imagotipo

Derecho familiar

  • Derecho Familiar / Julián Güitrón Fuentevilla

¿Cuáles son los criterios de la Suprema Corte para fijar las pensiones alimenticias?

INTRODUCCIÓN

Gracias por permitirnos entrar a su hogar. Usted lo sabe y lo sabe bien, este programa es una realidad porque nos deja dialogar con usted y sobre todo para llevarle lo mejor de la ciencia del Derecho. Hoy como les prometimos la semana anterior tenemos el gusto de que nos acompañe el Magistrado de circuito Froylán Borges Aranda quien accedió a nuestra invitación para estar nuevamente con nosotros y seguir hablando de esta materia de los alimentos.
AGRADECIMIENTO

Froylán Borges Aranda: Gracias señor Doctor por esta segunda invitación, para mí es un gusto, es un privilegio también y aprovecho para felicitarlo por el homenaje que le acaban de hacer en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México.
50 AÑOS DE CÁTEDRA ININTERRUMPIDA

Dr. Julián Güitrón Fuentevilla: Sí, efectivamente, hace unos días tuve el privilegio de cumplir 50 años de cátedra ininterrumpida y el señor Rector Enrique Luis Graue Wiechers quien me entregó la medalla al Mérito Universitario, también el señor Director de la Facultad me hizo un reconocimiento y un centenario; mientras tengamos este funcionamiento de la sinapsis y las neuronas vamos a estar aquí al pendiente para llevarles lo mejor que podemos de esta materia.
DIVERSIDAD CONCEPTUAL DE LOS ALIMENTOS

Dijimos la semana anterior que es muy importante determinar la pensión alimenticia, los criterios que hay que utilizar y sobre todo que sepan ustedes que alimentos es: casa, comida, útiles escolares, transporte escolar, medicinas, ocio, si hay enfermedades acudir en auxilio de ella, si hay personas de la tercera edad que tienen derecho de alimentos darles el tratamiento geriátrico adecuado, si hay padecimientos de autismo, etcétera. Todo esto le va dando a la pensión alimenticia un nivel superior que es muy importante considerar, bien decía el magistrado Borges nos transmitió los criterios de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que hoy vamos a reiterar porque vamos a ir a otras hipótesis de lo que antes ya señalamos, por ejemplo, es muy importante en este caso que la máxima autoridad federal del poder judicial Federal tengan una conciencia de que sus resoluciones afectan a todas las familias mexicanas, ¿por qué digo las familias y no digo la familia? porque como siempre estamos a la vanguardia, ustedes saben que hoy no solo en México sino a nivel internacional hay tantas familias cuantos actos jurídicos, por ejemplo, matrimonio, adopción, hechos jurídicos, concubinato, hechos materiales, inseminación artificial, que hasta que no pega se convierte en un hecho jurídico, nos originan; tantas familias de matrimonios de personas heterosexuales, homosexuales, de hombres, de mujeres, familias que derivan del divorcio, familias que se vuelven a juntar, familias que puede ser producto de una inseminación artificial, una mujer que va a un banco y se insemina de manera heteróloga y tiene un hijo es una familia, por eso hablamos de las familias.
DERECHOS HUMANOS FAMILIARES CONSTITUCIONALES

Froylán Borges Aranda: Los derechos familiares son fundamentales; los jueces en general, los jueces de instancia, los jueces de amparo, como es mi caso debo estar muy al pendiente de de la doctrina, de los criterios, precisamente para poder dirimir estos conflictos sociales; en Japón el maestro de primaria es más importante que el maestro de universidad o de posgrado, precisamente porque es la familia la semilla, es formativo. Con esto no quiere decir que haya jueces distintos, pero sí es importante que un Juez de lo Familiar tenga esta capacidad de conocer a las personas y resolver, en el caso de los jueces de amparo, no caer en la tentación de sustituirse como lo he comentado.

