imagotipo

Desde la banca | Alejandro Morales Troncoso

  • Alejandro Morales

Hoy vamos a recordar al más gran Head Coach en la historia de nuestro apasionante deporte ¡Don Roberto “Tapatío” Méndez!…

Considero sin falsa modestia, que el mensaje que emitió, aquel Noviembre de 1994 en el Estadio de C.U., en su despedida hacía la eternidad e inmortalidad, podrá evocar algo de la gran personalidad y carisma de quien permaneció dirigiendo a la juventud estudiantil deportiva de la máxima casa de estudios (UNAM), por 24 años y quienes más adelante se tugaron de magníficos profesionistas útiles a la sociedad y a la Patria.

Discurso que pronuncié en el homenaje póstumo del Head Coach Roberto “Tapatío” Méndez, llevado a cabo en el estadio que lleva su nombre a un mes de su muerte.

“La universidad siente hoy la partida de uno de sus mejores hijos, ilustre ex-entrenador de esta UNAM, su generación hizo el equipo, hizo el deporte, vencieron y fueron vencidos.”

“La generación de Roberto ‘Tapatío’ Méndez hizo el equipo, con sus técnicas y con sus palabras”.

“No fue, no pudo serlo, una de esas voces que hablan bajo, que susurran halagos o murmuran intrigas. Esta voz fue una voz energética, de esas que halan en tono fuerte y en nivel alto. Una voz crítica, una voz por la historia de nuestra Universidad”.

“Joven aún, su voz adquirió prestigio del buen decir, de la frase galante, del pensamiento hondo, de la difícil facilidad de persuadirnos y emocionarnos. Alguien dijo una vez que para valorar el arte de la palabra hablada, basta con recordar a dos oradores: Sócrates y Jesucristo”.

Esta voz, desde el 13 de octubre en silencio, fue la de un motivador. La de un educador, la de un coach en el cabal significado del vocablo.

“Hoy en el término de su vida y ahora en representación de mis compañeros, en esta que fue su casa y ante la jerarquía universitaria de nuestro equipo, venimos a expresar nuestra gratitud y además nuestro compromiso de Pumas Universitarios y de amigos, para continuar su lucha, la cual se puede resumir en el hecho de que los Pumas de la UNAM del fútbol americano sigan existiendo y no se relegue…

¡Salve “Tapatío” Méndez!

Por lo pronto hasta la vista

/arm