imagotipo

Derecho familiar

  • Derecho Familiar / Julián Güitrón Fuentevilla

Divorcio incausado ¿aberración jurídica? Segunda y última parte

¿DEBE ABROGARSE EL DIVORCIO INCAUSADO?

Como le comentamos la semana anterior, hoy veremos la segunda parte del tema divorcio incausado mexicano ¿Aberración jurídica? Todos estos graves problemas que ha encerrado desde que se aprobó la iniciativa en el año 2008; y ahora casi a 10 años de esta nueva forma de divorciarse, pretendemos hacer una serie de reflexiones junto con ustedes. Convocar a los legisladores de la Ciudad de México, al Consejero Jurídico, al propio Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera que siempre están preocupados, al pendiente de esto, porque ya es tiempo de hacer una reflexión y proponer reformas que me gustaría que el doctor Demetrio Cortés nos hiciera un resumen del Derecho Civil español, para luego entrar a lo que él en principio propone que debe reformarse.
MALA COPIA QUE PERJUDICA A LA FAMILIA

Demetrio Cortés: Como nos ilustró en el programa pasado sobre la legislación del procedimiento de nuestro divorcio actual, mal llamado incausado y exprés, porque si hubiera un incausado tendría que haber otro causado y si hubiere un exprés, tendría que haber uno lento. Más bien es el procedimiento de divorcio actual, lo tomamos ese procedimiento de la ley 30 del enjuiciamiento civil español de 1981, retomando esas ideas vemos que copiamos mal y tratamos de ver a nueve años de distancia, que las múltiples reflexiones que se han suscitado sobre el tema, porque el juicio de divorcio es un juicio frecuente en nuestro Tribunal. Todos los días vemos el procedimiento de divorcio y eso nos ha llevado a múltiples reflexiones, no solamente de los juzgadores que estamos aplicando el Derecho diariamente, sino en los Tribunales Federales que han aportado con sus reflexiones, en sus ejecutorias y que nos han hecho ver donde debemos incidir para corregir y desde ese punto de vista, ya es tiempo que las autoridades se preocupen y vean como reestructurar este procedimiento, para que tenga una mejor cabida, no sólo en el Código,sino en la aplicación diaria del divorcio.
MAL PLANTEADO DESDE SU ORIGEN

Julián Güitrón Fuentevilla: Es importante lo que dice el doctor Cortés porque si reconocemos que aun cuando hay a veces cierta reticencia en funcionarios, en legisladores, en jueces; pero si reconocemos con el mismo texto de la ley que el divorcio incausado desde sus orígenes estuvo mal planteado, porque no se dio el ejercicio del derecho humano fundamental, de la antigua garantía constitucional de audiencia, de ser oído y vencido en juicio. Es una imposición, que prácticamente el divorcio incausado como se originó en el año 2008, fue una imposición al que no se quiere divorciar. Ya antes dimos lectura a esa última parte del artículo 86 de la ley de enjuiciamiento civil española que precisamente modificó la materia de matrimonio y divorcio y la parte que decía yo en el artículo anterior, cuando el divorcio sea solicitado por ambos o por uno, con el consentimiento del otro, esto se eliminó de México, esto no está en la reforma y eso ha originado una pirámidede tales piruetas jurídicas sin metáforas, como si estuvieran brincando de un trapecio a otro, para decir, no es apelable, porque la ley lo prohíbe, imagínense ustedes un país, una ciudad, un Código que dice “aquí te puedes divorciar así, pero te prohíbo apelar”,es un contrasentido, inclusive esto ha originado que en la Corte después de ese lapso haya elaborado este cuaderno de trabajo, de la Primera Sala de la Suprema Corte, para regular y dar a conocer el trámite procesal del juicio de divorcio sin expresión de causa, donde en esencia dicen que si es resolución, que si es decreto, que si es sentencia y pone término al vínculo matrimonial es apelable; esto no requiere mayor discusión porque ya la Suprema Corte así lo ha ordenado.

Si le diéramos al otro cónyuge, en el divorcio incausado semejante a éste, emitir su opinión, dar su voluntad ¿Qué pasaría?
CORTÉS ORTEGA. LA LEY ORDENA, NO DISCUTE

Demetrio Cortés Ortega: Hemos tenido varios casos en el Tribunal en donde el esposo dice “yo no me quiero divorciar en mi religión no se permite el divorcio” ¿debemos respetar la religión? Y decir bueno ustedes son del Opus Dei, pero se impone en la norma. Es mucho lo que el proceso puede tardar, porque quizá la mujer esté embarazada de otro y quisiera estar libre para poder contraer matrimonio con otro, o para el hijo que lleva en su vientre, pueda tener el apellido, no nazca dentro del matrimonio y el hijo sea legalmente del que no es el biológico. Esos son los principios que se ha buscado con la nueva reforma, darle celeridad a la disolución del vínculo, para establecer que los cónyuges estén solteros y la situación jurídica en el estado civil de las personas, pueda tomar mejores alternativas.
¿VIOLENTAR EL RÉGIMEN DE DERECHO Y PROHIBIR LA APELACIÓN?

