalidad de éste, vulneran los principios de igualdad y no discriminación contenidos en el artículo 1o. de la Constitución, al excluir injustificadamente a las parejas del mismo sexo de dicha institución, toda vez que no está directamente conectada con dicha finalidad. Como lo sostiene esta Suprema Corte de Justicia de la Nación, la Constitución protege a la familia como realidad social, es decir, todas las formas y manifestaciones de familia que existen en la sociedad, entre las que se encuentran las homoparentales conformadas por padres del mismo sexo con hijos (biológicos o adoptivos) o sin ellos. En este sentido, la distinción resulta claramente sobreinclusiva porque quedan comprendidas en la definición de matrimonio las parejas heterosexuales que no acceden a esta institución con la finalidad de procrear, lo que muestra la falta de idoneidad de la medida para cumplir con la protección de la familia como realidad social y que se contrapone a lo sostenido por este alto tribunal en el sentido de que ha desvinculado el matrimonio de la función procreativa. Por otro lado, resulta subinclusiva porque excluye injustificadamente del acceso al matrimonio a las parejas homosexuales que están situadas en condiciones similares a las parejas heterosexuales, lo que ocasiona que se les prive de obtener los beneficios tangibles e intangibles que otorga dicha institución a estas parejas y a los niños que decidan criar.

Esta tesis se publicó el viernes 11 de diciembre de 2015 a las 11:15 horas en el Semanario Judicial de la Federación y, por ende, se considera de aplicación obligatoria a partir del lunes 14 de diciembre de 2015, para los efectos previstos en el punto séptimo del Acuerdo General Plenario 19/2013.

Época: Décima Época. Registro: 2010675. Instancia: Primera Sala. Tipo de Tesis: Jurisprudencia. Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación. Libro 25, Diciembre de 2015, Tomo I. Materia(s): Constitucional. Tesis: 1a./J. 85/2015 (10a.). Página: 184.
ESENCIA DE LAS CONFERENCIAS MAGISTRALES DICTADAS EN EL XIX CONGRESO INTERNACIONAL DE DERECHO FAMILIAR

EVOLUCIÓN DEL DERECHO PROCESAL FAMILIAR MEXICANO Y LOS JUICIOS ORALES

Dr. Lázaro Tenorio Godínez

En esta ocasión, disertaremos sobre la evolución del derecho procesal familiar en México, bajo cuatro ejes principales: primero, conocer las principales características que distinguen a las controversias del orden familiar, que vienen a conformar el derecho procesal familiar, concebido como un conjunto de normas jurídicas de orden público, que tienen por objeto dirimir o resolver las diferencias existentes entre los miembros del grupo familiar, en sus diversas modalidades; en segundo orden, hacer énfasis en la evolución que han tenido las principales acciones de orden familiar, esencialmente a raíz de las reformas a la Constitución Federal, del 10 de junio de 2011; en tercer lugar, hacer referencia a la importancia del juzgador y el perfil que deben tener los que se dedican a la materia familiar, exponiendo algunos casos emblemáticos; y en cuarto lugar, la participación del Estado en los procesos familiares, esperando que pronto el H. Congreso de la Unión consolide el Código Único de Procedimientos Civiles y Familiares de la República Mexicana,  recientemente aprobado por decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación.
ANTECEDENTES INMEDIATOS DEL DERECHO PROCESAL FAMILIAR

Sin lugar a dudas, fue en el Distrito Federal, ahora Ciudad de México, donde se reguló por primera vez de manera integral lo relativo a la creación de disposiciones legales especiales y tribunales especializados en materia familiar, lo cual se ha extendido, hoy en día, en la mayoría de las legislaciones del país.

En efecto, previas las discusiones y aprobación de las lecturas de la iniciativa del Ejecutivo Federal, donde por cierto la Cámara de Diputados no opuso objeción alguna, por decreto de fecha 26 de febrero de 1973, publicado en el Diario Oficial de la Federación el día 14 de marzo del mismo año y que entró en vigor quince días después, se adicionó al Código de Procedimientos Civiles para el Distrito y Territorios Federales, el Título Decimosexto, denominado “De las Controversias del Orden Familiar,” no obstante que con anterioridad,  por decreto del 24 de febrero de 1971, publicado el 18 de marzo siguiente,  se reformó la Ley Orgánica de los Tribunales de Justicia del Fuero Común del Distrito Federal y Territorios Federales, con el propósito de establecer un sistema autónomo  en  el  orden  jurídico  de  las relaciones familiares, creando jueces y tribunales de apelación en materia familiar.
LA PEDAGOGÍA JURÍDICA EN EL DERECHO DE FAMILIA A TRAVÉS DEL ESTUDIO DE CASOS

