imagotipo

Derecho familiar

  • Derecho Familiar / Julián Güitrón Fuentevilla

¡Centenario de la Constitución en el Canal Judicial!

  • Juan Luis González Alcántara y Demetrio Cortés explican los Derechos Familiares Constitucionales
  • La violencia en México, las familias flageladas por la violencia

CAMBIO HISTÓRICO EN EL AÑO 2011

Nuevamente estamos con ustedes para cumplir la promesa de hacer un segundo programa del tema Derechos Familiares Constitucionales; me acompañan el doctor Juan Luis González Alcántara y Carrancá y el doctor Demetrio Cortés Ortega, a quienes tengo el privilegio de darles la más cordial bienvenida a este su programa. La semana pasada hablamos de la primera parte de los Derechos Familiares Constitucionales, colacionamos algo del año 1917 respecto a cómo nace y como se origina la Ley Sobre Relaciones Familiares de ese año, la primera ley del divorcio vincular en América que se dio en 1914 y toda la evolución que ha tenido el Derecho Familiar. Hoy vamos a enfocarnos a esta reforma tan importante del año 2011 que en el mes de junio, precisamente cuando cambia y da un giro de 180° la situación de la Constitución, desaparece las garantías individuales, surgen las garantías jurisdiccionales, como el juicio de amparo, la controversia constitucional, la acción de inconstitucionalidad, para garantizar los derechos humanos fundamentales y dentro de éstos surgen los derechos familiares.
LOS DERECHOS HUMANOS FUNDAMENTALES RIGEN LA VIDA DE LAS FAMILIAS MEXICANAS

Juan Luis González Alcántara: Fue un cambio radical, se crea una nueva época en el Semanario Judicial de la Federación, incluye una corriente muy importante en el Poder Judicial y en los poderes judiciales de los Estados, de tratar de respetar en términos generales los derechos humanos, hay que recordar que el 10  de diciembre de 1948 se aprueba la declaración universal de los derechos humanos y es el documento base en donde surge una gran corriente a nivel mundial y que era consecuencia de las atrocidades que se habían vivido durante la Segunda Guerra Mundial, principalmente con la presencia del régimen nacionalsocialista y los otros países habían tenidos excesos que habían despreciado los derechos fundamentales de las personas; entonces la Organización de las Naciones Unidas que surgía con una gran fuerza desde 1945 y que en todos los estudios que se hicieron se preocupaban por que los derechos humanos tuvieran vigencia, no es que no existieran sino que no estaban siendo respetados a nivel internacional y México no tenía una norma. Vemos que hasta 1948 la gente toma conciencia de lo que había pasado y establece una gran corriente, México tuvo la fortuna de tener gente muy como Jaime Torres Bodet en la participación de estas normas. En México tomamos conciencia tarde, porque nos pasamos muchos años, hasta el 2011, estamos hablando de casi 60 años de diferencia.
TRASCENDENCIA INTERNACIONAL

Julián Güitrón Fuentevilla: Ya en la reforma del 2011 en donde los Tratados Internacionales y de acuerdo al artículo Primero, sean de la materia que fueren, esto es muy importante, yo he recibido críticas de constitucionalistas que dicen “no debió decir el artículo primero de todos los tratados, sino de materias específicas” pero aquí es derechos humanos.
INGRESO DE MÉXICO A LA CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS

Demetrio Cortés Ortega: Debemos recordar que México no entra y cuando lo hace es porque forma parte de las resoluciones que dictará la Corte Interamericana le fueran obligatorias, él se reserva y dice que no sobre las cuestiones anteriores. La resolución Radilla Pacheco contra México, en el párrafo 33 de esa resolución es muy fuerte para México y sobre todo para la Corte mexicana; señala ahí que los jueces mexicanos no saben derechos humanos y que tienen la obligación de estudiar y ponerse al corriente y creo que fue una llamada de atención principalmente para nuestros Tribunales Superiores, al grado de que empezaron a tomar cursos bastante bien hechos y ha sido muy bueno porque tenemos tesis, jurisprudencias ya formadas en relación a derechos humanos y sobre todo en la Primera Sala, dio resultado que aunque al principio no fue así, nos tocaron ver sentencias en donde se enfocaban a los derechos humanos de una de las partes y se olvidaban que también la otra parte tiene derechos humanos. Buscar el equilibrio en esos derechos, buscar la preponderancia de cual de esos derechos debe preponderar y por qué razón, eso fue lo importante que debe hacerse y desde mi punto de vista lo están haciendo bien.
JURISTAS PRECURSORES EN MÉXICO

