imagotipo

Día de la radio y radiodifusoras indigenistas

  • Nuvia Mayorga

En el año 2011 la Conferencia General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), proclamó como el Día Mundial de la Radio, el 13 de febrero, ello porque esta fecha coincidía con la fundación de la radio de las Naciones Unidas en 1946.

En la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (Cdi), la radiodifusión ha sido una labor de gran importancia con la creación del proyecto  Radiofónico Cultural Indigenista y la puesta en operación, en 1979, de la XEZV, La voz de la Montaña, en Tlapa de Comonfort, Guerrero.

Esto con el fin de impulsar proyectos de educación en las comunidades indígenas, objetivo que se fue adecuando para responder a las necesidades de los Pueblos Indígenas, para lo cual se incorporaron entre sus fines aspectos como cubrir las necesidades de comunicación, rescate y difusión de la cultura para fomentar el desarrollo de la población indígena, propiciar y fomentar el intercambio de experiencias entre comunidades, apoyar la cohesión de las mismas, impulsar el proceso de comunicación entre ellas y promover el fortalecimiento cultural, entre otros.

En la actualidad, la Cdi tiene un total de 25 radiodifusoras, 18 de ellas transmiten en Amplitud Modulada (AM), tres en Frecuencia Modulada (FM) y cuatro más funcionan como radio escuelas. Se encuentran distribuidas en las regiones indígenas de 16 estados de la República. Emiten su programación en treinta y tres lenguas indígenas, además del español, contando con una audiencia potencial de cinco millones de radioescuchas indígenas.

Dichas estaciones se encuentran disponibles en la página de internet de la CDI http://www.cdi.gob.mx/ecosgobmx/. Hoy, también se dispone de la plataforma Ecos Indígenas (Radio virtual); que amplía esta experiencia, y se convierte en una radio eminentemente intercultural e integra a su programación el enorme acervo musical y cultural que se ha ido construyendo -en estudio y en campo- por más de tres décadas.

El actual Sistema de Radiodifusoras Culturales Indigenistas (SRCI), es un modelo de comunicación particular por la combinación de diversas características étnicas, participativas, no comerciales, educativas y culturales, entre otras características, que lo ubica como un proyecto que podría considerarse único. Estas radiodifusoras han generado y recopilado un vasto acervo fonográfico que enriquece el patrimonio cultural contenido en los acervos de la CDI y han desarrollado una programación que comprende la emisión cotidiana de avisos, música, fiestas, tradición oral, espacios infantiles, espacios dedicados a las mujeres, música regional, ritual, rock, jazz, hip hop, bolero salsa, rancheras e informativos nacionales y locales.

Concentran diversas formas de expresión que han permitido por ejemplo, rescatar el uso de la marimba en  Chiapas, impulsar y fortalecer el uso de la lengua mazahua en la región oriente de Michoacán, proporcionar informaciónpara prevenir enfermedades de transmisión sexual, disminuir los embarazos en jóvenes, prevenir la violencia y la trata de personas, entre otros temas, que en su conjunto constituyen aportes importantes para difundir la vitalidad de la cultura de los Pueblos Indígenas a la sociedad en su conjunto.

Las radiodifusoras desempeñan una función de enlace entre los indígenas que migran de sus comunidades a otras regiones del país, como a los estados del norte e incluso fuera del país, con sus familiares que permanecen en sus comunidades de origen.

Es muy relevante el papel que tienen para los avisos comunitarios mediante los que envía saludos a sus familiares que se encuentran en sitios alejados y que escuchan las radiodifusoras  vía internet.