imagotipo

Derecho familiar

  • Derecho Familiar / Julián Güitrón Fuentevilla

¿Cuál es el contenido de la última revista «Pater Familias»?

Introducción

Con la participación de los más distinguidos juristas de México, de Argentina y de España, encabezados por el ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, Aída Kemelmajer de Carlucci y Mariel F Molina de Juan, Juan Luis González Alcántara y Carrancá, Carlos Lasarte Álvarez, María Leoba Castañeda Rivas, Pablo Alfonso Aguilar Calderón, Elssié Núñez Carpizo y quien esto escribe, usted podrá conocer y disfrutar las investigaciones que contiene el número cuatro de la Revista de derecho familiar “Pater Familias”, editada por la Facultad de Derecho de la UNAM, que hoy dirige el doctor Raúl Juan Contreras Bustamante y por la Coordinación del Programa de Posgrado en Derecho de la UNAM, cuya coordinación está a cargo del doctor Carlos Humberto Reyes Díaz, la cual puede ser adquirida en las oficinas de la coordinación citada, ubicada en el Campus Ciudad Universitaria o acceder a ella por medio del vínculo http://derecho.posgrado.unam.mx/site_cpd/public/publis_cpd/familiar_2_3.pdf.

Resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre el consumo personal de la marihuana, según el amparo en revisión 237/2015

La actualidad de esta resolución le permitirá a usted conocer las razones jurídicas de por qué debe permitirse el consumo de la marihuana para fines médicos y las perspectivas de incrementar el gramaje que cada persona puede tener sin ser sancionada, quedando pendiente la autorización legal para comprar semillas, sembrarlas, cultivarlas, cosecharlas y comercializarlas. En este artículo que consta de casi 100 hojas se contemplan todos los argumentos en favor del consumo personal de la marihuana.

Derecho familiar jurisprudencial. El desafío de compartir. Teoría de los derechos fundamentales de los niños transexuales. Derecho penal familiar. El feminicidio en el mundo .Quiebra parental y custodia de los menores in potestate. Maternidad subrogada en México y los hijos con ADN de tres personas en Gran Bretaña. El concepto de Matrimonio, ¿en crisis? La vivienda y el patrimonio familiar en México. El derecho a tener una familia.

La diversidad de los Ensayos y Resoluciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que usted leerá en esta publicación, y la unidad de los mismos tiene como propósito principal la consolidación científica del Derecho Familiar en su búsqueda para encontrar y proponer las mejores soluciones jurídicas, sociales, culturales, familiares y médicas para proteger las diversas clases de familias que en México y a nivel internacional surgen de los diversos actos jurídicos, hechos jurídicos y hechos materiales que las originan.

En cuanto a la fuerza jurídica de la Jurisprudencia en Derecho Familiar, uno de los objetivos que persigue esta investigación es demostrar que las resoluciones con fuerza obligatoria emitidas por la Suprema Corte de Justicia de la Nación en Derecho Familiar, tienen como objetivo principal proteger a todas y cada una de las distintas familias que habitan en el país, así como a sus miembros. La gran preocupación del máximo órgano jurisdiccional en Derecho Familiar es que las sentencias emitidas por el Pleno y por sus diferentes Salas, tengan como común denominador que los derechos humanos fundamentales consignados en la Carta Magna se respeten, se corrijan sus violaciones y en un momento dado que por las disposiciones obligatorias de la Suprema Corte, que siendo el Derecho Familiar una materia local, las diferentes legislaturas de los estados de la República, modifiquen, rectifiquen, reformen o adicionen sus cuerpos normativos para estar acordes con el mandato de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos en cuanto a lo que las constituciones locales y los códigos civiles o los códigos familiares en sus respectivas entidades hayan dicho o legislen, para que no se violen esos derechos fundamentales.

El nuevo Código Civil y Comercial de Argentina, puesto en vigor recientemente, es una de las más significativas novedades del nuevo Derecho Familiar, es el cambio de paradigma en el ejercicio de la responsabilidad parental; ciertamente, la nueva normativa implica un reajuste sustancial de las reglas de juego.

La sociedad recién comienza a advertir la magnitud de la reforma en este punto, por lo que nos interesa destacar el verdadero desafío que el Código Civil y Comercial plantea a los padres y madres que no conviven: aprender a compartir el cuidado de sus hijos. Compartir implica colaborar, participar, comunicar, acompañar la crianza. En una palabra, cooperar con el otro en un esfuerzo conjunto para que niños y adolescentes crezcan en forma saludable y alcancen un desarrollo pleno.

La transformación es importante. No solo por la terminología empleada, que pone en valor la responsabilidad de los padres y su deber de orientar al hijo hacia la autonomía sino, principalmente, por la nueva dinámica que persigue “rescatar” a los hijos de aquel lugar en el que suelen quedar recluidos como rehenes del conflicto parental.

