imagotipo

Desde tierras olímpicas

  • Alberto Lati

Alberto Lati

Su ubicación no puede ser más privilegiada: a pocos metros de una maravillosa franja de playa ante el océano Atlántico y asomado directamente a un bello lago, el Parque Olímpico de Barra de Tijuca es el corazón de Río de Janeiro 2016.

Cuando a mediados del año 2012,lo recorrí por primera vez, me costaba creer que al cabo de cuatro años ahí se erigirían las 14 instalaciones para la práctica de 20 disciplinas.

La realidad es que en el convulso camino que siguió Brasil rumbo a estos Olímpicos, el complejo también llamado Cidade Olímpica logró repuntar muy bien y solamente dejó para el final una sola preocupación a los organizadores: el Centro de Tenis.

De esta última instalación que debió de haber sido concluida en diciembre de 2014 y que fue probada cuando ni siquiera había sido terminada, pueden enumerarse varias crisis; sus obras se suspendieron en abril por no cumplir con estándares de seguridad para sus trabajadores; antes tuvo huelgas por no haber pagado el finiquito a algunos de sus albañiles; apenas hace unos días experimentó un nuevo parón debido a que los propios empleados exigían un aumento, toda vez que han ejercido funciones adicionales a las originalmente pactadas.

Al margen de eso, la Cidade Olímpica ha tenido incluso tiempo para embellecerse y lucir bien en los ya inminentes juegos (lo cual, debo insistir, no es raro considerando su paradisiaca localización).

Un Parque Olímpico distinto a los de las últimas cuatro ediciones, en el sentido de que no incluye el Estadio Olímpico (otra diferencia de Río 2016, es que su escenario para las pruebas de atletismo –el Engenhao– no es el mismo que albergará las ceremonias de inauguración y clausura –Maracaná–). En Sídney 2000, Atenas 2004, Beijing 2008 y Londres 2012, ese corazón olímpico tuvo también los eventos medulares tanto a escala ceremonial (apertura) como a escala deportiva (las grandes finales de atletismo).

Por lo anterior, la Cidade Olímpica no tendrá los reflectores que anteriores parques olímpicos. Estos se dividirán mucho entre las cuatro áreas en que el Comité Organizador dividió sus sedes.

Twitter/albertolati