imagotipo

Desde la Banca / Alejandro Morales

  • Alejandro Morales

Sin duda, ha llegado este Súper Bowl de Oro, “50 aniversario”, del espectáculo deportivo más publicitado, difundido y por supuesto donde se manejan millones de dólares… como ya sabemos se enfrentarán los Broncos de Denver y las Panteras de Carolina.

Vamos a referirnos, esta vez a sus quarterbacks, quienes tácitamente se convierten en máximos líderes. Por un lado, Peyton Manning con antecedentes hereditarios como su padre Archie Manning, QB de los Santos, que por cierto, vinieron a México a enfrentarse a las Águilas de Filadelfia en el lejano 1978 en el Estadio Olímpico de Ciudad de los Deportes… de esta brillante prosapia, ha tenido la fuerza y voluntad de sobreponerse a muchos golpes, que han puesto en peligro su carrera, Manning, es un verdadero quarterback, coach, capaz de saber cuándo cambiar la jugada, cuando pedir un tiempo fuera, además de estar atento para mandar la jugada adecuada, es un líder nato, tiene fe emanada de su  conocimiento y destreza, sabe que los humanos, son capaces de milagros, cuando se reúnen en grupo convencidos de lograr una meta.

Por supuesto que los Broncos, tienen una de las mejores defensivas y esto también cuenta.

Las Panteras de Carolina es el equipo favorito de los apostadores profesionales, quienes pocas veces se equivocan, y uno de los aspectos, por lo que son favoritos,  es que cuentan con un sorprendente QB Cam Newton, con velocidad, destreza, extraordinario corredor y pasador quien en cualquier momento realiza un touch-down ya sea corriendo o pasando.

Como un dato anecdótico, les informamos que Cam Newton jugó en 2009 con Blinn College y perdieron un scrimmage contra el Tec de Monterrey 14-35, pero bueno mis queridos lectores esa, es otra historia, lo importante es que, si este Domingo ganan los Broncos de Denver, Peyton Manning se toga de “Inmortal” y si ganan las Panteras de Carolina, Cam Newton será un verdadero Súperman… gocen ustedes aficionados del futbol americano de éste “Súper Bowl de Oro”, gocen de un excelente partido… Por lo pronto… Hasta la vista.