Dr. Julián Güitrón Fuentevilla: Te voy a hacer una pregunta que será muy importante tu respuesta aún cuando no está precisamente contemplada en lo que habíamos platicado pero para nosotros y la distinguida teleaudiencia también es trascendente, tú crees dada la importancia del Derecho Familiar cuyas normas son de orden público e interés social. ¿Sería conveniente, estarías a favor o en contra o cuál sería tu opinión de que se pudieran establecer jueces familiares federales, específicamente para resolver esto? Porque tenemos una constante cuando hay asuntos relevantes en la Primera Sala, las planas de los periódicos inundan, los medios, las redes sociales, hablan fundamentalmente del Derecho Familiar.
RESPONDE EL MAGISTRADO BORGES Y JULIÁN GÜITRÓN FUENTEVILLA

Froylán Borges Aranda: Tenemos treinta y dos legislaciones que son de ámbito local, Chiapas, Baja California. El Código Civil Federal como tal prácticamente no se ha conocido algún asunto federal.

Dr. Julián Güitrón Fuentevilla: Esa opinión vale oro, se las voy a reiterar, es muy difícil que alguien como el magistrado que además es del Poder Judicial Federal exprese con tan pocas palabras algo fundamental. En Derecho Familiar escogeré una rama brevemente, no tiene ninguna aplicación el Código Civil Federal, quizá algún purista podría decirme “sí tiene aplicación” yo preguntaría ¿dónde? ya no hay Distrito Federal, ¿se aplicaría en el reclusorio o en las islas marías que es un territorio federal?, probablemente, pero ¿qué pasaría, si yo fuera habitante de Netzahualcóyotl donde tú estás y presentara una demanda de divorcio por adulterio basado en el Código Civil Federal. ¿Qué harías?

Froylán Borges Aranda: Es un principio básico del juzgador.

Dr. Julián Güitrón Fuentevilla: ¿Es competente?

Froylán Borges Aranda: Es un juez local, el domicilio del demandado está.

Dr. Julián Güitrón Fuentevilla: No, pero yo voy contigo juez federal.

Froylán Borges Aranda: ¿Juez federal para algo distancia? ¿Para una demanda de divorcio?

Dr. Julián Güitrón Fuentevilla: Juez federal y que quiero divorciarme en Netzahualcóyotl cuando digo Código Civil Federal por adulterio.

Froylán Borges Aranda: El principio es vigente todo.

Dr. Julián Güitrón Fuentevilla: Fíjense bien, le cambió hasta la mirada al Magistrado él dice “haber un momentito, espérenme tantito”.

Froylán Borges Aranda: Sigue siendo vigente Código Civil Federal pero habría que ver si los sujetos, es decir, los criterios, cuando se traten de un nivel federal o locales dependiendo; primero de la norma que lo regule y también de los sujetos que ésta ley regule, entonces si es un divorcio en donde se presenta ese fundamento del Código Civil Federal, en principio no encuentro en este momento una oposición de aceptarlo, creo que en la práctica se va a decir.

Dr. Julián Güitrón Fuentevilla: O sea, vamos a suponer que el Juez de Distrito en Netzahualcóyotl donde le presento la demanda no se declararía de entrada incompetente por la materia, por ejemplo, porque hay que considerar –esto tú ya lo dijiste antes yo lo voy a ratificar nada más- el país tiene Códigos Familiares y 24 Códigos Civiles, hay Código Familiar en Hidalgo, tú seguramente sabes que yo soy el autor del primer Código Familiar de Hidalgo y tiene más de 34 años en vigor, después hice el de Zacatecas, de ahí se derivaron el de Michoacán en este siglo, el de Morelos, San Luis Potosí, el de Yucatán, el de Sinaloa, el de Sonora y estos Estados tienen legislación familiar separada y ahí tienen su Código Civil por separado; no ocurre lo mismo en la Ciudad de México porque todo está en el cajón del sastre, todo está metido ahí, pero es muy interesante que escuchemos porque nunca había reflexionado en eso, sobre todo con una respuesta así, que un Juez de Distrito y no estoy diciendo colegiado, que presentara la demanda y con fundamento en el Código Civil Federal algunas de las siguientes causales, suponiendo que la admitiera ¿le correrías traslado a la demandada?
REFLEXIONES DEL MAGISTRADO FEDERAL