Juan Luis González Alcántara y Carrancá: La participación del doctor Sergio García Ramírez y Héctor Fix Zamudio fueron fundamentales, porque ellos presidieron la Corte Interamericana, ese fue motivo de orgullo y de compromiso. La enjundia con la que dedicaron el tiempo a sus trabajos considero que son de los mejores juristas vivos que tenemos en México y que también hay otras extraordinarias lumbreras como es el caso de Diego Valadés que es un constitucionalista ejemplar. En esta materia del doctor Carpizo fue fundamental, de empujar a nuestro país, este reconocimiento de las resoluciones de la Corte Interamericana resultaban fundamentales, al grado de que creaban una gran molestia en nuestros estadistas, desde luego en los poderes judiciales porque decían “ya que nos van a venir enseñar a nosotros, somos dioses” el hecho de que pudiéramos haber tenido una estancia de revisión o de crítica a las resoluciones de la Corte, hizo que entendiera que no era la última palabra y eso es una forma de apertura cuando aceptamos a la Corte Interamericana y las recomendaciones del Estado mexicano; México tradicionalmente había dicho no a la intervención, pero no te hago caso a los tribunales internacionales, nuestras experiencias habían sido negativas, sobre todo cuando entramos en arbitrajes y perdemos la soberanía de ciertas partes del territorio mexicano y a las zonas fronterizas del norte.
DERECHO FAMILIAR CONSTITUCIONAL

Julián Güitrón Fuentevilla: Es muy importante que allá en su hogar tome nota de esto, porque la reforma del artículo Primero Constitucional es tan rica, tiene cuestiones fundamentales sobre todo para el Derecho Familiar y para los mexicanos, porque basados en este precepto de la Primera Sala, la segunda, el Pleno, los Colegiados, los Jueces Federales han ido emitiendo una serie de resoluciones para perfeccionar y mejorar las normas de Derecho Familiar, específicamente las que discriminan, por ejemplo las personas del mismo sexo que se quieran casar están basadas en este artículo Primero Constitucional en que no deben de ser por inclinación sexual objeto de una discriminación.
OBLIGACIÓN DE RESPETAR LOS DERECHOS HUMANOS

Demetrio Cortés Ortega: El artículo Primero, en el párrafo tercero implica una gran apertura porque sitúa a todas las autoridades que en el ámbito de su competencia tienen la obligación de respetar, proteger y garantizar los derechos humanos.
PREVENCIÓN DE LAS VIOLACIONES A LOS DERECHOS HUMANOS

Juan Luis González Alcántara y Carrancá: el párrafo que mencionaba el doctor Cortés dice: “Todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad. En consecuencia, el Estado -se refiere al Estado mexicano- deberá prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos, en los términos que establezca la ley”.

Algo que se ha discutido mucho y cada vez que se hace la elaboración de una norma, se señala que vamos a regresar a lo que teníamos antes con lo que perderíamos el principio de que no hay marcha atrás en materia de derechos humanos, el aspecto de la progresividad debe de ir siempre hacia delante y lo vemos en la limitación al tránsito, en la limitación de la libertad de expresión, en el respeto a las garantías, no hay la posibilidad de echarnos para atrás, es decir, llegamos a este camino y de aquí para adelante cualquier libertad que debamos de otorgar. Se ha discutido es el aspecto de la reparación del daño causado por el Estado, siempre habíamos visto que si el Estado te destruía tu propiedad se hacía guaje y no indemnizaba, no compensada, el daño causado que se haya ocasionado la necesidad de repararlo, lo vemos en materia de educación, de alimentación, agua potable, el Estado tiene la responsabilidad de proporcionar el agua potable a las familias, proporcionar la educación a todos los menores de edad, a todos los adolescentes, el Estado tiene que proporcionar alimentos, tiene que proporcionar seguridad, el hecho de que no podamos transitar libremente en las carreteras es responsabilidad del Estado y eso va a obligar a reparar el daño.
VIDA NUEVA Y RESPONSABILIDAD DEL ESTADO

Julián Güitrón Fuentevilla: Es fundamental para qué las personas sepan que este artículo Primero Constitucional de los derechos humanos fundamentales es la base de una vida nueva.

