imagotipo

Día Internacional de la Lengua Materna | Nuvia Mayorga Delgado

  • Nuvia Mayorga

“El uso de las lenguas maternas en el marco de un enfoque plurilingüe es un componente esencial de la educación de calidad, que es la base para empoderar a las mujeres y a los hombres y a sus sociedades.”

Extracto del mensaje de la directora general de la UNESCO, Irina Bokova

La lengua es una de las manifestaciones de mayor importancia que integran la cultura de los diferentes pueblos. Para la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), este elemento cultural representa la existencia de valores universales que refuerzan la unidad y la cohesión de las sociedades. De acuerdo con las estimaciones realizadas a principios de este milenio, en el mundo existían poco más de siete mil lenguas, de las cuales, sin embargo, se considera que alrededor de tres mil están en riesgo de desaparecer.

Es por esta razón que la UNESCO decretó el 21 de febrero de 1999, como el Día Internacional de la Lengua Materna, que se celebra en todo el mundo para reconocer la diversidad lingüística que existe en todos los continentes.

México se encuentra entre los países que agrupan la mayor parte de los pueblos que representan esta gran riqueza, como muestran los datos registrados en la página de Etnologue, dedicada a los idiomas existentes en el mundo, que ubican a nuestro país en el sexto lugar por el número de lenguajes vivos registrados, superado solo por China, India, Nigeria, Indonesia, y Papúa Nueva Guinea. Mientras que por su número de hablantes, en el Continente Americano México ocupa el primer lugar. Con estos datos vemos que México se ubica también entre los países con mayor diversidad cultural, ya que cada idioma está asociado a una forma de ver y experimentar la vida y la cultura.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) registrados en el Censo General de Población y Vivienda de 2010, la población que se considera indígena en México es 15.7 millones; de esta población 6.6 millones (De tres años de edad y más) hablan alguna lengua indígena. Esta población hablante de lengua indígena se distribuye, según información del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali) en 11 familias, 68 agrupaciones y 364 variantes lingüísticas. Para la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (Cdi) esta clasificación es de gran importancia, ya que en la mayor parte de los casos cada agrupación lingüística se considera como equivalente a un Pueblo Indígena.

Actualmente, las condiciones de vitalidad de lingüística de México presentan un panorama heterogéneo. Existen lenguas mayoritarias como el nahua con más de dos millones de hablantes, el maya con cerca de 1.5 millones, o el zapoteco y mixteco con más de 600 mil hablantes cada una; mientras que en contraste con las minoritarias que tienen registros de una población menor a los 100 hablantes, entre los que podemos mencionar a los kiliwa, ixil, teko, ayapaneco y oluteco. Tanto aquellas que tienen un número mayor de hablantes, como aquellas cuyo número es menor, muestran distintas condiciones en cuanto a su capacidad de transmitir su uso de padres a hijos por diversas circunstancias.

Es por ello importante destacar que para el Estado mexicano, los idiomas originarios son de gran importancia, de tal forma que diversas instituciones realizan acciones en torno a los idiomas indígenas. Por ejemplo, la labor de la Cdi, que desde años atrás ha financiado diversos proyectos comunitarios y generado materiales como textos, audio y video para el fortalecimiento de la lengua materna; así como las acciones que lleva acabo el Inali y la participación de instituciones académicas de educación superior, en actividades de docencia y publicación de distintos materiales en idiomas indígenas en temas de tradición oral y en algunos casos de instrumentos jurídicos, como la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Sin embargo, cabe destacar que para fortalecer a las lenguas indígenas es necesario también vigorizar los diferentes aspectos de la cultura de los Pueblos Indígenas, y que este no es un trabajo únicamente institucional, es de los mexicanos en su conjunto. Por lo cual hacemos un llamado a la población en general para conocer y preservar la diversidad lingüística y cultural de los Pueblos Indígenas de México y asumir día a día que somos una nación pluricultural, de la que nos debemos sentir orgullosos y base esencial para nuestro desarrollo.

/arm