Graciela Ariza (Argentina)

El  envite  cardinal  de  este  trabajo reposa  en  dos  recapitulaciones  capitales: el primero remite a adquirir el conocimiento de los libros II y V del CCyC vigente en nuestro país desde el l de agosto de 2015 y por consiguiente, incorporar la nueva iurislingüística. El segundo, revelar gracias a la metodología del estudio de casos, cómo estos conocimientos adquiridos pueden realizarse y evaluarse en escenarios reales que demandan la vigilancia, curiosidad e intervención del operador jurídico.

A este tenor, se trató que el trabajo mostrara, a partir de un amplio abanico de términos, definiciones y conceptos existentes en la normativa del Derecho de Familia, los principales elementos que desde un enfoque perseverante e instrumental nos permite formar un sistema de pensamiento jurídico que genere cambios en la calidad de vida familiar y profesional.

El primer artículo del nuevo Código Civil y Comercial  (CCyC)  abre sus contenidos con una disposición fundamental en tanto define todo  su articulado:

Los casos que este Código rige deben ser resueltos según las leyes que resulten aplicables, conforme con la Constitución Nacional y los tratados de derechos humanos en los que la República sea parte. A tal efecto, se tendrá en cuenta la finalidad de la norma. Los usos, prácticas y costumbres son vinculantes cuando las leyes o los interesados se refieren a ellos o en situaciones no regladas legalmente, siempre que no sean contrarios a derecho.
DESDE LOS AVATARES DE LA CONSTRUCCIÓN HISTÓRICA DE LA INFANCIA, HASTA SU PROTECCIÓN JURÍDICA COMO SUJETO DEL DERECHO, SE REFLEXIONA AHORA SOBRE SU FUTURO Y EL DE LA FAMILIA EN MEDIO DE UNA HUMANIDAD INMERSA EN UNA PROFUNDA CRISIS

Dra. Olga Mesa Castillo (Cuba)

No cabe duda que siglos atrás los niños estaban invisibilizados humana, cultural y jurídicamente.

En nuestro sistema de derecho greco-latino, en la Roma en la que aparecieron las primeras leyes de la conocida como de las Doce Tablas (año 451 a.n.e), se ordenaba al padre matar al hijo que naciese muy deformado.

Originalmente las facultades del pater-familia eran amplias, absolutas y rigurosas con respecto a su descendencia: tenía sobre ella el derecho de vida y muerte, de venderlos y de abandonarlos. (Vitae et necis) de emanciparlos o de exponerlos.

Es más, el derecho romano no consideraba al feto un bien jurídico digno, por sí mismo, de ser protegido. Los llamados derechos del nasciturus, aparentemente protegido por el curador de vientres “…responden a una época tardía, marcada ya por la nueva filosofía cristiana e imbuida por la patrística”.

El bien jurídico que merecía protección era únicamente el derecho del padre, pues igualmente las madres estaban invisibilizadas y sometidas al varón. “Si se percibe una nota común a griegos y romanos, será el afán masculino por controlar al papel procreador de las mujeres”. La irrelevancia de la figura materna fue absoluta hasta la incidencia de las doctrinas cristianas que fueron introduciendo poco a poco la humanización del Derecho.

Ni la infancia ni la adolescencia tenían personalidad propia distinta de la de los adultos. Su descubrimiento como categoría social no comienza a vislumbrarse sino a mediados del siglo XVII. Y, agrego, coincidiendo con el comienzo de los cuentos infantiles.

Vea y escuche al Magistrado Lázaro Tenorio Godínez en el Programa que trasmite el Canal Judicial, que usted podrá ver mañana lunes 21 de noviembre de las 9:00 a las 10:00 horas; el martes 22 de las 17:00 a las 18:00; el jueves 24 de las 4:00 a las 5:00 y el viernes 25 de las 11:00 a las 12:00 horas, en Cablevisión 112, Sky 639, Dish 731; las repetidoras locales de televisión y en el Canal de Julián Güitrón Fuentevilla-Derecho Familiar, para además tener acceso a los 280 programas de Derecho Familiar exhibidos en esa plataforma.
ULTIMA HORA

El reporte oficial de YouTube nos informa que el Derecho Familiar llega actualmente a 78 países y se ha visto un millón 464 mil 131 horas.