Demetrio Cortés Ortega: De nuevo surge aquí una responsabilidad del Estado, aún y cuando ese artículo parece ir en contra sobre todo de la Ley Federal de la responsabilidad patrimonial del Estado, si recordamos esta ley nace con en el año 2003 en donde se reforma el artículo 113 constitucional y se le agrega un párrafo en la que se establece que el Estado será responsable de los actos administrativos irregulares, de los daños que ocasione con los actos administrativos irregulares de acuerdo a la Ley Federal de Responsabilidad Patrimonial del Estado, esta ley surge hasta el 2007 y donde se establece topes, en el artículo 14 se establece un mínimo de 20,000 veces el salario mínimo como responsabilidad patrimonial del Estado, o sea daño moral, esto choca con el artículo Primero Constitucional porque dice que el Estado debe promover, es decir, hacer publicidad a toda la gente sobre en qué consiste los derechos humanos, desde luego nos preguntamos qué derechos no son humanos, ya sabemos a qué derechos humanos nos referimos, promover, respetar, garantizar y protegerlo, si por un lado tienen la obligación incluso de reparar las violaciones a los derechos humanos, si el mismo Estado viola tendría que reparar, pero no hacerlo en una forma limitada como lo establece la ley Federal de responsabilidad patrimonial del Estado, no hay razón para que lo pague y cumpla en lo que realmente tenga que pagar y se tendrá que hacer aplicando los principios de universalidad para todos, de interdependencia, las leyes largas de manera conjunta, armónica e individualidad.
LA VIOLENCIA EN MÉXICO, LAS FAMILIAS MEXICANAS FLAGELADAS POR LA VIOLENCIA (TERCERA PARTE)

Ahondando en esta hipótesis, el artículo 245 del mismo ordenamiento, al referirse a la violencia física y moral, ordena que son causas de nulidad, si importan el peligro de que uno de ellos, como consecuencia de la violencia, pueda perder su vida, su honra, su libertad, su salud o una parte considerable de sus bienes. Así mismo, son supuestos de violencia física y moral, si la causan al cónyuge, a la persona o personas que tenían -con la que se va a casar- bajo su patria potestad o tutela, o a sus ascendientes, descendientes, hermanos o parientes colaterales hasta el cuarto grado y finalmente que esa violencia, haya subsistido en el momento de celebrarse el matrimonio. En este caso la ley la sanciona con grado de nulidad relativa, porque sólo puede deducirse por el cónyuge agraviado, tiene como plazo máximo sesenta días, a partir del momento en que cesó la violencia para invocarla.
PÉRDIDA DEL DERECHO A ALIMENTOS POR VIOLENCIA FAMILIAR

Respecto a los alimentos, el supuesto de la violencia familiar, lleva a la cesación o suspensión de los mismos. El artículo 320 en su fracción III, determina que si quien está recibiendo los alimentos, es mayor de edad, cesarán o se suspenderán los mismos, por haber llevado a efecto conductas de violencia familiar, contra quien debe prestarlos. En otras palabras, si se están otorgando los alimentos, y quien los recibe realiza la violencia familiar contra el deudor, la ley ordena dejar de hacerlo y el Juez determinará una suspensión o cesación de los mismos.

Otras suposiciones se encuentran en la pérdida de la patria potestad, del ordenamiento en cuestión, en el artículo 444, fracción III, si ha habido violencia familiar en contra del menor; y la fracción IV, si el deudor deja de cumplir con su obligación alimentaria durante más de 90 días sin causa justificada. Esta hipótesis, además, está considerada en el artículo 323 Quáter, fracción III, como violencia económica.

La ley ordena en el artículo 504, fracción VII, que el tutor que ejerza violencia familiar o cometa delito doloso en contra de la persona sujeta a tutela, será separada de la misma y tendrá que responder de las faltas que hubiere cometido en ese sentido.
¿ES LA ALIENACIÓN PARENTAL VIOLENCIA FAMILIAR?

Mientras la Organización Mundial de la Salud discute si la alienación parental es o no una enfermedad, la VI Legislatura de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal decidió que por la gravedad y los efectos que produce en las niñas, niños y adolescentes, como sujetos pasivos de la alienación, y los titulares de la patria potestad o tutores en su caso, sujetos activos, en 2014 adicionó el artículo 323 Séptimus, determinando que se clasifique como violencia familiar que los padres, madres, tutores, o miembros de la familia en general alienadores, sean sancionados. La nueva norma ha quedado en los siguientes términos:
CASOS DE ALIENACIÓN PARENTAL

Artículo 323 Séptimus. Comete violencia familiar el integrante de la familia que transforma la conciencia de un menor con el objeto de impedir, obstaculizar o destruir sus vínculos con uno de sus progenitores.

La conducta descrita en el párrafo anterior, se denomina alienación parental cuando es realizada por uno de los padres, quien, acreditada dicha conducta, será suspendido en el ejercicio de la patria potestad del menor y, en consecuencia, del régimen de visitas y convivencias que, en su caso, tenga decretado. Asimismo, en caso de que el padre alienador tenga la guarda y custodia del niño, ésta pasará de inmediato al otro progenitor, si se trata de un caso de alienación leve o moderada.

En el supuesto de que el menor presente un grado de alienación parental severo, en ningún caso, permanecerá bajo el cuidado del progenitor alienador o de la familia de éste, se suspenderá todo contacto con el padre alienador y el menor será sometido al tratamiento que indique el especialista que haya diagnosticado dicho trastorno.

