imagotipo

Derecho Familiar / Julián Güitrón Fuentevilla

¿Debe o no, permitirse la adopción de menores de edad por personas del mismo sexo?

Introducción

La ley ordena no discute, frente a esta premisa la respuesta es categórica, las leyes mexicanas en el siglo XXI permiten que hombres o mujeres solteras, cónyuges del mismo o diferente sexo, concubinos en la misma situación, miembros de las sociedades de convivencia, si satisfacen los requisitos para adoptar pueden hacerlo, sean homosexuales o lesbianas. La doctrina, la interpretación personal, las leyes, los principios religiosos o costumbristas controvierten atendiendo a la idiosincrasia de las familias mexicanas, si se debe o no permitir la adopción de menores de edad a personas del mismo sexo. Estas dos premisas, la legal y la doctrinal usted podrá distinguido lector verlas y escucharlas mañana 12 de octubre del 2015 en el Canal Judicial que se trasmite por Cablevisión 112, Sky 639, Dish 731, se repite en las estaciones locales de televisión de toda la República mexicana, a nivel internacional, se proyecta por www.scjn.gob.mx, y si usted se perdió el programa del lunes, el mismo se transmitirá el martes 13 de las 17:00 a las 18:00 horas, el jueves 15 de las 4:00 a las 5:00 horas y el viernes 16 de las 11:00 a las 12:00 horas, con la presencia, la sabiduría, la reflexión, la autoridad jurídica e intelectual de la doctora Elssié Núñez Carpizo, maestra de Sociología de la Facultad de Derecho de la UNAM y Directora de su Seminario de Sociología.
Entrevista a la doctora Elssié Núñez Carpizo

Gracias por permitirnos llegar en una nueva emisión del programa Derecho Familiar, en nombre la Suprema Corte de Justicia de la Nación, porque, como usted lo sabe el propósito principal del Derecho Familiar es llegar a su casa, conversar con ustedes, transmitirles los conocimientos de esta disciplina tan importante del tema que vamos a tratar hoy con la doctora Elssié Núñez Carpizo quien es Directora del Seminario de Sociología de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional; es si se debe o no permitir la adopción de menores de edad por personas del mismo sexo, ojalá este tema le provoque usted un interés jurídico, social, familiar y personal.

Vamos a conversar con ustedes y con la maestra para darles algunas reflexiones sobre esta figura ancestral, antigua, tradicional que es la adopción. Ha pasado por tantas cuestiones, por tantas opiniones, por tantas normas que vamos a veruna especie de panorámica para ir de la antigüedad al siglo XXI y conocer lo que las normas mexicanas ordenan, lo que en los convenios internacionales de la adopción también tienen su parte y sobre todo para que escuchemos la trascendencia de la Sociología en general, de la Sociología jurídica y también porque hay implicaciones de la Sociología política en relación a la adopción.

Historia de la adopción

La maestra Núñez Carpizo nos dio un marco de referencia general donde ubicaremos el tema de la adopción, el cual se inició con el propósito en Roma, de que cuando no había descendientes porque era muy importante la veneración a los muertos, aquellas personas que no habían tenido descendencia, esta figura van a tratar de solucionar o de dar una posibilidad de ese reconocimiento y con las personas que han sido adoptadas, pudieran seguir con este culto a los antepasados.

Adopción de mayores de edad capaces en el Distrito Federal

Esto es muy importante, porque orígenes religiosos del Derecho Familiar,que no se termina el culto a los dioses, que no se termine con la familia, que en aquél tiempo con un propósito diferente al que tenemos hoy, porque ustedes deben saber que en el Distrito Federal en el siglo XXI se permite la adopción de personas mayores de edad con plena capacidad jurídica; antes se hablaba y así está en que se pueden adoptar discapacitados mayores de edad, pero hoy el Distrito Federal permite que alguien adopte a un mayor de edad para que pase a formar parte de su familia, pero con propósito diferente, como bien dice la maestra Núñez Carpizo en aquel tiempo en Roma dada la figura del paterfamilias, que al no tener descendencia, era necesario proveerlo a través de la adopción. Retoma la Maestra Núñez Carpizo en hacer hincapié en que la persona más importante era quien adoptaba, es decir, quién iba adoptar por esa continuidad hacia los antepasados.