En esta investigación se pretende abordar el estudio de los derechos fundamentales en relación a la personalidad de los niños transexuales, ya que puede ser entendido como “el hecho de identificarse con el otro sexo, se manifiesta por una marcada preocupación por las actividades femeninas tradicionales; pueden preferir vestirse con ropa de niña o mujer o pueden confeccionarla ellos mismos a partir del material disponible, cuando no poseen ropa femenina”.

En tal sentido, se explicitarán las teorías de Robert Alexy y Luigi Ferrajoli, para entender si pueden ser de utilidad en un ejercicio comparativo del derecho a la personalidad jurídica de los niños transexuales.

También, se disgregará una noción del control de convencionalidad, pues constituye un nuevo paradigma que implica el examen de compatibilidad que deben realizar todos los órganos del Estado en sus tres niveles: Legislativo, Ejecutivo y Judicial, a la luz de los derechos fundamentales de la personalidad de los niños transexuales, con una visión de los tratados internacionales.

El Derecho Penal Familiar y los especialistas en la materia deben responder categóricamente y en favor de las mujeres las siguientes interrogantes: ¿Cuáles son los elementos necesarios para definir el feminicidio y el homicidio? ¿Cuáles son los principales antecedentes históricos de los temas citados? ¿Es adecuada la regulación jurídica de feminicidio? ¿En qué supuestos del Derecho Penal Familiar, surge el feminicidio o femicidio, el homicidio, el uxoricidio, el parricidio, el matricidio, el infanticidio, el feticidio, el fratricidio y el soricidio? ¿Cómo se puede prevenir el feminicidio y la violencia contra las niñas, niños y las mujeres? ¿En qué términos tipifica y regula el feminicidio, el Código Penal Federal? ¿Fue adecuada su redacción y legislación? ¿Debe reformarse? ¿Cuáles son las contradicciones de tesis y las jurisprudencias, expedidas por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en relación al feminicidio? ¿A pesar de la multiplicidad de leyes, locales y federales, respecto a los delitos objeto de esta investigación, se han preocupado los gobiernos de establecer las políticas públicas adecuadas para auxiliar a las víctimas de los delitos de feminicidio en sus diferentes expresiones?

El Código Civil español sacudido y penetrado por el Derecho Familiar aborda en forma importante medidas jurídicas sobre la custodia de los hijos, por ello partiendo de la base, absolutamente obvia, de que «la separación, la nulidad y el divorcio no eximen a los padres de sus obligaciones para con los hijos» (Art. 92, pár. 1º CC) y del natural imperativo de que «el juez, cuando deba adoptar cualquier medida sobre la custodia, el cuidado y la educación de los hijos menores, velará por el cumplimiento de su derecho a ser oídos» (pár. 2º), desde la aprobación de la Ley 30/1981 establecía el Artículo 92 CC «algunas» de las posibles medidas a adoptar en relación con la patria potestad: En la sentencia se acordará la privación de la patria potestad cuando en el proceso se revele causa para ello. Podrá también acordarse, cuando así convenga a los hijos, que la patria potestad sea ejercida total o parcialmente por uno de los cónyuges o que el cuidado de ellos corresponda a uno u otro procurando no separar a los hermanos. En este punto, quizá fuera conveniente resaltar que la redacción del precepto hubiera sido más correcta, si la norma recogiera la eventualidad de que “el cuidado… corresponda a uno o a ambos…”

Los avances de la biología molecular han superado en el siglo XXI con su realidad, lo que parecía una fantasía, por eso hoy en día los avances de la ciencia son un desafío para el derecho y en particular en este caso nos referiremos al Derecho Familiar. Toda vez que, a través de las últimas décadas hemos podido apreciar la evolución del conocimiento en materia genética, como ha sido el caso de la “fecundación artificial in vivo, la fecundación artificial in vitro, el arrendamiento de vientre o maternidad subrogada, la congelación de esperma para su posterior uso (incluso tras el fallecimiento de aquel a quien perteneció dicho esperma), la congelación de embriones, la histotipificación, el registro genético de espermatozoides, el establecimiento cierto de compatibilidad o incompatibilidad inmunogenética entre un individuo y su presunto hijo, la reproducción clónica, etc.” De este modo, la maternidad subrogada alude a una técnica para concebir un nuevo ser, y ésta surge como respuesta a la necesidad de tener un hijo para formar una familia, para aquellas parejas que por alguna razón no pueden concebirlo de manera natural. Sin embargo, en México aún no contamos con la regulación jurídica de dicha figura con excepción del Estado de Tabasco, que sí la regula en su Código Civil, como lo veremos en el desarrollo del presente trabajo.

