imagotipo

Día mundial de la vida silvestre

  • Aarón Irizar López

El próximo 3 de marzo se celebra el Día Mundial de la Vida Silvestre, proclamado en 2013 en la Asamblea General de las Naciones Unidas. La fecha se eligió para conmemorar la aprobación de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (Cites), una de las herramientas más importantes para la conservación de la biodiversidad.

La celebración de este día nos brinda la oportunidad de valorar la flora y fauna salvajes y para hacer conciencia social, particularmente entre los más jóvenes, sobre los principales problemas que atentan contra la diversidad, como la contaminación, la deforestación, el cambio climático, la caza furtiva y el tráfico de especies.

Considerado un país megadiverso, México alberga cerca del 10 por ciento de las especies registradas en el mundo, de las cuales una gran parte son endémicas. Se encuentran registradas más de 108 mil especies en el país, aunque podrían ser millones las que habitan nuestro territorio y aguas nacionales.

La riqueza biológica de nuestro país tiene un valor fundamental, no solo por su belleza y majestuosidad, sino también por su importancia para los sectores productivos y el desarrollo nacional.

Durante años los ecosistemas en nuestro país se han visto amenazados por un “progreso económico” mal entendido, que privilegiaba el incremento en la producción sobre el cuidado al medio ambiente y el hábitat. Debemos cambiar este camino y transitar hacia economías sustentables que integren el cuidado a la biodiversidad dentro de los sectores productivos, como parte fundamental para su buen funcionamiento.

Por la importancia de la biodiversidad en nuestro país, el Gobierno mexicano ha participado activamente en diversos foros multilaterales en materia de medio ambiente, conservación biológica y cambio climático, convirtiéndose en un referente internacional en la materia.

En diciembre de 2016, la ciudad de Cancún, Quintana Roo, fue el escenario para la realización de la 13a Conferencia de las Naciones Unidas sobre Biodiversidad (COP13), uno de los foros multilaterales más importantes para el cuidado y el futuro de los ecosistemas y especies del mundo.

La COP13 representó un parteaguas en la materia, ya que se logró trascender de un enfoque meramente ambiental, hacia otro que incorpora a los sectores productivos que más dependen de la biodiversidad, como parte de la solución del problema, desde una perspectiva de interdependencia y sustentabilidad.

El Día Mundial de la Vida Silvestre constituye una oportunidad más para promover la importancia del cuidado de la biodiversidad en nuestro país y en el mundo. México debe continuar con su participación activa a nivel nacional e internacional.

La pérdida del hábitat y biodiversidad son problemas mundiales que exigen la cooperación de todos los países del mundo, no obstante, las pequeñas acciones desde el ámbito local pueden ser el comienzo de grandes cambios a nivel global.

En este sentido, las comunidades locales juegan un papel fundamental para frenar el comercio ilegal de especies y para transitar hacia economías más sustentables, por ello es tan importante generar acciones que garanticen la protección y conservación de nuestros ecosistemas y biodiversidad.
* Senador de la República por Sinaloa

@AaronIrizar

https://www.facebook.com/aaron.irizarlopez