imagotipo

Días sin auto, días mejores para todos. Graciela Ortiz González

  • Graciela Ortiz

El martes 22 de septiembre, se celebró el “Día Mundial sin Auto” y en el marco de esa celebración presentamos al Pleno de la Cámara de Senadores un punto de acuerdo que suscribí junto con las senadoras Ana Lilia Herrera, Marcela Guerra y el senador Jesús Casillas, exhortando a los Congresos estatales y a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal para que se fomente la cultura del uso racional del automóvil y se promueva esa celebración en todo el país.

¿Por qué consideramos que el uso extendido y excesivo del automóvil es problema de salud pública? Lo primero que nos viene a la mente son es las emisiones de gases y calor de los autos, que contaminan el aire de nuestras ciudades, pero junto a ese van unidos otros, como la contaminación por el ruido, el estrés que provoca el quedar inmovilizados por tráfico detenido o lento en las vías más utilizadas, la mayor posibilidad de accidentes por la cantidad de autos que circulan y que se eleva año con año, para dar unos cuantos ejemplos.

Los estudios realizados por diversas instituciones y organismos mundiales y nacionales revelan datos verdaderamente alarmantes: la Organización Mundial de la Salud informa que alrededor de 1.3 millones de personas fallecen cada año por accidentes automovilísticos en carreteras y que entre 20 y 50 millones sufren traumatismos no mortales; que los accidentes de tránsito son la principal causa de defunción de jóvenes entre los 15 y los 29 años de edad; que casi la mitad de las personas que fallecen en el mundo por accidentes de tránsito son peatones, ciclistas, motociclistas, conductores o pasajeros de esos vehículos de dos ruedas.

En nuestro país, la Secretaría de Salud informa que los accidentes de tránsito son la primera causa de muerte en la población de 5 a 34 años de edad, y la segunda causa de orfandad en México.

Como consecuencia de esos accidentes, hay más de 24 mil muertes al año, 750 mil heridos graves que requieren hospitalización y más de 39 mil discapacidades anuales.

El INEGI registró en 2013 un promedio nacional de más de mil accidentes de tránsito diarios, y las entidades con mayor número de accidentes fueron Nuevo León (74 mil 112), Chihuahua (28 mil 291), Guanajuato (18 mil 194) Baja California (16 mil 920) y Distrito Federal (15 mil 742).

Las causas principales son el exceso de velocidad, el descuido o distracción, la impericia o poca experiencia en el manejo, el desconocimiento del entorno en el que se circula.

La reducción en el uso del automóvil, al menos un día al año, lleva el propósito de mostrar lo que se puede lograr para conservar el ambiente, mejorar el ánimo personal y colectivo, evitar muertes de niños y adultos mayores que según los estudios son las más expuestos a ser víctimas de accidentes de tránsito.

Como lo señalamos en el Punto de Acuerdo que propusimos, todos somos cotidianamente usuarios de la vía pública, seamos automovilistas, peatones, ciclistas, todos con el mismo derecho a desplazarnos con seguridad, tranquilidad, en un ambiente sano, con aire limpio, en armonía y con el menor riesgo posible de sufrir un accidente.

Esta iniciativa surgió en Europa en los años sesenta del siglo pasado, cuando la crisis mundial del petróleo indujo a algunos países a buscar maneras de reducir el consumo de combustibles entre sus habitantes y para ese fin prohibieron el uso de autos los domingos.

Conmemorar esa fecha en México no es una simple moda, es tomar conciencia creciente de que es un asunto de salud pública que impacta e involucra a los automovilistas y a los habitantes todos del país, sobre todo en las ciudades donde el tráfico se incrementa notablemente y detona efectos colaterales tan importantes y extendidos como los que hemos reseñado, y otros como el crecimiento acelerado de los centros urbanos que impulsan el uso intenso del automóvil para los desplazamientos necesarios a los lugares de trabajo, de educación, de mercado, etc..

Se trata, en suma, de pensar y actuar para el futuro, para la calidad de vida que deseamos para mañana, pero empezando a actuar desde el presente.

* Senadora de la República por el Estado de Chihuahua, presidenta de la Comisión de Estudios Legislativos del Senado, Sexagésima Segunda Legislatura.

graciela.ortiz.glez@gog.org.mx

Twitter:@GOrtizGlez

Facebook: graciela.ortizgonzalez