imagotipo

Desde la banca

  • Alejandro Morales

Estimados lectores voy a continuar presentando a ustedes las biografías de nuestros exjugadores inducidos al Salón de la Fama del FBA de México, el pasado 25 de marzo, esta semana toca el turno a un grande de los emparrillados, una de las glorias que nos ha dado la UNAM, excelente jugador, head coach, magnifico esposo, padre, abuelo, profesionista etc.

Arturo Alonso Escobar, FB No.33 Pumas UNAM 1974-1978.

Un peso de 103 kilogramos, aunado a su determinación fuera de serie dentro del emparrillado, hicieron de Arturo Alonso una pesadilla para los defensivos rivales, ya que lo mismo bloqueaba que acarreaba el ovoide con gran efectividad.

A ley se ganó el mote de “Rinoceronte”.

Por su disciplina dentro y fuera del campo, así como su mentalidad triunfadora fue electo capitán de Cóndores en 1978, cuando saboreó las mieles de un campeonato en Liga Mayor.

Además, es poseedor de la marca de más yardas ganadas en un juego, de 191, establecida en 1977 ante el Tecnológico de Monterrey. Fue integrante de la Selección Puma en 1975, 76, 77 y 78.

Dicen que “para que la cuña apriete tiene que ser del mismo palo” y luego de su retiro, Alonso Escobar fue nombrado Head Coach de los Osos de la ENEP Acatlán, con quienes el título de la Liga Mayor de ONEFA, cortando a los Cóndores la que pudo ser una marca histórica cinco títulos consecutivos, en 1987. También como Entrenador en Jefe fue subcampeón con los Cóndores en 1995 y semifinalista con Pumas CU en 2006 y 2007.

Licenciado en Derecho, actualmente, administra el Club 33, un deportivo de su propiedad y disfruta de sus seres queridos.

Por lo pronto… Hasta la vista.