Como hemos dicho muchas veces en el Derecho Familiar ha tomado una cuestión muy diversa a la a la cuestión civil, considero que tienen sus propios principios, sus propias reglas, el procedimiento también debe de ser así, necesitamos un Código de Procedimientos Familiares, un Código Familiar, sustantivo familiar, ya separados porque son cosas diferentes, en esta misma situación y con el principio de audiencia para este caso, también al papá lo vamos escuchar, decir que yo no quiero dar alimentos, porque mis hijos son ingratos, vamos a ver si realmente hasta donde tendrá derecho a decir eso.

Julián Güitrón Fuentevilla: De alguna manera nos hemos autoencerrado en este divorcio incausado, y por ver el árbol no vemos el bosque, porque concretamente es mi opinión personal, fue tal el atropello en el año 2008, para imponer el divorcio incausado con todas estas violaciones, que no consideró otras causas que deben estar, así como el Código Civil español. Demetrio, al proponer una reforma desde tu perspectiva, cuáles son causales de divorcio imprescindibles, cuando ya se llega a un punto en el que como dijo Juan Luis González, por ejemplo la violencia familiar, el atentado contra la vida de tu propio cónyuge, cosas que se quitaron sin más, alteraron la sistemática y que ahora la violencia, si el señor es violento y le pega la señora y todo esto cuál, será la respuesta, a dónde vamos a ir, porque en un momento dado estamos hablando de este divorcio incausado y decir bueno que se permita la apelación, ya la Corte lo señaló así.
¿ESTAMOS CONFORMES CON LA REGULACIÓN, O DEBERÍA REFORMARSE Y ADICIONARSE OTRAS CAUSALES?

Demetrio Cortés Ortega: Cambia el procedimiento del divorcio con las 50 o más causales que contemplaba el artículo 67 del Código Civil, al divorcio sin expresión de causa alguna. Se dejan de tomar en cuenta diversas hipótesis que agravaban la conducta del cónyuge que hubiera observado alguna situación agraviante hacia el otro y que daba origen al divorcio causal, por ejemplo adulterio, violencia familiar, no solamente a la esposa y al otro cónyuge sino a los hijos, de corrupción hacia los hijos, todas estas conductas que agravaban la relación entre la familia quedaron de lado y que esas incidían en el pago de alimentos,el cónyuge culpable era obligado a pagar alimentos sin decir cuándo terminaba esa obligación, que ahí había otro gran tema, que discutir, porque teníamos el divorcio voluntario en donde se termina la obligación si la señora se casa otra vez, si se une en concubinato y si lo tiene que dar por todo el tiempo que duró el matrimonio, pero en el caso del divorcio, el cónyuge culpable era obligado a pagar alimentos sin término, es decir, estaba en duda por cuanto tiempo tenía la obligación de estar dando o pagando los alimentos; pero qué pasaba en los demás casos o en que el cónyuge observaba una conducta violenta hacia los hijos o hacia el cónyuge, también debería tener alguna sanción, no solamente el que pagara la liquidación de la sociedad conyugal, qué consecuencias tenía o si había abandonado el domicilio conyugal y además de ser causal de divorcio, perdía los bienes, o la parte que le correspondía de las utilidades de la sociedad conyugal, todas esas cuestiones, después de este tipo de divorcio, donde ya no hay cónyuge culpable han desaparecido, parece que ya no se toman en cuenta estas agravantes de la conducta del cónyuge.
GÜITRÓN. CONSULTA POPULAR A LA FAMILIA

Julián Güitrón Fuentevilla: ¿No habrá un temor infundado por aquella causa de tardarse tanto en un divorcio y que ahora tiene una fobia contra esas causas que están presentes?, una reforma de esta naturaleza como un ejemplo, o diferente, valdría la pena pensar en una consulta popular o hacer un Congreso, convocar a los jueces familiares, a los magistrados, maestros, que opinaran específicamente sobre esta materia.

CORTÉS ORTEGA. A FAVOR DE UNA REFORMA

Demetrio Cortés Ortega: Los congresos beneficien, la experiencia que usted tiene en la integración, formulación y práctica de los congresos, las veces que me ha invitado, me ha enseñado que la diversidad de ideas es tan grande y amplia, que todo eso favorece, enriquece al Derecho, entonces el Congreso sobre esta materia sería valiosísimo sobre todo porque si fuera del procedimiento del divorcio, tan sólo pensando en eso, me imagino que todos los participantes traerían ideas nuevas, de cómo llevar un correcto, ágil y práctico procedimiento de divorcio. El divorcio debe de ser protector de la familia, porque se va a disolver, debemos de ver que no sólo el matrimonio es una fuente de la familia, partiendo de ahí, no importa que el vínculo matrimonial se disuelva, pero que se proteja a la familia o a las familias que quedan, después de disuelto el matrimonio, porque nada nos dice o nada puede impedir, que habiendo cuatro hijos, un cónyuge tenga dos y el otro cónyuge tenga otros dos como sea, se están formando familias, no obstante la disolución del vínculo matrimonial.
EL DIVORCIO REQUIERE DOS VOLUNTADES Y LA NORMA JURÍDICA