Froylán Borges Aranda: Yo creo que el Juez tendría que verificar la calidad del sujeto, es el actor, podríamos pensar que sea un funcionario federal el que se va a divorciar, para darle la competencia federal, si cualquier persona ya sea que ostente un cargo municipal, local o federal acude a la instancia local, es decir, no va a acudir a la materia federal, es un caso interesante, pero yo creo que de entrada no se admitiría la demanda un poco pensando y reflexionando por la calidad de sujeto que presenta, es una persona común y corriente, quiero decir, que no es un funcionario federal o que sea activo o pasivo de esta normativa que regula.
CÓDIGO UNICO NACIONAL DE PROCEDIMIENTOS FAMILIARES

Dr. Julián Güitrón Fuentevilla: Siguiendo la misma materia; este país está a punto de tener, así como establecieron el código nacional de procedimientos penales que no sé por qué nacional, debieron ponerle federal, pero nacional, está a punto de entrar en vigor el código nacional único de procedimientos civiles federales y procedimientos familiares federales.
CONCURRENCIA DE FACULTADES

Froylán Borges Aranda: Sí, gracias Doctor, la propia Constitución establece facultades concurrentes, coincidentes en donde una autoridad estatal puede aplicar una norma federal, por ejemplo, la ley General de salud en donde en los distintos ámbitos la Federación, los Estados y Municipios pueden conocer de ciertos asuntos.

Dr. Julián Güitrón Fuentevilla: Eso no tiene nada que ver, es para ilustrarme yo y la distinguida teleaudiencia con control de la convencionalidad ni de la constitucionalidad.

Froylán Borges Aranda: Concurre la Federación y los Estados.

Dr. Julián Güitrón Fuentevilla: Y, ¿cómo se llama técnicamente esa Facultad?

Froylán Borges Aranda: Facultades concurrentes. Entonces, para ciertas materias el legislador desde el constituyente hasta el legislador ordinario ha establecido qué materias pueden ser coincidentes o pueden concurrir la Federación y los Estados para resolver una problemática en especial, hasta donde yo sé no existe una prohibición de esta concurrencia en materia civil federal, creo que es un cuestionamiento que habría que plantearlo por parte de un abogado en un caso concreto que diga el Código Civil Federal de me favorece que el código local y no encuentro una diferencia o una restricción, esperemos se aplique, si resuelve y dice el Juez es federal porque si ya se superó  la parte.
¿PARA QUÉ SIRVE EL CÓDIGO CIVIL FEDERAL EN DERECHO FAMILIAR?

Dr. Julián Güitrón Fuentevilla: Pondríamos a pensar al Poder Judicial Federal a sus más de dos mil juzgadores, los ministros, etcétera, porque esto es una frase hueca “y el Código Civil Federal y el Código Civil Federal”.

Froylán Borges Aranda: Sería interesante para un ejercicio de nuestro federalismo, pero creo que en las entidades federativas tienen sus propios códigos y es justamente quienes a partir de los jueces se pueden resolver.

Dr. Julián Güitrón Fuentevilla: ¿Entonces no se aplicaría?

Froylán Borges Aranda: Yo creo que no se aplicaría porque habría que ver quién sujeto es, sería el Presidente de la República el que se va a divorciar, el señor Ministro de la Corte o un Juez Federal.

Dr. Julián Güitrón Fuentevilla: Pero aún así te pregunto, ¿tú puedes envolverte en la bandera con el miedo y aventarte? Es un ciudadano común. Eres presidente y todo, pero te vas a divorciar con una ley común no con la ley federal.

