imagotipo

Desde tierras olímpicas | Alberto Lati

  • Alberto Lati

Un rival con semblante de cheque al portador es siempre el mayor de los peligros para un grupo del que calificarán dos equipos.

Evidentemente me refiero a la selección de Islas Fiji, que llega con perspectivas de víctima al certamen de futbol de Río de Janeiro 2016. Representaría una inmensa sorpresa que Fiji consiguiera arañar puntos a México, Alemania o Corea del Sur. De forma tal que se desatará una lucha a tres bandos por esos dos sitios en cuartos de final.

Por ello mismo, es imprescindible ganar en el debut ante los teutones el cuatro de agosto en Salvador de Bahía. Importante establecer que si han pasado 24 años sin que un representativo europeo se cuelgue el oro, ha sido porque este certamen dejó de ser prioridad para los cuadros del Viejo Continente. Incluso estorba en su planeación y calendario.

Pensemos en Londres 2012. Gran Bretaña no llevó a Wayne Rooney, como Uruguay sí a Luis Suárez y Edinson Cavani. España no llevó a Andrés Iniesta como Brasil sí a Thiago Silva y a Neymar. Incluso, las otras dos selecciones europeas fueron Suiza y Bielorrusia, lo que evidencia que ese torneo olímpico no es su prioridad.

Alemania, jugándose una Eurocopa en junio para la cual es favorito, no convocará para Río de Janeiro 2016 a estelares; en una de esas, ni siquiera a refuerzo mayor alguno. Eso convierte en imperativo sacar tres puntos en el debut. Máxime si se considera el crecimiento sudcoreano en esta categoría, que ya le supuso el bronce en Londres 2012.

En términos de sedes, se ha evitado el pesado traslado a Manaos, en pleno corazón del Amazonas, y se podrá hacer base en la pintoresca Salvador, rincón africano de Brasil. Pelourinho, popularizado en el video de Michael Jackson de “They Don’t Care About Us”, es de los puntos más maravillosos que me tocó conocer en la inmensa geografía brasileña (además de hacer que uno se sienta en alguna ciudad de Angola o Nigeria).

El sorteo obliga a México a una soberbia primera ronda en Río 2016. Seis puntos podrían no bastar. A cuartos de final de los Olímpicos 2016 se va solo invicto.

Twitter/albertolati

/arm