imagotipo

Derecho Familiar

  • Derecho Familiar / Julián Güitrón Fuentevilla

  • Julián Güitrón Fuentevilla
  • Consultoría Jurídica
  • Proyección internacional del Derecho Familiar
  • El Canal Judicial llega a 84 países
  • Un millón 643 mil 795 horas de visualización y transmisión del programa Derecho Familiar
  • Ejemplo de violencia familiar

Primera de dos partes

CONSULTORÍA JURÍDICA

La trascendencia que ha logrado el programa Derecho Familiar, por medio del Canal Judicial de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y las repetidoras locales de Televisa canal 112, Sky 639, Dish 731 y en YouTube el Canal de Julián Güitrón Fuentevilla-Derecho Familiar, ha permitido que en el lapso aproximado de ocho años, -tiempo que lleva al aire el programa supracitado- miles de familias, mujeres, hombres, personas de la tercera edad, niñas y niños en general, hayan recibido las orientaciones jurídicas verdaderas y adecuadas a los graves problemas que han planteado y sometido a la consideración de quien esto escribe, a través de los correos electrónicos correspondientes.

SINTONICE EL CANAL JUDICIAL DE LA SUPREMA CORTE

El programa que usted verá el día de mañana 12 de diciembre del 2016, dedicado íntegramente a responder las consultas de diversas materias, todas relacionadas con el Derecho Familiar, el Derecho Sucesorio y otras ramas afines, aborda temas como el matrimonio de personas del mismo sexo; la adopción, el divorcio incausado, la aberración jurídica derivado de éste, de prohibir su apelación; de la patria potestad, su especie, guarda y custodia, así como los convenios de visitas y convivencias que deben celebrar los titulares de la patria potestad y quienes estén involucrados en esta problemática. Si usted sintoniza el día citado de las nueve a las 10 horas en el Canal Judicial de la Suprema Corte y las estaciones mencionadas, podrá ver y escuchar los problemas y las diferentes alternativas de solución que se proponen; además de otros tópicos de Derecho Familiar.

PROYECCIÓN INTERNACIONAL DEL DERECHO FAMILIAR

Hace 15 meses –septiembre del año pasado-, quien esto escribe, con la autorización de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, representada por la licenciada Magdalena Acosta Urquidi, directora del Canal Judicial y el apoyo para la edición de los videos correspondientes y su divulgación informática en la redes sociales, específicamente en Facebook y Twitter, brindado por Jacinto Hernández Lucas, director de la Programación Digital de la Revista de Derecho Familiar “Pater Familias”, patrocinada por la Facultad de Derecho y la Coordinación del Posgrado en Derecho de la UNAM, ha sido posible que los 280 programas de Derecho Familiar, cuya dirección y responsabilidad recae en quien esto escribe, hayan logrado una proyección internacional impresionante que a continuación se relata.

EL CANAL JUDICIAL, POR MEDIO DE INTERNET LLEGA A 84 PAÍSES, QUE TRANSMITEN LOS PROGRAMAS DE DERECHO FAMILIAR

México, Perú, Estados Unidos, Colombia, España, Argentina, Ecuador, Venezuela, Chile, Bolivia, República Dominicana, Guatemala, Costa Rica, Panamá, El Salvador, Paraguay, Nicaragua, Honduras, Uruguay, Brasil, Puerto Rico, Canadá, Francia, Suiza, Suecia, Italia, Alemania, Reino Unido, Australia, Finlandia, Países Bajos, Japón, Vietnam, Austria, Israel, Aruba, Rusia, Corea del Sur, Rumanía, Chipre, Indonesia, Islandia, Marruecos, Egipto, India, Malasia, Portugal, Ucrania, Croacia, Dinamarca, Bélgica, Nueva Zelanda, Senegal, Taiwán, Islas Vírgenes de EU, Cuba, Angola, Arabia Saudí, Hungría, Andorra, Palestina, Filipinas, Curazao, Santo Tomé y Príncipe, Belice, Sudáfrica, Emiratos Árabes Unidos, Pakistán, Turquía, Serbia, Bangladesh, Noruega, Omán, Mozambique, Bulgaria, Polonia, Argelia, Grecia, Hong Kong, Jordania, Kazajistán, Eslovaquia y Tailandia.