Adopción del siglo XXI

Lo que dice la maestra Núñez es muy importante porque como bien lo saben en sus orígenes, la adopción en México era simplemente un acto jurídico revocable que por voluntad del padre adoptante se podía dar por terminado, pero además se permitía y hoy ya no existe, que el padre adoptante se pudiera casar con su hija adoptada y en un momento dado si eso no le parecía se podía casar con la descendencia de su hija adoptada; sorpresas que ustedes van a aprender y lo que está ocurriendo en el siglo XXI con la adopción, cuando hablamos de personas del mismo sexo, de cónyuges, de concubinos, de las sociedades de convivencia, de las personas solteras, la multiplicidad de hipótesis que van a escuchar en este sentido.
Ley sobre relaciones familiares de 1917

Ratifica la maestra Núñez que en nuestro país la primera vez que se reguló la adopción fue en la Ley de Relaciones Familiares del año 1917 y después el Código de 1928 y una serie de reformas, al llegar a la situación actual en donde esta inicial figura de la tutela, se invierte y ahora es más importante el niño que se adopta porque se le trata de proveer a una familia para que tenga un desarrollo adecuado, es un cambio muy significativo, de lo que se trata ahora es que estos menores se integren a una familia.

Desde el punto de vista de lo que dice la maestra Núñez siempre dentro del campo del Derecho, hay que ahondar en que efectivamente es hasta principios del siglo pasado, que se permite y habría que formularse una pregunta ¿por qué si copiamos el Código Napoleón de 1804, nuestros Códigos por ejemplo el de 1827 de Oaxaca, el de 1870 del Distrito Federal o el del Estado de México de 1869, el de Veracruz de 1868, el del Imperio mexicano de 1866 o el de 1884, porque no incluyeron la adopción, porque el Código Napoleón no permitía la adopción y aquí tampoco, aun cuando hay un lapso que después comentaremos de que sí hubo un tiempo en que el Código Napoleón lo permitió, pero nosotros no, hasta que esta ley de 1917, que acertadamente señala la doctora Núñez Carpizo, pero dentro de esta permisión, dentro de esta legislación, ya en México se puede adoptar en el siglo XXI, hemos encontrado muchas opiniones, normas jurídicas que ordenan, tesis aisladas de la Corte, contradicción de tesis, jurisprudencia obligatoria, reformas históricas, que directamente nos van a involucrar con el tema del Programa ya citado, y que la Sociología tendrá una participación muy importante porque permitirá a personas del mismo sexo, que sean hombres o mujeres y por supuesto aquí se implica, que el que puede lo más puede lo menos, y que puedan adoptar un homosexual hombre sólo, una mujer lesbiana sola y soltera.

La ley ordena, no discute

Continúa la maestra Núñez argumentando que la ley lo establece y se puede hacer, quizás una diferencia sería comentar que ahora no es revocable la adopción, entonces si una persona adopta es permanente.

Antes en el Código se manejaba una frase muy especial, donde se decía que la adopción se revoca por ingratitud del adoptado, o sea que el adoptante no podía ser ingrato sólo quien había sido adoptado, lo que es un absurdo, porque evidentemente tanto el adoptante cuanto el adoptado podrían resultar ingratos; pero ahora la ley es igual a la de un hijo biológico, si el hijo sale mal no se puede revocar su calidad de hijo y como la adopción se equipara al parentesco consanguíneo tampoco se puede revocar, aun cuando evidentemente hay Estados de la República que mantienen lo que se llama la adopción simple que solamente crea vínculos jurídicos entre el adoptado y el adoptante y la adopción consanguínea que es la plena en la mayoría los estados que permite incorporar a la familia con un vínculo biológico al que ha sido adoptado que al final de cuentas esa es la meta, ya que por diversas circunstancias no tienen una familia que se pueda integrar para un desarrollo pleno, adecuado y satisfacer sus necesidades.
Sociología y Derecho Familiar

Esto es algo muy importante y seguramente nuestros queridos lectores querrán saber qué participación, que trascendencia puede tener la Sociología que en el caso de la maestra Núñez, reúne la calidad de socióloga y jurista, para el Derecho Familiar y  para la adopción.