¿Está el matrimonio en crisis? Responder categóricamente es uno de los objetivos de este ensayo, al analizar lo que implica el concepto de matrimonio comúnmente utilizado y las consecuencias que surgen respecto a la Jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la cual se ha manifestado en contra sobre los conceptos tradicionales de matrimonio, predominante en la mayoría de las legislaciones familiares o civiles en el país, por considerar que tiene un carácter discriminatorio del acceso al matrimonio de las personas homosexuales.

¿Qué es el matrimonio?

El Derecho Familiar entendido como “el conjunto de normas jurídicas, que regulan la vida entre los miembros de una familia, sus relaciones internas, así como las externas, respecto a la sociedad, otras familias y el propio Estado,” debe estar en constante transformación de acuerdo con la necesidad de la sociedad cambiante, pero siempre buscando la protección del interés superior, del núcleo base de la sociedad, que es la familia, con apoyo del Estado a través del carácter de orden público e interés social aplicable a todas las legislaciones familiares. Una de las instituciones de Derecho Familiar que siempre ha estado en constante polémica y transformación a través del tiempo, es el matrimonio, el cual es el punto de partida para la formación de la familia legal, acorde a los requisitos de la legislación familiar (y civil todavía en el caso de algunos estados), donde mediante este se adquiere una serie de derechos y obligaciones que tienen que cumplirse para la protección de la familia.

La sociedad comienza a advertir la magnitud de la reforma, por lo que nos interesa destacar el verdadero desafío que el Código Civil y Comercial plantea a los padres y madres que no conviven: aprender a compartir el cuidado de sus hijos.

La sociedad comienza a advertir la magnitud de la reforma, por lo que nos interesa destacar el verdadero desafío que el Código Civil y Comercial plantea a los padres y madres que no conviven: aprender a compartir el cuidado de sus hijos.

El patrimonio familiar es una institución de orden público e interés social regulada desde 1917 en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Su objetivo principal es proteger económica y jurídicamente a la familia y a sus miembros con una casa habitación, una parcela cultivable y los bienes propios para tener una vida mejor con un valor máximo de 150 mil dólares norteamericanos, siendo ese inmueble copropiedad en tantas partes alícuotas cuantos miembros haya en esa familia. Estos bienes son imprescriptibles, no gravables, no enajenables y su constitución se realiza a través de un procedimiento de jurisdicción voluntaria gratuita.

Parafraseando a Honorato de Balzac lo más importante no es dar vida a un ser sino criarlo y dársela a cada momento, por ello es importante entender que la familia es la institución social básica, en ella los seres humanos se preparan para incorporarse de forma integral a la sociedad, es también el soporte donde desarrollan todas sus potencialidades.

Nacemos humanos pero eso no basta, tenemos que llegar a serlo, afirma Fernando Savater, por esa razón el niño tiene dos gestaciones: la primera en el útero materno y la segunda en la matriz social, que identifica con la familia. Debe recordarse que el ser humano es el ser vivo que durante mayor tiempo requiere del apoyo de otros, necesita de los adultos para su crianza, existe una relación de dependencia física y sobretodo psicológica, además el proceso de socialización lo prepara para integrarse en forma adecuada a la sociedad. La familia es una ley de la naturaleza, afirma Herbert Spencer, el menos apto recibirá más ayuda y si los padres no la prestaran, la especie desaparecería en una generación. Juan Jacobo Rousseau expuso que “nada se identifica más fuerte, más constantemente con nosotros que nuestra familia y nuestros hijos; los sentimientos que adquirimos o que reforzamos en esta relación íntima son los más verdaderos, los más durables, los más sólidos que puedan ligarnos a los seres perecederos, puesto que solo la muerte puede apagarlos”. La familia permanece unida en forma invisible durante toda la vida, a pesar de no estar físicamente juntos.

El tema de la marihuana está hoy en todos los medios, en las redes sociales, digamos que es un tema viral porque todo mundo sepan o no, opinan, de ahí que sea tan importante que podamos transmitirles, cambiar impresiones, expresarles diferentes puntos de vista, acudiendo a la sociología, al derecho y partiendo fundamentalmente de esta resolución de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en que por mayoría calificada determinaron para un grupo de cuatro personas, que se permitiera sembrar, no comercializar, cosechar y por supuesto consumir la marihuana. La trascendencia de esta resolución es que se hace una apertura a la sociedad mexicana, a las diferentes familias de los 121 millones, 748 mil mexicanos que vivimos en este país para opinar; ha sido una materia en la que se escuchan expresiones en pro y en contra, pero como la ley ordena y no discute, tenemos una resolución de nuestro máximo órgano jurisdiccional.

Resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre el consumo personal de la marihuana, según el amparo en revisión 237/2015.