imagotipo

Día Internacional contra la Tortura

  • Angelica de la Peña Gomez

Por Angélica de la Peña Gómez*

Hoy 26 de junio se conmemora el Día Internacional de las Naciones Unidas en Apoyo de las Víctimas de la Tortura y se publica en el Diario Oficial de la Federación la Ley General para prevenir, investigar y sancionar la tortura y otros tratos o penas crueles inhumanos o degradantes.

En este día conviene preguntarnos: ¿es justificable la tortura -incluso contra el criminal más cruel- para obtener una confesión que permita encontrar a un culpable?  La respuesta es no.

La tortura es una violación grave a los derechos humanos, sin embargo, como una apología, en los guiones cinematográficos la tortura o la ejecución extrajudicial de los villanos a manos del héroe siempre están justificados con un “lo merecían”. El “ojo por ojo y diente por diente”, sigue imperando en el ánimo de la gente y justifican estos métodos ilegales, aun cuando existala posibilidadde que la víctima sea una persona inocente.

Contundentemente señalo que la tortura es un flagelo que lo mismo se perpetra contra delincuentes que han sido aprendidos en flagrancia, que contra personas a las que provocándoles sufrimiento físico o mental, o ambos, se les hace declarar la comisión de un delito.

Hoy mismo, hay personas inocentes que están purgando una pena de privación de libertad habiéndose inculpado a sí mismas luego de sufrir diversas formas de tortura, infringidas contra su persona o cercanos.

Quienes justifican este fenómeno lo hacen desde la impotencia que provoca la desesperación y la angustia por obtener las pruebas que conduzcan al castigo de quien les ha convertido en víctimas de un crimen; o desde la búsqueda de venganza de quien ha sufrido la pérdida de un ser querido.

¿Quién comete el delito de tortura? La Ley que desde hoy está vigente en todo el país establece que lo perpetra un servidor público o cualquier particular con la autorización, el apoyo o aquiescencia de un servidor público.

¿Con qué fin? Obtener información o una confesión; investigación criminal; como medio intimidatorio, castigo personal, de coacción, medida preventiva, o por razones basadas en discriminación, o con cualquier otro fin.

¿Cuáles conductas califican como tortura? Infringir dolor o sufrimiento físico o psíquico a una persona; aquella que sea tendiente o capaz de disminuir o anular la personalidad de la víctima o su capacidad física o psicológica; o los procedimientos médicos o científicos en una persona sin su consentimiento o sin el consentimiento de quien legalmente pudiera otorgarlo.

Desde hoy la tortura es un delito que no prescribe y se castigará la cadena de mando; además, las organizaciones defensoras de derechos humanos podrán entrar a cualquier lugar donde se presuma puede haber gente detenida o presumiblemente desaparecida.

Obligará a las autoridades a formarse en ciencias criminalistas para que toda investigación se funde y se compruebe en técnicas de investigación criminal. Y aquellas confesiones obtenidas por tortura serán desestimadas por los juzgadores, quienes tendrán la obligaciónde fincar responsabilidades para que se castigue a quien resulte
responsable.

La ley contra la tortura fortalece al Mecanismo para prevenir la Tortura que está en la jurisdicción de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Hoy es un día memorable para la justicia en nuestro país, la ley que prevendrá la tortura y sancionará a los torturadores es una realidad. 

*Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado de la República

@angelicadelap