imagotipo

Desde la banca | Alejandro Morales Troncoso

  • Alejandro Morales

Para comenzar este 2016 queridos lectores, les voy a presentar las biografías de dos grandes y brillantes exjugadores, que por méritos propios fueron inducidos al Museo Salón de la Fama del Futbol Americano de México, en 2015 y ellos son:

Juan Guillermo “Burguer” Orellana Suárez, C No.78 Cóndores de la UNAM

Juan Guillermo jugó intermedia con los Leones de Villa Olímpica, equipo que aportó jugadores talentosos a los Cóndores de la UNAM. El “Burguer” subió a liga mayor en 1987 con los Cóndores, convirtiéndose de inmediato en uno de los linieros más fuertes y explosivos del equipo comandado por el coach Diego García Miravete. Fue nombrado “Novato Ofensivo del Año” de los Cóndores en 1983. Guillermo fue cuatro veces campeón nacional con los Cóndores en 1983, 1984, 1985 y 1986. Esos mismos cuatro años Guillermo fue convocado a la selección Puma y también designado “Selección Ideal” de la ONEFA. El poderoso liniero con el número 78 fue una leyenda de los aurinegros no solamente por sus logros en el campo de entrenamiento y juego. “El Burguer” participó en los campeonatos nacionales de potencia (levantamiento de pesas) en su cuarto año de Liga Mayor y obtuvo el 2do. lugar nacional en su último años con los Cóndores logró el 1er. lugar para convertirse campeón nacional en levantamiento de potencia. Al concluir su elegibilidad de liga mayor Juan Guillermo fue fundador del equipo de Rugby de la UNAM, siendo campeón nacional y seleccionado nacional. Formó parte del staff de entrenadores de los Cóndores con Diego García Miravete y Juan José Sánchez.

Edgar Zapata, No.15 QB Aztecas de la UDLA.

Edgar Jugó con los Aztecas de la Universidad de las Américas Puebla y fue campeón de la Conferencia Nacional en 1991, con este campeonato ascienden a la conferencia fuerte de liga mayor del futbol americano.

Ya en la conferencia fuerte de la ONEFA en el año de 1995, obtienen nuevamente el campeonato los Aztecas, destacando la destreza y agilidad de Edgar Zapata, entre los logros más sobresalientes de este excelente quarterback, fue “Selección ideal” 1993, Edgar también tuvo el privilegio de ser seleccionado nacional en los años 1993 y 1994 donde siempre dio muestras de su gran calidad como mariscal de campo. Edgar Zapata es una de las brillantes aportaciones que los Aztecas de la UDLA ha dado al futbol americano nacional.

/arm