Froylán Borges Aranda: A eso voy, entonces, trato de imaginarme el acuerdo de admisión, el acuerdo respectivo del Juez de Distrito en donde diga que existe la legislación local para que puedan dirimir este conflicto familiar. Pero para eso habría que ver el caso concreto.
RETOMAMOS LA PROBLEMÁTICA DE LA PENSIÓN ALIMENTICIA

Dr. Julián Güitrón Fuentevilla: Como te dije antes, cuando tuve el privilegio de invitarte y que aceptarás, te dije que te ibas a divertir, en poner en práctica tus conocimientos de todos los días, lo que enseñas en la cátedra y lo que administrasen justicia en el Máximo Órgano Colegiado es muy importante. Entonces, si te parece vamos un poco otra vez al buen camino de la pensión alimenticia porque creo aquí tengo una pregunta que es muy importante efectos de lo que es el orden público del Derecho Familiar y el orden privado del Derecho Civil, ¿es prescriptible la acción para pedir la obligación alimenticia?
EL DERECHO FAMILIAR ES DE ORDEN PÚBLICO E INTERÉS SOCIAL

Froylán Borges Aranda: Considero que no. La acción de prescripción de reclamar esta pensión es imprescriptible, lo que sí podríamos poner sobre la mesa es si a la hora en que se ejecute esta sentencia pierde este derecho o simplemente no es que lo pierda, a lo mejor no lo necesita y pasan 10 años y se establecen en algunos códigos procesales en el Estado de México es de 5 años para que especie de este reclamo, pero la facultad de pedir la pensión es de momento a momento en la medida en que se subsiste esta necesidad.
ANTAGONISMO DEL DERECHO CIVIL Y EL DERECHO FAMILIAR

Dr. Julián Güitrón Fuentevilla: Voy a ir al Derecho de las Obligaciones, ¿cómo se podría intentar? Y no solamente intentar, aplicar, en la parte que se habla de la extinción de las obligaciones, específicamente en la prescripción, que el legislador a veces no sabe ni lo que hace, porque habla de prescripción positiva para cuando son derechos reales, cuando esa es la usucapión y es la posesión esa no es la prescripción; la prescripción de la forma de liberarte de obligaciones sobre todo el transcurso del tiempo y la inactividad del acreedor y ahí entra el supuesto de las pensiones, pero estamos hablando de civiles, pero entonces una pensión de alguien -y escuchen bien- si usted tiene 20 años que han necesitado de los alimentos y no se los han dado, demande. Demande, porque va a proceder su demanda y va a ser retroactiva, inclusive hace no mucho tiempo hubo un caso en la corte que la Primera Sala resolvió de una pensión de 25 años.
NO SE MEZCLA EL DERECHO FAMILIAR CON EL DERECHO CIVIL

Froylán Borges Aranda: Sí, definitivamente las reglas del Derecho Civil son unas y las del Derecho Familiar son otras porque no podemos mezclar reglas del Derecho Civil para aplicarlas al Derecho Familiar.

Dr. Julián Güitrón Fuentevilla: Así habla un jurista que sabe civil y familiar, él que es constitucionalista con más razón porque ratificamos, todas las normas de Derecho Familiar mexicano son de orden público e interés social. Aquí vale la pena decirles a ustedes qué es el orden público por mandato de la Corte, como un conjunto de normas y principios impuestos por la ley, que los miembros de la familia tienen que aceptar y cumplir sin protestar. Ese es el orden público, no es un orden particular, no es la autonomía de la voluntad, es lo que la ley impone. El interés social es que la sociedad mexicana está siempre interesada en que las familias tengan profilaxis, que no se casen entre parientes y que haya una buena armonía, una higiene en la familia; entonces ya con lo que nos dijo el Magistrado Borges podemos seguir construyendo esto que es tan importante, porque así como él dice es imprescriptible la obligación alimentaria en la misma forma; la Suprema Corte en Pleno, la Primera Sala y con decisiones fundamentales lo han señalado.