imagotipo

Desde tierras olímpicas | Alberto Lati

  • Alberto Lati

Curioso péndulo bajo el que se comportan las pasiones futbolísticas: prohibido el término medio, refutado el equilibrio, vivimos en los extremos.

Ni México era el mayor favorito para conquistar medalla en Río de Janeiro 2016 hace unos días, ni México está abocado a fracasar en la justa olímpica tras la derrota de este viernes a manos de Japón.

Por obvio que resulte, lo primero que debe de establecerse es que en categoría restringida toda defensa de un título es más complicada, por la sencilla razón de que se acude con una nueva generación de talentos que dan la edad. Bajo tal consideración, si el Tri consiguiera subir al podio en Río 2016, sería todo un triunfo para el balompié de nuestro país, para su esquema de producción de futbolistas, porque se demostraría una supremacía con dos camadas distintas, una durabilidad en los proyectos que ya no es casual o excepcional.

Ahora bien: desde que el certamen olímpico se restringe a elementos menores de 23 años (Barcelona 1992) sólo los argentinos han repetido medalla en ediciones consecutivas (más mérito, que tanto en Atenas 2004 con Carlos Tévez como en Beijing 2008 con Lionel Messi, se colgaron oros). De ahí en fuera, toda corona ha sido abollada cuatro años más tarde.

Dicho lo anterior, Raúl Gutiérrez dispone hoy de un equipo de inmensa calidad en casi toda posición. Una vez que se definan los refuerzos mayores a 23 años (asunto polémico por haber este mismo verano Copa América Centenario y por la imposibilidad de privar a un club europeo de sus cracks por tres meses), es de esperarse un cuadro muy sólido y aspirante a todo.

Luego vienen las circunstancias: la motivación, la racha, el hilvanar buenos partidos, las revelaciones al interior del plantel, las inevitables lesiones, lo que hagan los rivales en un momento tan complejo del calendario como lo es inicios de agosto.

Se perdió con Japón en este amistoso y no cambian mis sensaciones: sí, se puede repetir el título levantado en Wembley bajo la guía de Luis Fernando Tena; no, no somos los favoritos para tal hazaña; sobre todo, nada cambia con haber caído ante los nipones a falta de cinco meses para el torneo y con un plantel en proceso de definirse.

Twitter/albertolati

/arm