imagotipo

Desde la banca

  • Alejandro Morales

Como cada semana estimados lectores les he estado presentando biografías de grandes jugadores que son dignos de que la juventud y niñez actual los conozcan y admiren, por su trayectoria y logros dentro de nuestro futbol americano.

Manuel Ortiz Langurain, guard medio No.77 Águilas Blancas del Instituto Politécnico Nacional 1984-1988.

Compañeros de mil batallas de Carlos “Elefante” Méndez y de Gerardo Vázquez, quienes juntos hacían “inexpugnable” las diagonales de las Águilas Blancas en los años 80.

Con gran movilidad y fuerza, Manuel Ortiz Langurain era la pesadilla de las ofensivas contrarías. Seleccionado nacional en 1988 y selección ideal en ese mismo año, fue de los verdugos de Pumas en 1988 cuando los Burros Blancos se impusieron a los del pedregal en Puebla. Jugador del Año en 1988 nombramiento casi imposible para un liniero defensivo, sin embargo por su calidad y valentía Manuel Obtuvo esta distinción.

Brilló intensamente en el futbol americano semiprofesional en la LNF Máster México, actualmente realiza una gran labor como head coach de categorías infantiles en el club de futbol americano Colts de Aragón que preside exitosamente desde hace años Gabriel Rangel, Manuel fue inducido al Salón de la Fama del FBA de México en 2015, por todos los meritos mencionados.

Por lo pronto… Hasta la vista.