PROGRAMAS SUBTITULADOS

Seguramente que usted distinguido lector se preguntará en qué idioma se transmiten los programas, objeto de este artículo en los países mencionados; la respuesta es sencilla y así nos lo ha hecho saber YouTube, porque quienes en el extranjero se interesan en saber, entender y escuchar la problemática y las diferentes alternativas de solución planteadas por los intelectuales, juristas y profesionales de diversas materias que participan en los mismos, tienen un mecanismo proporcionado por la red social citada para subtitular en el idioma correspondiente cada uno de los programas proyectados.

UN MILLÓN 643 MIL 795 HORAS DE VISUALIZACIÓN Y TRANSMISIÓN DEL PROGRAMA DERECHO FAMILIAR

En el lapso citado, todos los programas de Derecho Familiar han sido vistos en los 84 países mencionados durante un millón 643 mil 795 horas, distribuyéndose de acuerdo a la frecuencia que los internautas se han interesado en conocer, en cuanto se refiere al Derecho Familiar.

PREVALENCIA DEL IDIOMA ESPAÑOL

En los informes oficiales de YouTube se nos ha comunicado que los países de habla hispana tienen prevalencia y prioridad en cuanto a la visualización de los programas de Derecho Familiar; los otros en menor proporción también se han interesado en la materia.

LAS FAMILIAS TIENEN DIFERENCIAS Y CARACTERÍSTICAS SEMEJANTES EN EL MUNDO

Es evidente que atendiendo a esta información y a sus resultados, el Derecho Familiar a nivel internacional se significa porque tiene como común denominador la materia prima que es la familia y todo de lo que ella deriva, debiendo recordar a nuestros distinguidos lectores que esta organización social por excelencia, se originó y nació antes que el propio Estado y seguramente que seguirá siendo señera en investigar, buscar y encontrar las mejores alternativas de solución a los problemas de Derecho Familiar, que en el mundo en general tienen como común denominador que sin familia no hay sociedad, Estado ni régimen de Gobierno alguno.

SIN FAMILIA NO HAY SOCIEDAD NI ESTADO

Sería inconcebible pensar que la mujer y el hombre pudieran ser y subsistir sin familia, porque no solo en México sino en el mundo en el siglo XXI hay tantas como actos jurídicos –matrimonio y adopción- hechos jurídicos –concubinato—y hechos materiales –inseminación artificial—la originen y las haga producir diferentes consecuencias jurídicas, que deben ser reguladas por el Derecho Familiar, el Procesal Familiar y el Derecho Familiar Patrimonial, conocido comúnmente como Sucesorio.
Ejemplo de uno de los programas más vistos en el canal judicial sobre la violencia familiar

CONCEPTO DE VIOLENCIA FAMILIAR. SUS DIFERENTES ACEPCIONES Y CAMPOS DE APLICACIÓN

Es el comportamiento intencional de un miembro de la familia hacia otro u otros integrantes que causa daños físicos, psíquicos y/o materiales. Es una acción u omisión, usualmente del más fuerte o poderoso por jerarquía o económicamente, ejercida sobre los más débiles y/o sus dependientes materiales para su supervivencia. Generalmente, el marido o pareja y padre de familia es quien realiza los diferentes tipos de violencia familiarque contempla la ley, aunque existen muchos casos de agresión proveniente de los otros miembros. Con frecuencia, entre las víctimas está la mujer como esposa, pareja y/o madre de familia, los hijos y los adultos mayores que viven bajo el mismo techo.

Es un conflicto de origen milenario y mundial del que el Estado mexicano fue haciendo conciencia de su grave problemática y, por consecuencia, llevó a cabo acciones jurídicas, de apoyo palpable a víctimas, de políticas públicas, a finales del siglo pasado y ha ido incrementando su apoyo —aunque no con la rapidez que avanza el mal— a esta noble causa contra esa realidad aterradora que se vive en nuestra sociedad.