A fin de asegurar el bienestar del menor, y en caso de que, por su edad, resulte imposible que viva con el otro progenitor, el departamento de psicología del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, evaluando a los parientes más cercanos del niño, determinará qué persona quedará encargada de su cuidado; mientras recibe el tratamiento respectivo que haga posible la convivencia con el progenitor no alienador.

El tratamiento para el niño alienado será llevado a cabo en el Departamento de Alienación Parental del Servicio Médico Forense del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México.

La alienación del padre o la madre, de los abuelos, de los hermanos, en una palabra, de los parientes que integran una familia, siempre ha existido; sin embargo, hasta 2014 no se habían valorado sus consecuencias. Esta sintomatología tiene implicaciones médicas, sicológicas, siquiátricas, familiares y jurídicas; puede considerarse una enfermedad, incluso algunos juristas, científicos, intelectuales y médicos admiten su existencia como síndrome de alienación parental.
CONCEPTO Y ELEMENTOS DE LA ALIENACIÓN PARENTAL

La alienación es el proceso mediante el cual el individuo, o una colectividad, transforman la conciencia hasta hacerla contradictoria con lo que debía esperarse de su condición de hijo. Médicamente: trastorno intelectual, temporal o accidental y permanente, cuando al hijo se le manipula el cerebro negativamente en contra del padre o la madre. Psicológico: estado mental caracterizado por una pérdida del sentimiento de la propia identidad del hijo, del padre o la madre, respecto de la familia. Parental: adjetivo perteneciente o relativo al padre a la madre o a los parientes consanguíneos colaterales y por afinidad. Síndrome parental: conjunto de acciones, hechos, artificios, maquinaciones, engaños, culpa, dolo y mala fe que caracterizan una situación familiar determinada, perteneciente o relativa al padre, la madre o a los parientes en general, para destruir la relación filial. Alienación parental: desorden que surge en el contexto familiar, derivado de la guarda y custodia física o moral, que se da entre el padre o la madre. Manifestaciones externas de la alienación parental: campaña de denigración de un hijo contra el padre o la madre. Acciones sin justificación alguna o de exagerada denigración contra uno de los progenitores. Respuesta del hijo al combinar las nociones destructivas y adoctrinamiento que hace el padre o la madre, más sus propias contribuciones en la creación de un villano, que recae en el padre o la madre, objetivos de esa acción. Proceso por el cual un padre o una madre transforman la conciencia de sus hijos mediante estrategias para impedir, obstaculizar o destruir sus vínculos con el otro progenitor. A consecuencia de esta conducta, el padre o la madre rechazados y alienados (separados), quienes alguna vez fueron amados y tuvieron una buena relación con su hijo o hija, ven destruidos permanentemente los vínculos del afecto. El hijo o hija, que ha sido exitosamente alienado contra su padre o su madre, casi siempre piensa que fue su propia decisión la que le permitió rechazar y denigrar a aquéllos.

La palabra alienar deriva del latín alienare, alienus, que es ajeno. También volver loco; provocar efectos de alienación; alienígeno o alienígena, que significa extranjero, extraño o extraterrestre.

En derecho civil se dice que una cosa es alienable cuando es enajenable, e inalienable cuando no se puede transmitir a otro.

En Derecho Familiar, a los hijos objeto de alienación se les lava el cerebro para llegar a odiar o despreciar profundamente al padre o a la madre, según sea el caso. Es una tortura. Es un abuso brutal, emocional y físico que acaba con la familia y con los miembros víctimas de ésta. La alienación parental es un proceso mediante el cual el padre o la madre van sumando acciones que destruyen los vínculos afectivos entre padres, madres e hijos. Los hijos no son armas, no deben ser utilizados ni destruidos. Ningún hijo debe ser tratado como traidor por amar a ambos progenitores.

La alienación es un fenómeno frecuente en separaciones y divorcios. Es utilizado como instrumento de venganza de un cónyuge contra el otro. La idea de que un padre o una madre manipulen y programen a sus hijos en contra del otro progenitor parece una locura o una perfecta excusa de abandono. La realidad es que es un hecho reiterado en la sociedad moderna, poco explorado en las familias mexicanas.
VEA Y ESCUCHE EL PROGRAMA DERECHO FAMILIAR CONDUCIDO POR JULIÁN GÜITRÓN FUENTEVILLA

Mañana lunes 20 de marzo vea en las transmisiones de televisión por cable -IZZI, SKY y DISH-   completa la entrevista a Juan Luis González y Demetrio Cortés, sobre los 57 derechos familiares constitucionales que contiene nuestra Ley Fundamental.