imagotipo

Desde el sexto sol

  • Desde el sexto sol: Rocío Sesma Verde

La fe es lo que le da sentido a nuestra vida, es esa certeza que sentimos y Dios, en la Biblia, la equipara a ese viento, que no podemos ver ni controlar, pero sí sentir.

La fe es la fuerza invisible de Dios que hace que las cosas sucedan.

Es el centro de la doctrina de todas las religiones. Sin importar a qué Dios le hablamos para que escuche nuestras suplicas, siempre sentimos que hay una fuerza más allá de nosotros, que hará que todo suceda.

Y siempre tener fe en nosotros mismos y en nuestras decisiones es lo que convierte en extraordinarios los días que materializan nuestros esfuerzos en sueños cumplidos.

Pero también, en cada día del año, no solo en las fechas religiosas especiales; hay algo más que Dios nos pide aparte de tener fe; es llevar a cabo la propiciación, que significa un acuerdo entre él y nosotros sobre algo que le pidamos para nosotros o para otros, solicitando su misericordia.

Todos tenemos historias de fe y de propiciación en donde prometemos algo que es obligatorio cumplirle a Dios.

Es muy importante tenerla presente en nuestras vidas, porque la propiciación tiene el significado ritual antiguo más elevado, por ser el pacto que llevó a Cristo a sacrificarse por nosotros.

También nosotros en nuestras promesas, pactamos hacer el bien, ayudar a otros a través de nuestras acciones y luchas, porque todos, como personas, también somos parte de los acuerdos con Dios en nuestra propia religión.

Han pasado los días santos, pero el mejor día que podemos hacernos todos los días es pedir por nosotros y los otros.

@RocíoSesma