imagotipo

Desabasto de medicamentos en el Issste / Horizonte Económico / Carlos Loeza Manzanero

  • Carlos Loeza Manzanero

Los destinos prioritarios y sectores estratégicos del gasto público son salud, educación y seguridad pública, pero indudablemente la máxima prioridad corresponde a la salud, sin ésta los demás están demás.

Lo que resulta preocupante es que el gasto en salud por día para cada mexicano, de acuerdo con el Presupuesto de 2015, es de 3.04 pesos, lo que refleja dos cosas fundamentales: la primera, la insuficiencia de ingresos para financiar el gasto público requerido, y la segunda, que la inercia se ha reflejado en que ese destino tan prioritario de manera inercial se repita año con año.

Es sin duda un tema profundo y volveremos a retomarlo para intentar profundizar en los comentarios, pero en este momento lo fundamental, desconcertante, inédito y cualquier otro adjetivo que nos dé la idea de algo inaceptable que requiere de atención inmediata, es que el miércoles 2 de diciembre se expresó ya de manera crítica una situación intolerable que se ha venido agudizando día con día por lo menos durante las tres últimas quincenas, es el caso del desabasto de medicinas.

Ese día que dio lugar de inmediato a escribir esta columna, tuvimos conocimiento de que el desabasto de medicamentos hizo crisis y me refiero a la angustia de pacientes de enfermedades delicadas, que ponen en riesgo la vida y ocurre que no hay medicamentos, ni en el IMSS ni en el ISSSTE.

Personalmente me impactó, porque precisamente ese día en teoría recogería medicamentos en el ISSSTE.

De inmediato intenté contactar al director general o alguien cercano a él que pudiera dar información al respecto, pero fue imposible, el director del ISSSTE estaba ausente de su oficina, me contestó una amable dama que me informó que se encontraba en una visita de trabajo de alto nivel pero que volvería más tarde.

Solicité que por favor se me informara cuando llegase para mandarle por lo menos un correo que tal vez pudiese responder alguien de su equipo, pero deseo destacar que tanto él como otros funcionarios están obligados a la atención del derechohabiente, no es ningún favor.

En paralelo intente contactar a algún funcionario responsable en el IMSS, y tampoco se logró absolutamente nada.

Mi primera reflexión es señalar que se está en conocimiento de que esos funcionarios están extraordinariamente ocupados, pero para eso tienen equipo de trabajo, pero quisiera recordarles que sus sueldos y de todo su equipo de trabajo se paga de las aportaciones de todos los derechohabientes, es su obligación atender al ciudadano y pongo énfasis particular en el caso del ISSSTE, porque de este soy derechohabiente desde hace 34 años.

Por esa razón solicito atención inmediata, que se me explique las razones de la ausencia de medicamentos, y el compromiso de en qué momento dispondré de éstos.

No omito comentar que hace aproximadamente cuatro años personalmente visité a José Reyes Baeza, quien en ese momento fungía como titular del Fovissste, y no pudo resolver el derecho que tengo a mi crédito de vivienda; pero no me quiero desviar por ese asunto, que por muy importante que sea no puede tener la prioridad que significan los medicamentos.

Quedo a la espera de que alguien de su equipo me envíe al correo de esta columna algún planteamiento que me informe a qué hora puedo recoger mis medicamentos.
*estudioshacendarios.clm@hotmail.com