Dice la maestra que esto nos va a permitir conocer la realidad social, ver lo que realmente está pasando en una sociedad, en las familias y que muchas veces cuando se copia la legislación de otros países, esa es acorde a ese país, a esa sociedad, a esas circunstancias y no en el caso de nuestro país, que desafortunadamente ha copiado muchas legislaciones, pero que la sociedad no está en esa circunstancia, ni tampoco se hace nada para favorecer que las personas acepten; sentimos que en nuestro país todavía hay una actitud reticente hacia las personas que son del mismo sexo y que van a pretender  formar una familia, en ese sentido la reflexión de la maestra Elssié Núñez Carpizo, es que no se está haciendo nada.

Reforma Constitucional del 2011

Usted tiene que considerar que nosotros como abogados, en el caso concreto tenemos que manejarnos por lo que la ley ordena; esta frase que normalmente repito en las clases y en las conferencias, es que la ley ordena no discute, en este caso, permite que se realice la adopción, atendiendo fundamentalmente a la reforma que se hizo en el año 2011, a 15 artículos de la Constitución en cuanto a los Derechos Humanos fundamentales y que atendiendo al artículo Primero si se negara a una persona, sea cual fuere su inclinación sexual, el derecho a adoptar, se estaría violando su derecho humano fundamental consignado en el artículo Primero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
Jurista verdadero y auténtico

El verdadero jurista, el que crea normas, es quien está con el conocimiento de la realidad social, ésta de la que hablaba la doctora Elssié Núñez que nos muestra una cara de la vida familiar, pero esa realidad social, el sociólogo la debe recoger, debe alimentar al jurista para que éste con sus conocimientos recoja esa realidad social y la pueda convertir en norma jurídica o complementarla y que el jurista sea capaz de crear una disposición, una norma jurídica que modifique esa realidad social y jurídica para hacer leyes adecuadas sobre todo como dice la maestra Núñez, según la idiosincrasia, la filosofía, según los valores que tenemos los mexicanos.

Ustedes estarán de acuerdo con nosotros en que el siglo XXI la familia no existe como familia, sino las familias, que la familia no está en crisis sino en evolución, porque hay tantas familias como actos jurídicos, matrimonio, adopción, hechos jurídicos, concubinato, hechos materiales, inseminación artificial, las puedan originar.

Niños en la calle

La maestra Núñez nos señala sobre la realidad social y hace hincapié en los niños que están en situación de calle, aquellos que son abandonados y que si nosotros la ponemos en la posibilidad de otorgarles, o de proporcionar es a una familia quizás estamos alejándolos de la delincuencia y claro está que es una exageración, pero la realidad es que en nuestro país hay niños en la calle y que los vemos y que no hay forma de ocultarlos; es darles una oportunidad y no tenemos por qué negarles la falta de una familia como un estigma negativo. Hay personas que piensan que por generosidad, que sus recursos económicos les permite tener en adopción a un niño solucionaríamos estos problemas.