Julián Güitrón Fuentevilla: Que se mejorara desde el punto de vista jurídico esta cuestión del divorcio incausado, aunque se mantuviera con la sola voluntad de uno para disolver el vínculo, que se resolviera el convenio, aún cuando en ese momento no se resolviera el convenio y si se le diera preferencia y celeridad a la disolución del vínculo, las medidas preventivas, provisionales o cautelares que sean sobre los alimentos principalmente, régimen de visitas y convivencias, uso del domicilio, menaje de la casa, las reglas necesarias para conservar una buena administración de los bienes que pertenezcan a la sociedadconyugal, son imprescindibles y deben tomarse desde el momento mismo que sea presentada la demanda como lo dice la ley. En concreto, para no caer en aquellos graves errores de los viejos códigos que decían 50 causales de divorcio, injurias, injurias graves, amenazas, calumnias. Fracción 11, es causa de divorcio el uso inmoderado de drogas enervantes, el alcoholismo, la adicción, el juego, etcétera.
OPINIONES CONTRADICTORIAS

Julián Güitrón Fuentevilla: Ya vimos que Demetrio Cortés Ortega mantiene esa línea de que el divorcio incausado así se deje, por muchas de las razones que se han dado y yo asumo la posición contraria, porque finalmente aun aceptando este divorcio incausado, sugeriría, pondría en una reforma, que se decrete esa resolución en el momento que se resuelvan, la seguridad jurídica de la familia, de alimentos y todo lo que esto implica, por supuesto si ya se pidió el divorcio incausado, porque no puede haber una convivencia, el juez en las medidas cautelares, de las que hablaba el doctor Cortés, puede determinar y decir que se quede en la casa un cónyuge y usted deberá asegurar esto y entonces sí tendríamos una seguridad para la familia, porque en estos momentos, finalmente en lo que propone el doctor Cortés, hay una prevalencia de la autonomía de la voluntad, no hay orden público, no hay Derecho Familiar de otra naturaleza sino es que “yo me quiero divorciar porque es mi voluntad”.
CONFLICTOS DE LA LEY

Demetrio Cortés Ortega: Vamos a suponer como a veces sucede, el marido es un irresponsable, no paga alimentos sino al contrario, la mujer tiene que estar trabajando para mantenerlo, y ahora nosotros decimos no hay divorcio hasta que se aseguren los alimentos: ¿Quién va a asegurar los alimentos? ¿La señora le va a asegurar los alimentos al esposo que es un irresponsable? ¿No la estaremos castigando?
LA LEY ES GENERAL, NO CASUÍSTICA

Julián Güitrón Fuentevilla: -Haremos una acotación- Es una característica de la ley y yo la aprendí con Rojina Villegas, que no puede ser casuística sino general. En lo que el doctor Cortés señala está muy bien, puede ser un caso excepcional, porque no podríamos decir que todos los divorcios incausados, son del que él es un mantenido o del que ella es una mantenida; la norma general de la familia, de los hijos, de la tercera edad, de la mujer o del propio hombre, porque vamos a suponer estamos hablando de un divorcio, en el que la señora dice “me quiero divorciar, él es un hombre enfermo” que tenga problemas del corazón, que no pueda ser ni siquiera autosostenible, etcétera. Un caso no puede ser el sustento de la ley, desde el punto de vista general debe ser, ya está el divorcio incausado y como regla general, se garantice a la familia.

Los puntos de vistas que tenemos como juristas, convergen hacia la protección de la familia, por diferentes caminos, pero definitivamente es una preocupación constante de que quienes en la cátedra, todos los días, con nuestros alumnos, con el litigio en las resoluciones de los tribunales, estamos con esta gran preocupación.
CANAL JUDICIAL DE LA SUPREMA CORTE

Vean y escuchen la entrevista completa sintonizando el Canal Judicial a través de Cablevisión 112, Sky 639, Dish 731, en las repetidoras locales de televisión de todo el país, igualmente en el vínculo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación www.scjn.gob.mx, también puede ver los 280 programas que hemos hecho en los últimos ocho años en el apartado de YouTube Julián Güitrón Fuentevilla-Derecho Familiar.
HORARIOS Y DÍAS DE PROYECCIÓN

Mañana lunes 8 de mayo del 2017 de las 9:00 a las 10:00 horas, el martes 9 de mayo de las 17:00 a las 18:00 horas, el jueves 11 de mayo de las 4:00 a las 5:00 horas y el viernes 12 de mayo de las 11:00 a las 12:00 horas.
* Profesor de Carrera, con 50 años de Cátedra ininterrumpida en Derecho Civil y Derecho Familiar, en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México.