imagotipo

Desde la banca

  • Alejandro Morales

Como cada semana les damos a conocer datos biográficos de nuestras estrellas del emparrillado, de grandes jugadores de nuestro futbol americano.

Esta semana toca el turno a Luis Araiza Olmedo, HB No.34 de los Cóndores de la UNAM con quienes participó de 1988 a 1992.

Proveniente de una familia con gran arraigo en el futbol americano de México desde los años 30 hijo de Luis Araiza Franco. Luis Araiza Olmedo llega a los Cóndores de la UNA en 1988 y se adueña del primer equipo, rápido y con una gran visión de campo y con la fortaleza de un gran atleta; dueño de una gran versatilidad ya que corría, bloqueaba atrapaba pases, pateaba “jugador completo y fuera de serie”. Líder indiscutible y pieza clave para que los Cóndores de la UNAM consiguiera los campeonatos de 1990 y 1991 capitán de los aurinegros de 1992 ganador del “Casco de Oro” como “Jugador del Año en 1992, selección Puma por cinco años de 1988 hasta 1992, selección nacional de igual forma de 1988 a 1992.

Fue tan importarte y destacado su paso por los emparrillados que ha sido el único jugador al que la revista “Deporte Gráfico” y el Museo Salón de la Fama del FBA de México le dedicaron una edición especial por su brillante trayectoria sin duda un gran jugador Luis Araiza Olmedo.

Por lo pronto… Hasta la vista.