imagotipo

Desde la banca

  • Alejandro Morales

No cabe la menor duda de que Roberto “Tapatío” Méndez, Head Coach de los Pumas de la UNAM, ha sido el mejor head coach en los más de 120 años que México tiene de jugar este deporte, desde el lejanísimo 1896, donde se jugó el primer partido de fútbol americano en Jalapa, Veracruz, el coach Méndez fue el que propuso que el mote de sus jugadores fuera “Pumas”, ya que eran como este felino oriundo de las serranías mexicanas; veloces, ágiles y combativos. Así Pues conozcan algunos datos biográficos de este emblemático personaje.

Uno de los mejores coaches de cuantos han existido en México, es sin duda Roberto “Tapatío” Méndez, símbolo de la UNAM, que por espacio de 20 años dirigió a los Pumas en una de las épocas más significativas de este deporte en México.

Fullback de la Universidad durante los años 1936 a 1939 y capitán de éste, Méndez inició la fructífera carrera de coach en 1940, en calidad de asistente del mismo equipo, que entonces tenía de entrenador en jefe a Ernesto Agapito Navas Portugal.

Fue hasta 1942 cuando el “Tapatío” tomó la dirección de la Escuadra y la condujo a la conquista de cuatro éxitos en igual número de actuaciones: 28-7 a los Osos, 19-0 a la YMCA, 19-6 al Wachachara y 13-0 al Politécnico.

No obstante, su triunfal presentación, ese año Roberto Méndez fue reemplazado por el norteamericano Bernard Hoban en las campañas 1943 a 45. Pero desde 1946 hasta la temporada de su adiós, 1964, el Zorro de Jiquilpan, como también se le conocía a este personaje, guió al equipo azul y oro sin interrupción alguna.

En esos 20 otoños, Méndez condujo a los Pumas en 171 encuentros, con los siguientes resultados: 86 derrotas y cuatro empates, cifras en las que están incluidos los clásicos, que en antaño y en la actualidad para muchos es la fiesta principal del deporte de las tackleadas.

Por cierto, de los duelos entre los conjuntos de las máximas instituciones del país, de 1946 a 57, los felinos del pedregal ganaron ocho, perdieron siete y empataron uno. En 1958 no hubo esta clase de confrontaciones, sino hasta 1959, en que el Politécnico ya tenía dos escuadrones en liga mayor. A partir de ese año y hasta 1964 hubo tres clásicos anuales que por supuesto también dirigió el “Tapatío” Méndez.

En ese periodo, los universitarios vencieron una vez al Poli Guinda, perdieron cuatro e igualaron otra. Derrotaron al Poli Blanco en dos encuentros y sucumbieron en cuatro. Y de seis contiendas contra la selección del IPN, ambos contingentes obtuvieron tres victorias.

Por lo pronto… Hasta la vista.