Mismos requisitos para adoptar

Es muy importante para nosotros como abogados insistir y llevar esta premisa fundamental, de que la ley lo permite pero además esa misma ley a las personas del mismo sexo les impone, les exige que cumplan con los mismos requisitos, que como la adopción tradicional para cónyuges o para personas solteras, entonces son dos cosas diferentes que la ley permite que homosexuales o lesbianas ha sido personas del mismo sexo, soltero o soltera adopten y otra es que hay que cumplir con los requisitos que la ley exige, concretamente el Distrito Federal en cuanto a los estudios sociológicos, económicos, la diferencia de edades, tener un hogar con las características para proporcionarle al adoptado todo esto y que además, se sometan a estudios psicológicos, psiquiátricos, económicos, socioeconómicos, para que satisfechos esos requisitos, con la responsabilidad del Juez familiar, se otorgue esa adopción, en esas circunstancias vamos a insistir porque precisamente ponemos en una balanza dos cuestiones, la realidad social que menciona a estos niños expósitos, abandonados, huérfanos, no precisamente porque tengan que ser delincuentes porque de alguna manera están trabajando, pero que será mejor que se mantengan en esa situación en la calle en las circunstancias en que están o que sean dados en adopción y que si son personas del mismo sexo las que satisfacen los requisitos legales, se les otorgue.

La adopción es local no federal

La maestra Núñez aprovecha la oportunidad que ya se ha señalado que el DerechoFamiliar es local y entonces los estados señalan distintas situaciones entre las diferentes edades que deben tener, es interesante unificar a través de un Código Federal, porque no hay un criterio informe para la adopción. Si nosotros pensamos en las familias heterosexuales, tampoco tenemos garantía que los hijos vayan a salir bien y se vayan a desarrollar adecuadamente.
Desorden legislativo nacional

La maestra Núñez ha tocado un punto álgido, la adopción es como todo el derecho familiar de carácter local,esto significa que en los 31 estados de la República y en el Distrito Federal tenemos 32 legislaciones, normas jurídicas distintas para adoptar, tenemos un Código Civil Federal que no se aplica en ninguna parte en materia Derecho Familiar, pero ahí está el Código, la legislación 33 que también de manera distinta dice quiénes pueden adoptar, en qué condiciones y que requisitos; ante esta pluralidad de normas, sólo la intervención de la Suprema Corte de Justicia la Nación, el Pleno y específicamente la Primera Sala, han venido a poner orden. en el desorden jurídico, porque bien lo dice la maestra Núñez, hay estados que exigen 17 años de diferencia, otros 25 y otros que de plano como ocurrió recientemente con el artículo segundo de la ley de Sociedad de Convivencia de Campeche, que expresamente prohíbe la adopción a personas del mismo sexo en cuanto a los niños o como ha ocurrido en Colima, donde hay matrimonio común, es decir, un hombre y una mujer y donde la unión civil permite esta relación entre personas del mismo sexo, ante este desorden, por ejemplo el Distrito Federal en el artículo 146 dice con una pésima redacción, pero así está, que el matrimonio es la unión de dos personas y también que se permite el concubinato, inclusive desapareció el heterosexual, la nueva norma dice los concubinos, las concubinas, como si fuera plural y por supuesto las personas solteras.
Conclusión

La síntesis de este Programa se resume en las afirmaciones vertidas en este programa por la doctora Núñez Carpizo quien sostiene que debe darse el beneficio de la duda a las personas del mismo sexo que adoptan, porque prejuzgar por la diversidad sexual será un desastre, porque la adopción no tiene un apoyo científico y en consecuencia parafraseando al ministro Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Luis María Aguilar Morales, es preferible que los niños abandonados, expósitos, no queridos y en situaciones de calle, puedan ser adoptados para beneficio de ellos mismos y la oportunidad para los padres o madres adoptantes de darles a esos niños un hogar adecuado y el amor de una nueva familia.

Nota: Tengo el privilegio de comunicar a los distinguidos lectores que me honran leyendo estas líneas y a los leales televidentes del Programa Derecho Familiar que se transmite en el Canal Judicial, que habiendo celebrado un convenio con el Órgano citado y con el Presidente del Colegio de Profesores de Derecho Civil de la Facultad de Derecho de la UNAM Ángel Gilberto Adame López, usted podrá acceder a los 260 programas que he realizado en el transcurso de casi 7 años de duración del programa mencionado con el siguiente vinculo digital www.youtube.com/my_videos?o=U