Debemos subrayar que por ser miembro de una familia, surge la obligación, más que el derecho, de procurar el desarrollo de la misma en un ambiente de respeto a la integridad física y psíquica, de cada uno de los que la componen y evitar a toda costa la violencia familiar. En este caso, la ley provee a los sujetos que integran esa familia, si la invocan, de la asistencia y la protección de las instituciones públicas; como el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), el Ministerio Público o los propios jueces familiares, para que invocando la protección legal, puedan combatir y prevenir las conductas de violencia familiar.

Otra definición interesante sobre el tema en cuestión es que “en materia familiar se ha configurado una violencia específica, según la cual los miembros de la familia que habitan el mismo domicilio y entre ellos hay una relación de parentesco, de matrimonio o de concubinato, tienen el derecho y el deber recíprocos entre ellos de respetarse en su integridad física y psíquica a fin de lograr un desarrollo sano que permita su incorporación y participación en la sociedad; de tal modo que los integrantes de la familia están obligados a guardarse ese respeto recíproco, y la falta de tal respeto puede conducir a la violencia familiar que consiste en el uso de la fuerza física o moral, así como en las omisiones graves, y reiteradas que un miembro de la familia ejerza en contra de otro y que de esta manera atenta contra su integridad física o psíquica,aunque no cause lesiones”.

La violencia familiar puede realizarse por actos, acciones u omisiones que deben ser intencionales, cuyo propósito sea dominar, someter y controlar a través de la agresión física, con palabras, psíquicamente, controlando los recursos económicos de supervivencia o de manera sexual a cualquier miembro de la familia. Conductas que pueden llevarse a cabo dentro o fuera del hogar, con el objetivo de dañar. Se incluyen como sujetos pasivos de esa conducta a quienes están sometidos a custodia, guarda, tutela, protección,educación, instrucción o cuidado, siempre y cuando quien agrede, como sujeto activo de la violencia, y quien recibe la agresión, como ofendido o sujeto pasivo, vivan o lo hayan hecho en la misma casa. El Artículo 323 Ter del Código Civil para la Ciudad de México 3 ordena: Los integrantes de la familia tienen derecho a desarrollarse en un ambiente de respeto a su integridad física, psicoemocional, económica y sexual y tienen la obligación de evitar conductas que generan violencia familiar.

A tal efecto, contarán con la asistencia y protección de las instituciones públicas, de acuerdo a las leyes para combatir y prevenir conductas de violencia familiar.

Por la trascendencia de la materia de esta grave epidemia familiar transcribiremos a continuación el texto del Artículo 323 Quáter, del cuerpo normativo mencionado, que define los conceptos a los que hace alusión: La violencia familiar es aquel acto u omisión intencional dirigido a dominar, someter, controlar o agredir física, verbal, psicoemocional o sexualmente a cualquier integrante de la familia dentro o fuera del domicilio familiar, y que tiene por efecto causar daño, y que puede ser cualquiera de las siguientes clases:

I. Violencia física: A todo acto intencional en el que se utilice alguna parte del cuerpo, algún objeto, arma o sustancia para sujetar, inmovilizar o causar daño a la integridad física del otro.

II. Violencia psicoemocional: A todo acto u omisión consistente en prohibiciones, coacciones, condicionamientos, intimidaciones, insultos, amenazas, celotipia, desdén, abandono o actitudes devaluatorias, que provoquen en quien las recibe alteración autocognitiva y autovalorativa que integran su autoestima o alteraciones en alguna esfera o área de la estructura psíquica de esa persona.

III. Violencia económica: A los actos que implican control de los ingresos, el apoderamiento de los bienes propiedad de la otra parte, la retención, menoscabo, destrucción o desaparición de objetos, documentos personales, bienes, valores, derechos o recursos económicos de la pareja o de un integrante de la familia. Así como el incumplimiento de las obligaciones alimentarias por parte de la persona que de conformidad con lo dispuesto en este Código tiene obligación de cubrirlas.

