imagotipo

Desde tierras Olímpicas

  • Alberto Lati

Es verdad que el futbol mexicano no lleva a su mejor selección posible a Río 2016 (falta Jesús Corona que da la edad y el anhelo era contar con refuerzos mayores como Andrés Guardado o Raúl Jiménez). Pero eso resulta evidente en todas las selecciones fuertes incluso con mayor claridad que con México.

Es decir, Argentina, Portugal, Alemania, viajan a los Olímpicos con planteles mucho más mermados y menos connotados; ya porque sus mejores sub-23 estuvieron en la Eurocopa, ya porque prefirieron quedarse al inicio de la temporada con sus respectivos clubes, ya porque no tuvieron permiso para acudir a Río.

La albiceleste, por ejemplo, pudo disponer de dos de los mejores delanteros de Italia (Pablo Dybala, de la Juventus y Mauro Icardi, del Inter), aunque no contará con ellos, como tampoco con elementos como Luciano Vietto del Atlético.

Al tiempo, eran seleccionables con los lusitanos Renato Sanches (su figura adolescente ya traspasada por mucho dinero al Bayern), así como Raphael Guerreiro (uno de los mejores laterales de la Eurocopa), y otros importantes como André Gomes o William Carvalho.

Finalmente, el primer rival de México, la Mannschaft, ya oficializó su plantel este viernes y dejó claro que si los demás se quejan de ausencias, ellos lo pueden hacer en muchísimo mayor medida: de su talento que da la edad, lleva poquísimo. Ya se conocían cuatro limitantes para el seleccionador Horst Hrubesch: no eran elegibles quienes fueron a la Euro, quienes recién llegaron a un nuevo equipo, quienes tuvieran fase previa de Champions (los del Moenchelgladbach), ni más de dos jugadores por club.

Auténticos cracks como Sané, Kimmich o Weigl no están y los refuerzos mayores son de un nivel tan mediano que dudo verlos en la selección mayor de Joachim Löw (los gemelos Lars y Sven Bender, así como el delantero Nils Petersen). Para colmo, su prometedor portero Loris Karius renunció para enfocarse en ser titular con el Liverpool.

Así que ya podemos darle vueltas al plantel que dirigirá Raúl Gutiérrez en los Olímpicos, ya podemos quejarnos de la falta de planeación, ya podemos protestar porque el apoyo debió ser mayor (yo sigo sin comprender que Orbelín Pineda esté fuera). Pero seamos sinceros: muchísimo más disminuidos están las tres escuadras recién detalladas.

En específico Alemania, a la que se tiene que derrotar en el debut el 4 de agosto. El camino al oro pasa por avanzar líderes de grupo y eso solo sucederá si se supera a unos teutones que, no dudo, lucen inferiores a nuestro Tri.

Twitter/albertolati