IV. Violencia sexual: A los actos u omisiones y cuyas formas de expresión pueden ser: inducir a la realización de prácticas sexuales no deseadas o que generen dolor, practicar la celotipia para el control, manipulación o dominio de la pareja y que generen un daño.

No se justifica en ningún caso como forma de educación o formación el ejercicio de la violencia hacia las niñas y niños. Para efectos de este artículo se entiende por integrante de la familia a la persona que se encuentre unida a otra por una relación de matrimonio, concubinato o por un lazo de parentesco consanguíneo, en línea recta ascendente o descendente sin limitación de grado, colateral o afín hasta el cuarto grado, así como de parentesco civil.

De los artículos 323 Ter al Septimus del Código Civil para la Ciudad de México, se puntualizan las normas sobre violencia familiar surgidas en el matrimonio, el concubinato, el parentesco consanguíneo en línea recta o colateral, por afinidad hasta el cuarto grado y también por adopción, conocido como parentesco civil. Alude a los tipos de violencia reconocidos por la ley, que son la física, la psicoemocional, la económica y la sexual.

ANÁLISIS DE LA VIOLENCIA FAMILIAR COMO PROBLEMA JURÍDICO Y SOCIAL

Sistematizando lo que ordenan las leyes familiares, civiles y penales al respecto, 10 elementos son constantes en esta conducta: se puede realizar por actos, acciones o por omisiones; éstos deben ser intencionales con el propósito de dominar, humillar y controlar agrediendo físicamente, ofendiendo verbalmente, sometiendo psíquicamente o avasallando sexualmente a cualquier miembro de la familia; comportamiento que puede ejercerse dentro o fuera del hogar, con el propósito de dañar. Se incluyen como sujetos pasivos de esta conducta a quienes están en calidad de custodia, guarda, protección, educación, instrucción o cuidado, a condición de que el agresor, sujeto activo, y el ofendido, sujeto pasivo, vivan o lo hayan hecho en la misma casa.

Es evidente que la violencia familiar forma parte de la familia mexicana y que, desgraciadamente, ni las leyes ni los tribunales tienen preciso su papel para prevenir esta calamidad. Por ello es condenable que, sin reflexión ni aportación alguna, la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México, en sus IV y V legislaturas, hayan suprimido desde 2010 este flagelo como causal de divorcio, que otorgaba a la vez medidas preventivas y soluciones para los miembros de la familia más vulnerables bajo estas circunstancias.

Los padres no pueden recurrir a la violencia para instruir a sus hijos. La ley lo objeta rotundamente, no es el método o forma de educar a niñas o niños, solo los convierten en víctimas de su propio padre, madre o de su familia,que con el pretexto de la ignorancia para educar agreden sin parámetro, provocando daños irreversibles a quienes resienten las diversas conductas ydistintas maneras de realización de la violencia familiar.

A pesar de la divulgación oficial, que insiste en mediatizar y en algunos casos en negar su existencia, la violencia familiar en la República mexicana se exacerba, cada día cobra nuevas víctimas, y la impunidad de quienes cometen estos delitos o estas faltas graves, calificadas así en el Derecho Familiar, siguen sin recibir el castigo que merecen; sobre todo no hay diagnóstico de este problema social y familiar, mucho menos un pronóstico, lo que nos lleva a la conclusión de que la familia y sus miembros están condenados a sufrir este maltrato para siempre.

En esencia, la violencia familiar consiste en atacar a la familia por uno o los cuatro ángulos, explicados anteriormente, que por lo general se ejercen contra las mujeres, los menores, los incapaces y los adultos mayores. Bajo estas circunstancias, la familia o el miembro afectado tienen el deber de exigir que se reparen los daños y perjuicios cometidos contra ellos y obligar a quien haya realizado esa conducta a responder, incluso si ésta se tipifica como delito de acuerdo con la legislación penal de la Ciudad de México.

(Continuará)